lunes, 21 de diciembre de 2015

Trenes: Expectativa por los planes del gobierno de Macri

Actualidad

Tanto desde la Unión Ferroviaria como desde Amigos del Riel aguardan por avances para el servicio Rosario-Retiro. Actualmente el viaje tiene una duración de seis horas pero el pasaje es mucho más barato que el de los omnibus.

Frente al cambio de gobierno los más de mil trabajadores de la Unión Ferroviaria Rosario esperan anuncios concretos de parte de las nuevas autoridades de la Secretaría de Transporte, lugar que hasta la victoria de Mauricio Macri ocupaba el ex intendente de Granadero Baigorria y ahora diputado nacional Alejandro Ramos. En la actualidad, los servicios de carga y pasajeros funcionan con normalidad y los salarios no se han tocado, indicó Ariel López, secretario general del sindicato en Rosario. Pero advirtió: “Estamos atentos y en alerta para no renunciar a lo logrado”.


Es que con el cambio de gobierno también se espera saber si el nuevo titular de la cartera, Guillermo Dietrich, mantendrá el proyecto de reactivación ferroviario iniciado por el gobierno anterior. Ayer declaró este funcionario que el plan no se modificará, aunque no dio más precisiones.

Uno de los puntos decisivos es la designación de un miembro del directorio de la empresa estatal que maneja los trenes luego de la salida de Guillermo Bosch. El otro indicador para confirmar si Cambiemos continuará con esta política será el final de obra para la remodelación de la doble traza del tren que une Rosario y Retiro.

La semana pasada circularon rumores acerca de que la obra estaba parada. “Hasta febrero parece que estaremos en un impasse. Espero que profundicen el proyecto. Sería un suicidio político no continuar con un servicio que es un bien del país”, agregó López sobre los rumores que las obras.

El dirigente gremial se plegó a lo señalado por el titular del sindicato a nivel nacional, Jorge Sasia. “Recuperamos muchísimo en estos años, no sólo fuentes laborales sino un sistema al servicio de toda la ciudadanía. Esto incluye recuperar trenes de pasajeros en el área metropolitana. Si se sigue con las políticas trazadas por el gobierno anterior vamos a acompañar. Si no nos tendrá a los ferroviarios en la calle para frenar un posible nuevo desguace del sistema”, indicó el titular a nivel nacional de la unión.

Desde la Asociación Rosarina Amigos del Riel se manifestaron en igual sentido: atentos a no perder el impulso ganado en los últimos años. “Son obras muy importantes que no se pueden descontinuar”, señaló uno de sus integrantes, Rolando Maggi.

El servicio

López remarcó el mejoramiento del servicio de pasajeros en Argentina. En particular, el que comenzó a funcionar en abril pasado y une Rosario con Capital Federal. “Los servicios funcionan con normalidad. Es un viaje de primera. Fue un cambio de 180 grados respecto a lo que teníamos antes”, señaló López.

El servicio Rosario-Retiro tiene paradas intermedias en San Nicolás, Zárate y Campana. Las últimas se habilitaron en junio. Sumado a esto desde Rosario también sale un servicio que une la ciudad con Córdoba (una vez por semana) y Tucumán. Los pasajes para estos dos servicios diferenciales están agotados, como es habitual en la previa a las vacaciones de verano, hasta marzo. Esto, debido al bajo costo en comparación con un traslado en micro.

El servicio de pasajeros a Retiro se inauguró en abril y hasta la fecha mantiene la misma cantidad de tiempo para llegar de un punto al otro: 6 horas aproximadamente. Tiene una capacidad máxima para 230 pasajeros y brinda 10 servicios por semana.

Según las anteriores proyecciones realizadas por el titular de Infraestructura Ferroviaria, Ariel Franetovich (hoy reemplazado por Guillermo Fiad), cuando la doble traza esté renovada en su totalidad aumentará la frecuencia y la cantidad de pasajeros: serán 104 servicios por semana y 451 pasajeros por viaje. También bajará la duración del viaje a cuatro horas. Entre esas mismas estimaciones, el servicio pasaría de vender 33 mil pasajes por año a 700 mil en el primer año y a un millón y medio de pasajes en el segundo.

La renovación total de la doble traza incluye cambiar el material rodante de 517 kilómetros. Dividido en 12 tramos es una tarea compleja que requiere montar varios obradores. Para ejecutarla se lanzaron 11 licitaciones en las que ofertaron un centenar de empresas. La segunda renovación que se licitó este año fue para el ramal de Rosario a Córdoba. El primer tramo licitado fue hasta Tortugas, localidad hasta donde llega la doble traza. Fuentes de Nación consultadas por este diario indicaron que todavía están desembarcando los nuevos funcionarios en la repartición y en breve se sabrá el estado de las obras.

Guiño al futuro

El nuevo secretario de Transporte, Guillermo Dietrich, fue designado por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y a principios de mes se reunió con el ex ministro Florencio Randazzo para coordinar el traspaso de gestión.

En ese encuentro, Randazzo entregó a Dietrich el balance de la gestión 2014-2015 y el Plan Quinquenal Ferroviario que contiene objetivos trazados hasta 2030.

“La intención es que esta renovación ferroviaria, la más importante de los últimos 60 años, no se detenga por el hecho de que haya un cambio de gobierno. La planificación de largo plazo es la garantía de consolidación de las políticas de Estado, y sin lugar a dudas la recuperación ferroviaria”, indicó el ministro saliente.

Ayer el ministro Dietrich indicó que continuará con la recuperación del tren pero no dio más precisiones sobre cuáles serán los puntos en común con el diseño trazado por el kirchnerismo. Fuente: El Ciudadano