Mostrando entradas con la etiqueta Llamado a Licitación concesión de las Líneas de Subte. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Llamado a Licitación concesión de las Líneas de Subte. Mostrar todas las entradas

miércoles, 19 de febrero de 2020

Metrovías: Ganancias récord, aunque menos gente viajó en subte durante el año 2019

Actualidad

Durante 2019 tuvo beneficios por $721,8 millones, con una suba del 256% contra el año anterior. La cantidad de usuarios cayó 4% en ese mismo lapso.

La firma Metrovías, actual concesionaria -con contrato vencido- del subte porteño arrancó este 2020 con motivos para festejar: no sólo se quedó sin competidoras para conseguir nuevamente la licitación sino que también informó ganancias extraordinarias en su balance 2019 a pesar de que cayó el número de pasajeros transportados.


Así lo comunicó la firma, que es parte del Grupo Benito Roggio, en la memoria de su último balance cerrado en diciembre pasado: “El ejercicio iniciado el 1 de enero de 2019 y finalizado el 31 de diciembre de 2019 arrojó una ganancia neta de $721,8 millones en comparación a la ganancia neta de $86,4 millones, registrada en el ejercicio anterior. El resultado operativo de la Sociedad refleja un incremento respecto del mismo período del ejercicio anterior del 256,81%. Si bien el nivel de pasajeros transportados ha disminuido respecto del año anterior en un 4,03% atribuible al contexto económico que está atravesando el país, el incremento registrado en el resultado operativo respecto del año anterior responde a que durante todo el año anterior y en mayor medida en el segundo semestre del año pasado la Sociedad registró ciertos costos o amortizaciones aceleradas asociadas a la finalización del Acuerdo de Operación y Mantenimiento (AOM) producto del llamado a Licitación para la operación del servicio de Subte”.

Tal como indica la compañía, durante el año pasado los pasajeros pagos transportados ascendieron a 353,03 millones, un 4,03% menos que durante el ejercicio anterior y los pasajeros totales transportados (incluyendo combinaciones y franquicias) ascendieron a 503,01 millones, lo que representa una disminución del 2,69% respecto del año anterior. Por ende, las ganancias extraordinarias conseguidas por Metrovias están atadas al ingreso de dinero relacionado al contrato que mantiene con la Ciudad de Buenos Aires.

En concepto de aporte estatal (subsidio/fomento) por el año 2019, la Sociedad percibió por el mismo concepto y hasta la fecha de cierre $384,9 millones por el mes de enero, $382,9 millones por el mes de febrero, $327,9 millones por marzo, $499,2 millones por el mes de abril, $369 millones por mayo, $632,2 millones por el mes de junio, $482,9 millones por el mes de julio, $503,6 millones por el mes de agosto, $532,7 millones por el mes de septiembre, $564,1 millones en octubre, $575,5 millones en el mes de noviembre y $901,9 en diciembre. En total la firma recibió $6.156,8 millones.

Por 2020 la Sociedad percibió por el mismo concepto y hasta la fecha de cierre de los presentes Estados Financieros Individuales, $686,4 millones por el mes de enero que incluye $20 millones de recupero de costos relacionados con el programa de gestión de asbesto de la Flota Mitsubishi y $22,4 millones por incremento salarial a cuenta de futuras paritarias determinado por el Decreto PEN 14/2020.

Justamente respecto de los coches con asbesto que tanta polémica causaron ya que este es considerado un material cancerígeno, desde la firma explican que están llevando adelante un programa de “desasbestización” de la flota, pero en la vereda de enfrente los metrodelegados están solicitando la compra de nuevos coches, caso contrario comenzarían medidas de fuerza que afectarían el funcionamiento del servicio en las próximas semanas.

Finalmente en lo que se refiere a la concesión por el momento no hay novedades concretas, pero desde Metrovías se esperanzan con renovar el contrato de AOM por 12 años ya que recientemente se retiraron de la puja Keolis y la también francesa Ratp DEV.

Por esto, Metrovías recibió otra prórroga para continuar operando, ya que de lo contrario a fin de año el servicio hubiera quedado paralizado. Esta es la tercera extensión otorgada y el contrato formal con el Gobierno de la Ciudad lleva vencido dos años.Fuente: Ámbito

martes, 18 de febrero de 2020

Subte: Metrovías se aseguró seguir con la concesión

Actualidad

La sorpresiva decisión de Keolis de abandonar la competencia por la concesión del subterráneo porteño, dejó a Metrovías, el operador actual, como único oferente en la licitación. Lo que evalúa ahora el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires es qué camino seguir. Puede declarar como ganador a Metrovías, llamar a una nueva licitación o hacerse cargo de los servicios.

En cualquiera de las dos primeras alternativas, Metrovías se asegura seguir con la concesión que tiene a su cargo desde 1993. Si triunfa en esta licitación, agregará otros 12 años que podrían extenderse por 3 más.

Y si la decisión fuera declarar desierta la licitación y llamar a una nueva, Metrovías seguiría a cargo de la concesión hasta que ese proceso finalice.

Esto es lo que rige en la actualidad, dado que el 30 de diciembre pasado, por la firma de una adenda al contrato de operación, se le otorgó a la firma del grupo Roggio la extensión automática de la concesión hasta la designación de un nuevo operador. De lo contrario el último día de 2019 se hubieran caído los servicios, porque vencía la última prórroga.


