miércoles, 14 de noviembre de 2018

La prórroga por un año más por la concesión de las Líneas de Subte, tiene en la legislatura la negativa del arco opositor

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

En el día de ayer, CRÓNICA FERROVIARIA publicó una nota titulada "Rodríguez Larreta extendería por un año más la concesión de las Líneas de Subte y Premetro a la empresa Metrovías", en la que informamos que parecería ser que el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires estaría reticente en que el llamado a licitación para la nueva concesión de las Líneas de Subte y Premetro se lleve a cabo.

También dijimos que el proyecto de ley para extender la concesión fue enviado a la Legislatura la semana pasada, y se espera que en los próximos días el oficialismo le dé luz verde. La principal razón de esta prórroga es que no se han cumplido con los plazos previstos para la nueva licitación. O sea, desde el 2015 que no se cumplen los plazos.

Estación Lima de la Línea "A" de Subte

La oposición en contra del proyecto de ley que extiende la concesión

En la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la oposición a dicho proyecto de ley votaría en forma conjunta en contra del mismo.

El Legislador por el GEN, Sergio Abrevaya, expresó que "es evidente el fracaso del G.C.B.A.en el proceso licitatorio de las Líneas de Subte y Premetro. Ante el nuevo pedido de prórroga de 1 año a la cuestionada empresa Metrovías S.A., presenté junto a la legisladora María Rosa Muiños, un proyecto de ley para que la concesión pase a manos de AUSA con control de SBASE". Este proyecto de ley fue publicado en CRÓNICA FERROVIARIA con nota de fecha 08 de Noviembre pasado.

Por su parte, Abrevaya destacó a Infobae que "no tenemos garantía de que la nueva concesión se concrete finalmente. Metrovías, que también compite por la nueva licitación, podría tener observaciones si ganara". "Es un contrato que se ha convertido en polémico", indicó en referencia a la presunta vinculación del grupo Roggio, dueño de Metrovías, en la conocida causa de los cuadernos de la corrupción en la que Aldo Roggio (titular de la empresa) es un imputado arrepentido.

Para María Inés Gorbea, del bloque Evolución, expresó a Infobae que el pedido muestra improvisación por parte de la actual gestión: "No se explica cómo no llegaron a noviembre. Cuando vino el ministro [de Desarrollo Urbano, Franco Moccia] a explicar el presupuesto le pregunté por el subte; no iba a ser cosa que pasara lo del año pasado y ahora, pasó. Nosotros presentamos en 2017 un proyecto para que volviera a manos de SBASE y vamos a insistir. Creemos que el subte tiene que ser operado por la Ciudad". Los bloques de izquierda tampoco apoyarán el pedido oficial.

Seguramente, dicho proyecto de ley presentado por Cambiemos no tendrá problema de poder pasar victorioso por la Legislatura, ya que cuenta con 34 legisladores y se necesitan para avanzar con la prórroga solamente 31 votos a favor.

3 comentarios:

  1. Pueden hacerse críticas legítimas al planteo de la extensión de la concesión de Metrovías. Claramente es una muestra de la falta de preparación de SBASE para llevar adelante el proceso licitatorio para la concesión del subte. Por admisión de la propia empresa, a ella y a su equipo técnico de asesores les cuesta examinar los planes técnicos presentados por los distintos oferentes.

    Ahora bien, los planteos de la oposición son absurdos e ideológicos y sin saber nada del tema van en el mismo sentido: hacia la estatización del servicio. Si SBASE que es la empresa estatal más vinculada con el servicio no puede ni siquiera evaluar los planes técnicos que le han sido presentados y claramente ha cometido errores serios a la hora de realizar las obras de infraestructura su cargo o adquirir material rodante (caso coches CAF usados) ¿cómo puede pretenderse que esa empresa se haga cargo del servicio por sí?. No tiene ni el conocimiento técnico ni los expertos necesarios para ello. Mucho menos puede hacerlo AUSA, que ni siquiera tiene relación alguna con la administración del subte o con servicio ferroviario alguno.

    El servicio de subte está en estado de colapso. La gestión de Metrovías es pésima. Prueba de ello son el estado de la línea E y la operación deficiente de las demás líneas, los distintos problemas con escaleras mecánicas, elevadores, la falta de aseo en general de las estaciones, etc. El modo de lograr más o menos rápido una gestión profesional del servicio es convocando a operadores experimentados. Es posible que a futuro de la interacción con ellos SBASE logre formar personal especializado que a la finalización de la concesión puede hacerse cargo por sí del servicio. Pero esto es la Argentina y es mucho más probable que SBASE se transforme en ese caso en algo parecido a Aerolíneas Argentinas (un barril sin fondo) que en una empresa estatal eficiente.

    Comentador Ferroviario

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con que el subte vuelva a ser operado directamente por su propietario, el estado ciudadano en este caso. Sea AUSA, sea SBASE, lo importante es que sea el Estado. Los intereses de una empresa privada son muy distintos a los de una empresa estatal, por no decir opuestos.

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.