lunes, 27 de julio de 2020

Después la culpa la tiene el tren

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

El vídeo que mostramos en esta nota demuestra bien a las claras la imprudencia, la falta de valor por la vida (propia y la de los demás) que tienen algunos choferes de automotores (cualquiera sea su tipo) con eso de siempre querer ganarle al tren. Algunas veces ganan, y otras pierden, cuando sucede esto última, seguramente, les va la vida del que maneja y de los acompañantes.


Casi todos los días vemos en los diarios del país accidentes en los pasos a nivel, generalmente siendo el culpable los choferes de automotores, pero esos medios periodísticos siempre expresan en sus títulos de portada o en la nota que publican, como: "Un tren chocó a un vehículo"; "Arrolló", "Embistió", etc. quedando la sensación de que el medio de transporte ferroviario fue el culpable del mismo, cuando todos sabemos que el tren va por una vía donde le es imposible poder esquivar al infractor. Son muy pocas las veces que esos mismos diarios, revistas, radio o TV expresan: "El irresponsable del conductor de tal vehículos automotor produjo el accidente tal o cual".

Vídeo crédito a quién corresponda. Notar que la persona que filma está estacionado en un automóvil esperando el paso del tren como corresponde

Lo que muestra el vídeo, ocurrió el día domingo 26 de Julio a las 14:43 horas cuando el tren Nro. 5004 de la empresa Trenes Argentinos Cargas circulaba por el paso a nivel de la Ruta Provincial 329 de la comuna de Monteagudo (Provincia de Tucumán), observando que el conductor de la formación ferroviaria prácticamente se prende de la bocina y con las luces reglamentarias encendidas (como debe ser), donde no pasaría desapercibido por ningún chofer de vehículo automotor, menos para el irresponsable de ese camión. No hubo un accidente de milagro.

Es triste observar como un chofer (con carné de conducir profesional) cometa semejante barbaridad. Lamentablemente, no es el único.