Claro que además está siempre latente la posibilidad de que la empresa gane un nuevo concurso, si lo hubiera. Lo que parece improbable, según confiaron a Ámbito Financiero fuentes allegadas a este proceso, es que el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta decida hacerse cargo de los servicios del subte. La decisión política es no avanzar en una estatización, aseguran.

Así, por una u otra forma, Metrovías seguirá manejando el subterráneo por un tiempo más. El plazo exacto dependerá de cuál sea la decisión que se tome a partir de la decisión de Keolis de desertar.

Esta empresa (una alianza entre la operadora del Metro de Lyon y la Corporación América, del empresario Eduardo Eurnekián) había ganado la oferta técnica y faltaba ahora conocer la propuesta económica.

Pero el viernes a última hora emitió un comunicado avisando que no seguía. “Keolis le informó oficialmente a SBASE y a sus socios en el consorcio, Helport y Transport for London, que no continuará como oferente en la licitación por la operación y mantenimiento del subte y premetro de la Ciudad de Buenos Aires”, informó. La razón fueron las cambiantes condiciones económicas del país y las sucesivas demoras en el proceso de licitación que debería haberse definido a fines de 2018.Ámbito.com

lunes, 10 de febrero de 2020

Con Metrovías como única oferente de la nueva concesión, hay cinco proyectos para estatizar el subte

Actualidad

La empresa francesa Keolis desistió de participar en el proceso licitatorio. Metrovías está desde 1993 a cargo de la red.

Metrovías, que opera el servicio de subterráneos de la ciudad de Buenos Aires desde 1993, es la única oferente para quedarse otra vez con la concesión por entre 12 y 15 años. El Grupo Roggio se quedó sin competencia luego del abandono de la francesa Keolis.

En la Legislatura porteña existen cinco proyectos de ley vigentes a la fecha, que fueron presentados por varios bloques opositores, que proponen, con variantes, trasladar la operación de la red al Estado.


“El transporte subterráneo de la ciudad no puede ser visto como un negocio, sino como un servicio que respete derechos fundamentales que el Estado debe garantizar, como la seguridad”, dijo a Télam Lorena Pokoik, coautora del proyecto presentado por el FdT en noviembre de 2018, que propone una “reestatización bajo el control de los trabajadores y usuarios”.

En esta propuesta, Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (Sbase) sería la operadora del servicio y tendría un directorio conformado por 10 miembros: cinco del Poder Ejecutivo porteño, dos representantes de los trabajadores, dos de los usuarios y uno designado por la Legislatura de la Ciudad.

Inés Gorbea, de la UCR, es autora de otro proyecto que fue presentado en mayo de 2019 y plantea que la operación y el mantenimiento del subte sean prestados “exclusivamente por el Poder Ejecutivo a través de Sbase”.

El Frente de Izquierda presentó en mayo un proyecto de ley para que el subte sea controlado y gestionado por sus trabajadores y usuarios a través de un nuevo organismo: Subterráneos del Estado de Buenos Aires (SEBA), que reemplazaría a Sbase.

En un sentido similar, la legisladora Marta Martínez, de Autodeterminación y Libertad, presentó en agosto de 2019 un proyecto para un “subte público dirigido por trabajadores y usuarios” en el ámbito del Ministerio de Desarrollo Urbano de la Ciudad y con tres expertos de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires.

El legislador Sergio Abrevaya, del GEN, presentó por su parte un proyecto de ley que otorga la concesión del subte a la empresa Autopistas Urbanas Sociedad Anónima (AUSA), cuyo accionista principal es el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y que administra, desde 2009, la red de autopistas porteñas y los puentes de conexión con la provincia.

La empresa francesa Keolis comunicó que se baja de la licitación pública nacional e internacional para concesionar el subte porteño por hasta 15 años. De este modo, la única firma en competencia es el Grupo Roggio (Metrovías), que gestiona el servicio desde 1994.

Keolis le informó oficialmente este viernes 31 de enero a la empresa estatal Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) y a sus socios en el consorcio, Helport y Transport for London, que “no continuará como oferente en la licitación por la operación y mantenimiento” del subte y premetro de la Ciudad.

Keolis agradece en un comunicado a sus socios Helport y Transport for London por la excelencia de sus equipos y “espera poder volver a trabajar con ellos en el futuro”. También valoran “el profesionalismo de SBASE y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a lo largo de todo el proceso”.

Los ejes de su presentación habían sido “la innovación tecnológica y la capacitación” para asegurar a los usuarios una mejora en el servicio, según el titular de Keolis, Clement Michel, consigna Perfil. “Tenemos acceso a trenes de velocidad, a innovaciones de internet y capacidad para acceder a los avances de la división de investigación y desarrollo”, había argumentado en su presentación Michel.

Que Metrovías sea la única empresa en competencia por la licitación fue recibido de forma negativa por la oposición porteña.

“Ahora con el retiro de Keolis -la segunda empresa que se retira a esta licitación- parece quedar nuevamente el camino allanado para Metrovías para que siga gestionando de manera ineficiente”, advirtió la legisladora del Frente de Todos, Claudia Neira.

La legisladora Laura Velazco (FDT) indicó que el hecho de “que Metrovias haya quedado como única oferente del servicio por un período de 12 años -prorrogable a 15- nos preocupa porque en 24 años han sido muchos los incumplimientos en inversión, eficiencia y seguridad en el servicio. Tenemos una red de subterráneos que creció poco en ampliación y frecuencia. Líneas de la zona sur donde se padece cotidianamente el viaje en hora pico, equipamiento para renovar los trenes que se compró sin adecuar a las vías o con peligrosidad de contaminación por asbesto como en la línea B”.

