viernes, 24 de octubre de 2014

Junín: No cesan las dificultades para los pasajeros del tren de Ferrobaires

Actualidad

El miércoles a la noche, la formación que los trasladaba desde Retiro a Junín se descompuso en Hurlingham y estuvieron tres horas varados. Llegaron a esta ciudad ayer a la madrugada.

El tren de pasajeros que une las terminales de Junín y Retiro no deja de sumar problemas. Esta vez, fallas mecánicas en la locomotora lo dejaron parado casi tres horas en inmediaciones de la estación de Hurlingham cuando la formación se trasladaba desde la estación porteña a esta ciudad.

Al parecer, el transporte salió de Buenos Aires con dos máquinas y, al llegar a Hurlingham, la que había sido utilizada como medio de locomoción tuvo un desperfecto que le impidió continuar. Para colmo, la otra acusaba problemas en el sistema de frenos, lo que convertía el panorama en un mar de incógnitas.


Al cabo de tres horas de deliberaciones, en las que incluso se barajó la posibilidad de que los usuarios fueran reubicados en colectivos que los llevasen a sus respectivos destinos, se decidió realizar el cambio de locomotora y se retomó el viaje con dirección a suelo juninense. El tren piso territorio local a la 1.45 de ayer, casi ocho horas después de haber partido desde los andenes capitalinos.

El lunes, el tren ya había sido protagonista de otro hecho desafortunado, aunque esa vez no se trató de un desperfecto mecánico sino de un hecho que pudo haber terminado en una verdadera tragedia.

Mientras se dirigía rumbo a la terminal capitalina, la formación embistió a un automóvil a la altura de la localidad de Rawson.


Juninenses que formaban parte de la tripulación del transporte indicaron que la colisión se habría producido como consecuencia de un desperfecto del coche, problema que su dueño no pudo solucionar a tiempo  y que lo obligó a bajarse del vehículo antes de ser atropellado por la locomotora. DiarioDemocracia