miércoles, 16 de diciembre de 2015

Ramales a Zárate y Capilla del Señor: un balance por VIAS Mitre

Cartas de Lectores

Señor Director de Crónica Ferroviaria:

Desde la iniciativa VIAS Mitre creemos que es necesario realizar algunos balances sobre la situación de los ramales diésel Villa Ballester – Zárate y Victoria – Capilla del Señor de la Línea Mitre, en este momento de transición entre la gestión del anterior ministro Florencio Randazzo y del flamante ministro Guillermo Dietrich.

En nuestro informe del mes de octubre de 2014 especializado en el ramal a Zárate, habíamos dado cuenta que sólo corría un servicio diario hasta aquella localidad, mientras que otro servicio diario terminaba en la estación Escobar. Con los horarios fijados a partir del mes de octubre de 2015, existen ahora tres servicios que completan su recorrido hasta Zárate.

Foto gentileza: Jorge Baex

Teniendo en cuenta el crecimiento demográfico verificado en la zona en los últimos años, la mejora no puede calificarse sino de insuficiente y largamente distante de los dieciocho servicios diarios que supo tener el ramal en sus mejores épocas. Sí debe destacarse la renovación de vías (producto de la recuperación del tren a Rosario) y la modernización de estaciones como Bancalari, Gral. Pacheco, Maschwitz y Escobar.

Con lo que respecta al ramal Victoria - Capilla del Señor, durante el año se incorporaron de forma adicional nuevas formaciones de coches motores Materfer inaugurando un servicio diferencial con una tarifa entre cabeceras de $22 con Tarjeta SUBE. Sin embargo, tras la inauguración  se sucedieron numerosos inconvenientes con dicho material rodante que redundaron, primero, en una breve interrupción, para luego aplicar una reducción en los servicios.

Al inicio de sus operaciones (en Abril de este año) había cuatro servicios ida y vuelta diarios de lunes a sábados y dos los domingos; a partir del mes de Noviembre, la situación mermó a sólo dos servicios diarios de lunes a viernes, habiéndose suprimido los de los sábados y domingos. Florencio Randazzo incluso había declarado que la idea era que estos servicios salieran desde la terminal de Retiro: lamentablemente, el recorrido no se expandió. Por todo lo expuesto, se puede afirmar que no ha sido exitosa la intervención en este ramal en particular.

El ministro saliente y el entrante han coincidido en una transición ordenada, en la que se habló de un Plan Operativo Quinquenal (elaborado por la gestión de Randazzo), en el que se enumeran las obras que corresponderían al período 2016-2020. En lo que respecta a estos ramales, se indica una ambiciosa electrificación desde Victoria hasta Matheu y la proyección de un nuevo ramal eléctrico Retiro – Victoria – Empalme Bancalari – José León Suárez – Retiro. Asimismo, se prevé en el plan la extensión del servicio diesel desde Zárate a San Pedro y desde Matheu a San Antonio de Areco y la recuperación del ramal a Pergamino.

De poder realizarse, estas obras significarían un indudable avance en la recuperación de los ferrocarriles. Sin embargo, cabe preguntarse si es factible que esto suceda o si, por el contrario, son sólo promesas de un ministro saliente sin el suficiente análisis técnico y presupuestario.

En VIAS Mitre tenemos la convicción que somos los usuarios y vecinos los que debemos exigir que estas promesas se cumplan y no se conviertan en letra muerta. Es responsabilidad de las nuevas autoridades establecer canales de participación concretos y que puedan ser escuchadas nuestras propuestas para que el ferrocarril sea el medio de transporte que conecte a los argentinos. Atte.
Claudio Servetto