La legisladora del FIT Alejandrina Barry remarcó que “queda nuevamente en esta licitación una empresa enormemente cuestionada. Roggio esta comprobado que recibía coimas, han impuesto un tarifazo que nosotros logramos frenar por un tiempo mediante una medida judicial, pero que luego la justicia falló a favor. Mientras tanto, no se invierte y el pueblo trabajador sigue viajando como ganado”, consigna Página 12. “La denuncia de los trabajadores sobre la presencia de asbesto sería una causa para que no se le pueda volver a dar la concesión. Con Myriam Bregman impulsamos en la legislatura un proyecto para que el subte sea estatizado y controlado por sus trabajadores”, advirtió.PuraCiudad.com

lunes, 16 de diciembre de 2019

La empresa francesa RATP se retira de la concesión de las Líneas de Subte y Premetro

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

Debido a los problemas del contexto actual macroeconómico cambiante de la Argentina, la empresa Compañía Autónoma de los Transporte Parisinos decidió no asignar más recursos ni técnicos ni financieros a la licitación, debido a "las condiciones han cambiado significativamente desde la presentación de la oferta el 14 de Agosto de 2018, especialmente por las medidas de control de cambios que se han venido tomando".


"Como consecuencia de la inestabilidad e imprevisibilidad económica del país, RATP Dev emprendió una revaluación de los riesgos asociados. Esos riesgos financieros ya no se encuentran dentro de lo que la empresa considera límites razonables", expresaron.

Por lo tanto, la compañía francesa asegura que los riesgos asociados a la operación "ya no se encuentran dentro de lo que la empresa considera límites razonables".

lunes, 25 de noviembre de 2019

Roggio y Eurnekian juegan fuerte en la recta final de la licitación del subte

Actualidad

A casi un mes de que expire la última prórroga otorgada por la Legislatura y en medio de crecientes versiones de una cercana definición que se perfilaría favorable para Metrovías -la actual concesionaria que controla el grupo Roggio-, la prolongada y polémica licitación para reprivatizar la operación de los subtes y el premetro vuelve a poner en la mira a la administración porteña de Horacio Rodríguez Larreta.

Además de tener que afrontar el costo político de volver a dejar en manos privadas la prestación de un servicio público esencial para la ciudad, Rodríguez Larreta también tiene que dar respuesta a un nuevo problema que no había sido tenido en cuenta en el pliego licitatorio y que implicará una mayor compensación económica para el futuro concesionario: la eliminación del asbesto, el material cancerígeno detectado en la flota de coches de las líneas B y C que los metrodelegados ya llevaron a Justicia.


En los papeles, los que están en carrera para quedarse con la nueva concesión de los subtes son tres consorcios: Metrovías, asociada a la ferroviaria alemana Deutsche Bahn; Helport (del grupo Eurnekian) junto las operadoras de los metros de Lyon (Keolis) y Londres (TFL); y la sociedad conformada por RATP (la concesionaria del subte de París) y el fabricante francés de trenes Alstom.

Sin embargo, a juzgar por los indicios que han comenzado a trascender del lado oficial y los recientes movimientos de los oferentes, los que llegarían con más chances a la recta final serían los consorcios que encabezan Roggio y Eurnekian.

Es más, según quienes conocen el paño y los entretelones de la licitación, Metrovías le estaría sacando una ventaja clave a la UTE de Eurnekian en los puntajes de la evaluación de antecedentes y propuesta técnica.

Esa diferencia dejaría al grupo de Roggio mejor posicionado para la segunda instancia de apertura de las ofertas económicas, en la que no necesariamente debe ganar el consorcio que presente la propuesta más baja. Según las reglas de juego, la selección del ganador se efectuará mediante la utilización de una fórmula polinómica que toma en cuenta tanto la calificación de los aspectos técnicos como la remuneración económica solicitada a la Ciudad para la operación y el mantenimiento de los subtes.

Por los indicios que trascienden del lado oficial y los recientes movimientos de los oferentes, los grupos que llegarían con más chances a la recta final de la licitación serían los consorcios que encabezan Roggio y Eurnekian.

Si las ofertas económicas son muy parejas, Roggio ganaría la pulseada por su calificación técnica. En cambio, si el subsidio pedido por el grupo de Eurnekian es sustancialmente más bajo que el de Metrovías, entonces el triunfo quedaría para el dueño de Aeropuertos Argentina 2000.

A diferencia de sus competidores, Metrovías ha afrontado el proceso licitatorio con un elemento relevante a su favor. Se trata del conocimiento y la experiencia acumulados en el manejo y control del subte a lo largo de 25 años de operación del servicio. Ese factor explicaría el hecho de que su oferta haya sido la más voluminosa de todas con documentaciones y planos que no figuran en las propuestas de los contrincantes.

Ante los rumores de que podría quedar relegado, el consorcio de Eurnekian, Keolis y TFL salió a desplegar una doble jugada para hacer valer su oferta.

Una de las movidas fue pública y consistió en traer al país al CEO de Keolis para América Latina, Clement Michel, y a la directora de Operaciones Internacionales de TFL, Helen Murphy, para que salieran en los principales medios gráficos explicando los alcances y bondades del plan técnico-operativo propuesto para los subtes de Buenos Aires.

