lunes, 25 de noviembre de 2019

Posadas: Grave desidia: la estación de trenes no tiene agua potable

Actualidad

Los trabajadores ya realizaron diversos reclamos ante las autoridades de la Dirección Nacional de Migraciones, pero se dejó en claro que la responsabilidad es del operador de la empresa.

En enero de 2020 se cumplirán cinco años desde que se inauguró el funcionamiento del tren binacional entre esta ciudad y Encarnación. Sin embargo, en todo este tiempo, las autoridades y el Grupo Z que explota este negocio no han conectado el agua potable en la precaria edificación situada en la costanera.

Los empleados que pasan casi doce horas al día en el lugar, los usuarios que circulan diariamente, el personal de la empresa y todo el que pretenda usar las instalaciones, no podrá acceder al agua potable, salvo el agua que se compra en bidones por pedido de los empleados exclusivamente.

Pensar en este déficit con las altas temperaturas de estos meses y la cuestión sanitaria cotidiana, resulta grave e increíble.


El agua que se utiliza para otras tareas de higiene, en el baño, para lavarse las manos, o cualquier otra actividad, proviene directamente del río, según confirmó el delegado de ATE Migraciones, Martín Ayala. Esa agua no tendría tratamiento ni control de ningún tipo.

La situación vergonzante ya fue puesta en reclamo ante las autoridades de la Dirección Nacional de Migraciones pero se dejó en claro que la responsabilidad es del operador de la empresa: el Grupo Z.

Los trabajadores elevaron muchas veces el reclamo sin obtener respuestas. En conversación con el programa Primera Plana por FM de las Misiones 89.3, al analizar las condiciones laborales en Migraciones, Ayala admitió que no cuentan con una conexión de agua potable.

“Esa realidad la hemos planteado hace un montón de tiempo a la Dirección Nacional de Migraciones”, dijo.

Se quejó porque la empresa sólo prioriza la ganancia económica pero es un servicio público que debe tener condiciones mínimas para que la gente pueda esperar sin padecer ninguna necesidad.

Ayala aclaró que en toda la estación no existe el líquido vital al acceso de la gente: “El agua que hay es la que viene del río que está al costado. Eso no se previó nunca”.

“Nosotros seguimos hablando con la empresa. Nos parece importante tener en cuenta ese tipo de cuestiones no solo la ganancia empresarial”, enfatizó el dirigente de la ATE.

Admitió que la conexión “tendría que ser obligatoria” en este tipo de servicios y recordó que al principio no había agua ni siquiera para tomar: “Nosotros hablamos con los compañeros y se subsanó (para beber) con los bidones de agua. Pero el tema es cuando vas al baño, cuando te lavas las manos, no existe agua de red”, se lamentó.

Cabe recordar que no el primer cuestionamiento al Grupo Z por el servicio de trenes. En la economización, decidieron no pagarle los adicionales al personal de Aduanas y Migraciones para cubrir los fines de semana y feriados, por lo tanto esos días no tienen tren internacional.

A casi cinco años de concesión, la empresa tampoco invirtió en mejorar las instalaciones de la estación en la cabecera misionera, especialmente para los días de lluvia o de intenso calor.

Cabe recordar que el Grupo Z también percibe jugosos subsidios nacionales por este servicio. Sin embargo, como es su costumbre, no invierte ni en el agua.PrimeraEdición.com