La otra, en cambio, fue más silenciosa y consistió en una acción de lobby ante el círculo más cercano al jefe de Gobierno porteño a cargo de un exintegrante del directorio de AA2000 que tiene llegada directa al presidente electo, Alberto Fernández, y que se encamina a formar parte de su gabinete. Se trata de Rafael Bielsa (el autor del libro presentado recientemente Lawfare, guerra judicial-mediática, desde el primer centenario hasta Cristina Fernández de Kirchner y posible funcionario del área de Cultural). Así se les hicieron llegar a los funcionarios porteños una serie de consideraciones para que no pasaran por alto la oferta del consorcio de Eurnekian.

Iniciada a comienzos de 2018, la licitación para reprivatizar la concesión de los subtes acumula un marcado retraso en medio de sucesivas prórrogas al contrato de la actual operadora Metrovías, cuya fecha original de vencimiento era diciembre de 2017.

Todo indica ahora que la decisión sobre el nuevo operador del subterráneo de Buenos Aires saldría a la luz antes de fin de año.

Tras la presentación de las ofertas concretada en agosto del año pasado, el Gobierno local había anunciado que antes de finalizar 2018 iba a conocerse al ganador. Pero cuando llegó ese momento, la administración de Rodríguez Larreta se vio obligada a gestionar otra prórroga para Metrovías debido a las demoras y complicaciones registradas en la evaluación de los antecedentes y las propuestas técnicas de los oferentes.

Una nueva promesa oficial de definición del ganador antes de las PASO también quedó en el camino por los avatares políticos del macrismo y el agravamiento de la situación económica. Ahora, todo indicaría que la decisión sobre el nuevo operador saldría a la luz antes del 31 de diciembre.

Si se cumplen los plazos que barajan los funcionarios locales, la comisión evaluadora de las ofertas (que integran representantes del Gobierno de la Ciudad, del ministerio de Hacienda, del ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte y la estatal SBASE, con el asesoramiento del Metro de Barcelona y de la Cátedra de Transporte de la Universidad de San Martín) daría a conocer en los próximos días cuáles son los oferentes que califican con los puntajes necesarios para pasar a la segunda instancia, la de apertura de las ofertas económicas.

Si no aparecen impugnaciones, los sobres económicos se abrirían en la segunda quincena de diciembre y a los pocos días se conocería al ganador.

La intención del gobierno porteño es llegar a fin de año con un nuevo concesionario ya elegido para no tener que solicitar una nueva prórroga a la Legislatura.

Según las reglas licitatorias, la nueva concesión se extenderá por 15 años, quedando todas las inversiones en expansión de la red, incorporación de escaleras mecánicas y compras de equipos ferroviarios a cargo del gobierno local.

Si el triunfador es Roggio, los funcionarios locales estiman que la entrada en vigencia del nuevo contrato se instrumentará en forma rápida y sin mayores complicaciones. En tanto, si la concesión queda para Eurnekian o eventualmente para la sociedad Alstom-RATP, el traspaso de la red de subte demandaría un período de transición no inferior a los 90 días, para lo cual sería necesaria una nueva extensión contractual acotada para Metrovías.

Según las reglas licitatorias, la nueva concesión se extenderá por 15 años, quedando todas las inversiones en expansión de la red, incorporación de escaleras mecánicas y compras de equipos ferroviarios a cargo del gobierno local.

A diferencia del actual contrato, que data de 1994, el nuevo operador no recibirá un subsidio mensual fijo por la prestación de los servicios. Pasará a cobrar una compensación variable en función de la cantidad de kilómetros que recorran las formaciones en el marco de frecuencias mínimas y obligatorias que fijará la estatal SBASE.

Además de ese desembolso por “coche kilómetro recorrido”, el nuevo contrato prevé una serie de premios y castigos económicos para el concesionario que estarán atados -entre otros ítems- a la calidad del servicio, las frecuencias, las mejoras tecnológicas, la comunicación a los usuarios y la limpieza de estaciones.

En tanto, por el lado gremial aparecen dos cuestiones que el gobierno porteño no tuvo en cuenta en la licitación y que ya están planteando situaciones conflictivas con los Metrodelegados.

La primera, es la problemática generada por la presencia de asbesto en los coches en servicio de las líneas B y C. Para los Metrodelegados, el programa de “desasbestización” que pusieron en marcha Metrovías y el Gobierno local resulta parcial e insuficiente. Por ese motivo comenzaron a adoptar medidas de fuerza y llevaron el tema a la Justicia con el fin de obtener un amparo que obligue a la Ciudad a retirar todas las piezas y equipos con amianto y a adquirir trenes nuevos para reemplazar a las formaciones que contienen el componente cancerígeno.

La segunda cuestión se vincula con el reclamo económico que se viene por la finalización de la relación laboral con Metrovías.

Los sindicalistas del subte consideran que, al pasar a depender de un nuevo concesionario, con un contrato que arranca desde cero, los trabajadores tendrían que recibir una indemnización por el cambio de empleador. En ese sentido, sostienen que en el caso de que no sea reconocida por la empresa saliente, esa exigencia de pago debería recaer sobre el Gobierno porteño, que es el propietario de la red y el concedente del contrato de operación de los servicios.Nota de Antonio Rossi para www.letrap.com.ar 

martes, 26 de marzo de 2019

La empresa Keolis, quiere el subte para invertir en buses y ferrocarriles

Empresas

Enviado especial a Lyon, París y Londres. Hay interesados internacionales en manejar un negocio que ronda por los 15 años de concesión, cerca $ 60.000 millones. Entre ellos, Keolis, una empresa francesa que quiere poner un pie en la Ciudad que le sirva como trampolín para un negocio mejor: entrar en el negocio del ferrocarril en el país.

En menos de un año, el subte porteño seguirá manejado por Metrovías, la empresa del Grupo Roggio, o cambiará de manos. Depende, claro está, del resultado de la licitación que puso en marcha el gobierno de la Ciudad.

Pero a diferencia de lo que ocurrió con las privatizaciones en los 90, esta vez hay interesados internacionales en manejar un negocio que ronda por los 15 años de concesión, cerca 60.000 millones de pesos (algo más de 1400 millones de dólares), según datos que recogió este diario.


Uno de los interesados es Keolis, una empresa estatal francesa de la gigante Societé Nationale des Chemis de fer Francais (SNCF) y del fondo de pensión canandiense Caisse de Depot et Placement du Québec (CDPQ), que asociada con los ingleses de Transit for London (TFL) y con la local Corporación América, del empresario Eduardo Eurnekian, quiere terminar con el reinado de 25 años de Metrovías, que para la licitación se presentará con la asesoría técnica de la alemana Deutsche Bahn. La tercera en discordia es RATPdev, que opera el subte de París.

El Cronista pudo recorrer junto a un grupo de periodistas argentinos las ciudades de Lyon, París y Londres, tres de las metrópolis donde Keolis puede mostrar su gestión. Desde trenes sin conductores hasta funiculares, o desde subtes que por el declive del terreno se enganchan con cremallera. Los talleres tienen una organización y una limpieza que asombran tanto como las estrictas medidas de seguridad. De hecho, no hay ninguna posibilidad de ingresar a esos talleres sin la ropa adecuada que consiste en chalecos con identificación, casco y calzado especial.

No a la inversión

Keolis no habla de inversión. Es que la gran inversión que está vinculada a la ampliación de la red del subte porteño y a los trenes no corresponde a las empresas que ganen la licitación, como tampoco es responsabilidad hoy de Metrovías. De esa inversión se ocupa Subterráneos de Buenos Aires Sociedad de Estado (SBASE), que es la empresa de la Ciudad de Buenos Aires que tiene a cargo la administración de la red de subtes, su desarrollo, expansión y el control de la operación del servicio.

Claro que el objetivo del operativo desembarco del grupo Franco Inglés va un poco más allá. En realidad Keolis quiere poner un pie en la Ciudad que le sirva como trampolín para un negocio mejor: entrar en el negocio del ferrocarril en el país.

“Queremos manejar el subte porteño con el propósito de volver a desarrollar el ferrocarril en la Argentina”, dice Bernard Tabary, CEO de Keolis.

En este esquema, la empresa europea ve con buenos ojos los trenes de cercanía que hoy llegan a Buenos Aires pero que mueven, según sus cálculos, muy pocos pasajeros a pesar de estar abarrotados. Creen que los ferrocarriles urbanos pueden, por lo menos, triplicar la cantidad de boletos. Para que esto suceda, no solo hace falta planificación, si no también inversión.

La empresa también cree que la Argentina debe tener como objetivo ir a un esquema de trenes rápidos, pero no los de alta velocidad. La diferencia es clave cuando se habla de inversión. Desarrollar un kilómetro de trenes de alta velocidad cuesta 25 millones de euros mientras que desarrollar un kilómetro de trenes que viajan a 120 km cuesta un millón de euros.

Para muchos, tener trenes y subtes con puntualidad inglesa en Buenos Aires suena casi tan inimaginable como pensar que un grupo del que forma parte una empresa británica vuelva a tomar las riendas de los ferrocarriles argentinos. Más aún si se tiene en cuenta que luego del polémico pacto Roca Runciman (1933) -en el cual, entre otras series de medidas comerciales bilaterales, la Argentina sentó las bases para la creación de la Corporación de Transporte, la misma que le concedió la totalidad del manejo de los ferrocarriles a Gran Bretaña-, una medida cuestionada a lo largo de la historia del país. Tal manejo se dio hasta la estatización de 1948 realizada por el ex presidente Juan Domingo Perón, cuando el negocio de los trenes había comenzado a decaer para el Reino Unido.

Para Keolis y su socio inglés el pacto Roca Runciman, o incluso la Guerra de Malvinas, no parecen ser un impedimento para el desembarco del consorcio en la Argentina. Lo ven como algo del pasado y ahora creen que la relación a nivel países está en un buen momento.

“La relación bilateral va creciendo y a nivel político se dio una entrevista entre el presidente Mauricio Macri y la primera ministra británica Theresa May en el marco del G20 de Argentina”, afirma Helen Murphy, directora Comercial de TFL.

¿Qué ofrece Keolis?

“Nosotros pensamos que llegar cuando ya existe una red es un paso importante. Eso no quiere decir que no la podemos cambiar para mejor”, asegura Tabary.

Según la empresa, en la cultura Keolis hay que pensar como un pasajero y eso es lo que quieren trasladar a la Argentina. El pasajero quiere resultados: limpieza, que las escaleras mecánicas y los ascensores funcionen, que exista una planificación que te permita saber algo tan básico como cuándo viene el tren. Hay que poner al personal al servicio. Pero eso es para empezar. “Después del año hay que aportar mejoras”, dice Tabary.

Tampoco le tienen miedo a la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (AGTSyP), o Metrodelegados, el sindicato paralelo que hizo 17 paros durante el gobierno de Cristina Kirchner.

“Nosotros vamos a operar con la misma cantidad de trabajadores que hoy tiene el subte porteño, tal vez reasignemos tareas”, afirma Tabary. “Nuestra casa está en Francia, donde no podemos decir que no hay gremios y sabemos resolver conflictos. En Boston (Estados Unidos) hay 14 sindicatos y en Melbourne (Australia) son sindicatos muy fuertes”, explica el ejecutivo.

El grupo SNCF cuenta con 272.000 empleados en el mundo, de los cuales 57.000 están fuera de Francia. Keolis es uno de los líderes mundiales en transporte de público masivo, transportando a 3000 millones de pasajeros por año en 16 países. Maneja, entre otros, el subte de Boston y el metro de Doha (Qatar) y la red de tranvía en Melbourne. También está presente en China e India.

Keolis mostró sus fichas. La licitación mostrará las fortalezas y debilidades de los tres oferentes. Uno de ellos será el elegido para quedarse con un negocio que como contrapartida exige, entre otras cosas, trasladar con seguridad a diario a millones de ciudadanos.Fuente: Cronista

miércoles, 14 de noviembre de 2018

La prórroga por un año más por la concesión de las Líneas de Subte, tiene en la legislatura la negativa del arco opositor

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

En el día de ayer, CRÓNICA FERROVIARIA publicó una nota titulada "Rodríguez Larreta extendería por un año más la concesión de las Líneas de Subte y Premetro a la empresa Metrovías", en la que informamos que parecería ser que el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires estaría reticente en que el llamado a licitación para la nueva concesión de las Líneas de Subte y Premetro se lleve a cabo.

También dijimos que el proyecto de ley para extender la concesión fue enviado a la Legislatura la semana pasada, y se espera que en los próximos días el oficialismo le dé luz verde. La principal razón de esta prórroga es que no se han cumplido con los plazos previstos para la nueva licitación. O sea, desde el 2015 que no se cumplen los plazos.

Estación Lima de la Línea "A" de Subte

La oposición en contra del proyecto de ley que extiende la concesión

En la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la oposición a dicho proyecto de ley votaría en forma conjunta en contra del mismo.

El Legislador por el GEN, Sergio Abrevaya, expresó que "es evidente el fracaso del G.C.B.A.en el proceso licitatorio de las Líneas de Subte y Premetro. Ante el nuevo pedido de prórroga de 1 año a la cuestionada empresa Metrovías S.A., presenté junto a la legisladora María Rosa Muiños, un proyecto de ley para que la concesión pase a manos de AUSA con control de SBASE". Este proyecto de ley fue publicado en CRÓNICA FERROVIARIA con nota de fecha 08 de Noviembre pasado.

Por su parte, Abrevaya destacó a Infobae que "no tenemos garantía de que la nueva concesión se concrete finalmente. Metrovías, que también compite por la nueva licitación, podría tener observaciones si ganara". "Es un contrato que se ha convertido en polémico", indicó en referencia a la presunta vinculación del grupo Roggio, dueño de Metrovías, en la conocida causa de los cuadernos de la corrupción en la que Aldo Roggio (titular de la empresa) es un imputado arrepentido.

Para María Inés Gorbea, del bloque Evolución, expresó a Infobae que el pedido muestra improvisación por parte de la actual gestión: "No se explica cómo no llegaron a noviembre. Cuando vino el ministro [de Desarrollo Urbano, Franco Moccia] a explicar el presupuesto le pregunté por el subte; no iba a ser cosa que pasara lo del año pasado y ahora, pasó. Nosotros presentamos en 2017 un proyecto para que volviera a manos de SBASE y vamos a insistir. Creemos que el subte tiene que ser operado por la Ciudad". Los bloques de izquierda tampoco apoyarán el pedido oficial.

Seguramente, dicho proyecto de ley presentado por Cambiemos no tendrá problema de poder pasar victorioso por la Legislatura, ya que cuenta con 34 legisladores y se necesitan para avanzar con la prórroga solamente 31 votos a favor.

martes, 13 de noviembre de 2018

Rodríguez Larreta extendería por un año más la concesión de las Líneas de Subte y Premetro a la empresa Metrovías.

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

Parecería ser que el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires estaría reticente en que el llamado a licitación para la nueva concesión de las Líneas de Subte y Premetro se lleve a cabo.

¿Por qué decimos esto?. Fácil, desde el año 2015 que Rodríguez Larreta viene prorrogando dicho llamado a licitación y ahora estaría haciendo lo mismo para que la empresa Metrovías S.A. continúe operando las Líneas de Subte y Premetro por un año más hasta Diciembre de 2019.


El proyecto de ley para extender la concesión fue enviado a la Legislatura la semana pasada, según Página12.com, y se espera que en los próximos días el oficialismo le dé luz verde. La principal razón de esta prórroga es que no se han cumplido con los plazos previstos para la nueva licitación. O sea, desde el 2015 que no se cumplen los plazos.

“El poder Ejecutivo podrá prorrogar el actual contrato de concesión de servicio público de Transporte Ferroviario de Pasajeros de Superficie y Subterráneo hasta tanto el adjudicatario de la concesión (…) tome efectiva posesión del servicio. La prórroga en ningún caso podrá exceder el 31 de diciembre del año 2019”, afirma el proyecto enviado a la Legislatura.

La pregunta del millón es, ¿y si el candidato del PRO a Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires por cuatro años más pierde las elecciones, qué pasará con este llamado a licitación?

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Presentan proyecto para modernizar el subte

Empresas

Si gana la licitación, Metrovías promete coches inteligentes y recargas con tarjetas

Hoy en día los avances tecnológicos alcanzan a casi todos los ámbitos de la vida, y el subterráneo porteño no quiere ser la excepción. A pesar de encontrarse por detrás de varios de sus pares alrededor del mundo, existe un proyecto para que Buenos Aires pueda contar con un “subte del futuro”.

La actual concesionaria de la red de subterráneos, Metrovías, presentó un proyecto para poder mejorar el servicio a través de avances tecnológicos. A pocas semanas de conocer quién será el nuevo dueño de los subtes por al menos 12 años, la empresa -que pertenece en su mayoría al Grupo Roggio- aseguró que a través de esta inversión intentarán “solucionar problemas que venían acumulando” para poder así hacer frente a la demanda que ellos proyectan para el 2019: 369,7 millones de pasajeros.


Para poder alcanzar esta meta y lograr una inversión eficiente, Metrovías decidió contratar a Deutsche Bahn, la principal empresa ferroviaria alemana y con amplia experiencia en el mercado mundial, como asistentes técnicos. A pesar de que desde la empresa aseguran que todavía no pueden dar a conocer los detalles del acuerdo, Ester Litovsky, gerente de planeamiento estratégico de la empresa nacional, explicó que “el pago se hace con recursos propios y que la inversión es independiente del presupuesto de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE)”.

Entre las modernizaciones que planean llevar adelante, la compañía busca sumar tecnología a través de distintos procesos de digitalización -como cámaras y sensores-, para poder saber en tiempo real lo que sucede tanto en los vagones como en las estaciones. Esto permitiría poder solucionar cualquier problema en tiempo real, así como también ahorrar energía.

Por otro lado, la empresa buscará lograr la aprobación de nuevos métodos de pago para aquellos que no realicen viajes frecuentes y no posean la tarjeta SUBE, que hoy es el único medio para utilizar el servicio. Además, buscarán habilitar la recarga a través de tarjetas de crédito y débito en las estaciones.

Otra buena para los usuarios sería la posibilidad de obtener la devolución de los viajes que fueron cancelados directamente en la tarjeta SUBE.

Aparte de esto, se sumarían nuevos elementos para facilitar la accesibilidad del transporte público, actualizar la aplicación del subte, carteles en las estaciones con los horarios de mayor cantidad de viajes, entre muchos otros.

El posible subte del futuro no generaría más empleo. Litovsky aseguró que “no sería necesario contratar a una mayor cantidad de gente”, ya que la idea es la readecuación de la actual planta para que “la gente que trabaja hoy lo siga haciendo con algunas modificaciones” relacionadas a la nueva tecnología.BAENegocios.com

jueves, 18 de octubre de 2018

Metrovías: Visita de un alto ejecutivo de Deutsche Bahn a la Argentina

Empresas

Redacción Crónica Ferroviaria

La empresa Metrovías informa que en el marco del proceso licitatorio de la Red de Subte por los próximos 12 años, el Director Ejecutivo para América Latina de la Deutsche Bahn, Oliver Pietz y el Director local de Siemens, Miguel Cafiero, trabajarán en el seguimiento de la licitación y avanzarán en las propuestas de mejoras presentadas en el Plan Empresarial del consorcio encabezado por Metrovías.


En este sentido, Joaquín Acuña -Director Ejecutivo de Metrovías- aseguró que “estamos orgullosos y muy conformes con las acciones que propusimos en el Plan Empresarial. No tenemos dudas que somos la mejor opción para operar el Subte, ya que somos el único oferente que explica concretamente cómo ejecutaremos nuestra propuesta  y con quiénes lo haremos”.

La visita del ejecutivo alemán a Buenos Aires, reafirma el acuerdo rubricado el 24 de  julio de este año en la ciudad de Berlín, que establece la asistencia técnica de la empresa alemana a la sociedad encabezada por Metrovías para competir por la Licitación del Subte. “Esta visita y los encuentros con el representante de la Deutsche Bahn en la región son clara muestra de ello”, manifestó Joaquín Acuña.

En el Plan Empresarial presentado el pasado 14 de Agosto, Deutsche Bahn es el Asistente Técnico, mientras que Siemens Argentina es el subcontratista nominado del consorcio oferente.

martes, 9 de octubre de 2018

“El subte de Buenos Aires es icónico, pero está saturado”

Actualidad

El presidente de la empresa estatal de trenes de Francia, Guillaume Pepy, dejó en la Argentina sus impresiones sobre posibles negocios.

Guillaume Pepy es desde 2008 el presidente de la SNCF, la autoridad ferroviaria nacional francesa, propietaria y gestora de los trenes de su país, que además es accionista mayoritario de Keolis, la compañía que lidera uno de los tres consorcios que concursan en la licitación del subte de Buenos Aires. De reciente vista en la Argentina, dialogó con NOTICIAS.


Noticias: ¿Por qué vino?

Guillaume Pepy: Los nuevos proyectos de infraestructura y de soluciones de movilidad moderna en la Argentina son muy ambiciosos y el país está abierto a colaboraciones y asociaciones. Yo vine a observar todo esto, a reunirme con los interlocutores argentinos para responder lo mejor posible a esas necesidades.

Noticias: ¿Y qué posibilidad de inversiones pudo observar?

Pepy: Hay muchos proyectos que son innovadores: el proyecto del RER (Red de Expresos Regionales), el tren urbano, el proyecto de nuevas líneas de transporte de carga, la modernización de las líneas ferroviarias urbanas y la puesta en valor de las estaciones. Hay muchos proyectos que vamos a analizar o que hemos analizado para ver qué podemos aportar.

Noticias: ¿Cómo ve al país?
Pepy: Yo soy jefe de empresa, no soy un hombre de la política, y veo muchas señales que dan confianza a empresas francesas como la nuestra para aumentar su actividad en la Argentina. En primer lugar, la voluntad de abrir las inversiones internacionales, de estabilizar el orden jurídico; de tener reglas de competencia en los mejores niveles internacionales y de contar con soluciones innovadoras.

Noticias: ¿Trabajan actualmente en algún proyecto?

Pepy: Desde hace mucho estamos presentes en la Argentina con la empresa de logística Geodis, tenemos actividades de ingeniería ferroviaria bajo la marca Sistra, y respondimos al llamado a licitación para la explotación del subte y respondimos con un consorcio que reúne a Keolis, que opera el metro de Lyon, entre otros, y está presente en 16 países.

Noticias: ¿Cómo se mejora el servicio de subtes?

Pepy: Me pasé toda una mañana en el subte, en casi todas las líneas. Es un subte icónico, el más antiguo de América latina, prestigioso por su frecuencia, pero saturado y claramente necesita un mayor desarrollo.Noticias.com

viernes, 17 de agosto de 2018

Roggio podría quedar afuera de la concesión del subte

Actualidad

Según la ley si la empresa está procesada por la Justicia no puede estar a cargo del servicio y tampoco puede presentarse a una licitación. Roggio se transformó en arrepentido.

El exfuncionario porteño dialogó el miércoles por la noche con Noticias Urbanas luego de que se conociera que el empresario Aldo Roggio se transformara en arrepentido en la causa de los cuadernos. El tema fue claro: si el empresario es procesado, su empresa no puede seguir a cargo de la concesión eso es lo que dice la ley. Mucho menos puede volver a presentarse a la licitación porque, obviamente, la empresa esta procesada e investigada.


Según el exfuncionario eso es lo que dice la ley. Por eso hay tanta preocupación con las futuras licitaciones para la obra pública porque empresas procesadas no pueden presentarse.

El martes se conoció que las francesas RATP Dev Argentina S.A., Keolis S.A./Helport S.A., y la empresa Metrovías S.A./Benito Roggio Transporte S.A. presentaron sus ofertas técnicas para hacerse cargo de la nueva concesión del subte que entra en vigencia el año que viene luego de que a fin de año venza la actual concesión que tiene Metrovías. En octubre se conocerán las ofertas económicas.

Tras la apertura de los sobres técnicos, Subterráneos de Buenos Aires S.E. (SBASE) informó que tres grandes consorcios presentaron sus ofertas para obtener la concesión del subte a partir de 2019. Se trata de RATP Dev Argentina S.A. francesas; Keolis S.A./Helport S.A ingleses y Eurnekian.; y la empresa Metrovías S.A./Benito Roggio Transporte S.A, la actual operadora con dos empresas alemanas.


En febrero de este año, la Ciudad lanzó el proceso de licitación internacional tendiente a continuar con la mejora del servicio y el martes llegó a su fin la primera etapa, con la presentación de las ofertas técnicas por parte de las empresas interesadas.

Un día después, el miércoles, el empresario Aldo Roggio admitió que le entregó a Ricardo Jaime dinero ilegal y lo aceptaron como arrepentido. Le entregaba el 5% de los subsidios que recibía por la operación de trenes y subtes. O sea, que confesó un delito.

En su tercera jornada de indagatoria, el empresario Aldo Roggio finalmente logró convencer al juez Claudio Bonadio de que los datos que aportaba eran suficientes para homologar el acuerdo que el dueño de la constructora que lleva su apellido firmó el viernes pasado con el fiscal Carlos Stornelli. Así se convirtió en “imputado colaborador” en la causa de las millonarias coimas reveladas por los cuadernos del chofer Oscar Centeno.

Según detalló en su declaración, accedió a la exigencia de efectuar los pagos a Jaime por su expreso pedido, a partir de una reunión mantenida en su despacho al inicio de la gestión.

“No tuvimos oportunidad de negarnos a esta exigencia”, dijo Roggio. “Habiendo soportado la presión hasta el límite de nuestras posibilidades, máxime teniendo cuenta que se trata de un servicio esencial y la gran incidencia del rubro personal, (70% del total) en los costos de operación del servicio.”

Dijo que el esquema de recolección duró hasta 2011, cuando Jaime ya no era funcionario y la secretaría de Transporte la dirigía Juan Pablo Schiavi.

En la actualidad, el grupo opera en rubros diversos. Además de la tradicional constructora, controla Metrovías, operadora del subte en la ciudad de Buenos Aires, así como Cliba, una de las empresas encargadas del servicio de recolección de basura porteño.Fuente: NoticiasUrbanas.com