martes, 16 de octubre de 2018

Transporte ferroviario de carga en Salta: Colón tardaba menos

Actualidad

La empresa Belgrano Cargas y Logística (Trenes Argentinos Cargas) echa las campanas al vuelo al haber reducido de 15 a 8 días el tiempo de viaje de sus trenes entre dos estaciones distantes entre sí solo 1.100 kilómetro

El diario El Tribuno de Salta publica hoy un completo reportaje sobre la reducción del tiempo de viaje entre las localidades de Joaquín V. González, en la Provincia de Salta, y Los Timbúes, en el Gran Rosario, Provincia de Santa Fe.

Según la información periodística, que cita como fuente oficial a Belgrano Cargas, la conexión ferroviaria entre las dos estaciones, distantes entre sí 1.180 kilómetros, tarda ahora 8 días, mientras que hace tres años tardaban entre 15 y 18 días.

Estas cifras son realmente preocupantes, puesto que en el mejor de los casos, estamos hablando de que la velocidad media del transporte ferroviario de cargas en Salta es de solo 6 kilómetros por hora.

Estación Joaquín V. González

Un barco de carga entre los puertos de Nueva York y de Rotterdam, cubre una distancia de 7.256 kilómetros (3.918 millas náuticas) en 19 días, navegando a una velocidad de 9 nudos (16,67 kilómetros por hora).

Entre la ciudad española de Valladolid y la planta de Renault de Flins, en las inmediaciones de París, un tren de mercancías de 700 metros de largo, del Grupo CAT –operador logístico de Renault– cubre en horas un trayecto similar en kilómetros a la distancia entre Joaquín V. González y Rosario.

Si bien la satisfacción de las autoridades ferroviarias argentinas es entendible, los tiempos de desplazamientos de las cargas entre Salta y el puerto de Rosario siguen siendo auténticamente tercermundistas y disuasorios para los inversores que deseen establecer sus negocios en Salta. El subdesarrollo del ferrocarril supone una velada preferencia por el transporte de mercancías por carretera, que es más costoso, medioambientalmente menos sostenible y peligroso (para los propios transportistas y para terceros).

Todo ello, sin contar con que un sector clave de la economía del país se encuentra a merced de un sindicato como el de camioneros, que puede provocar enormes pérdidas y crisis de abastecimiento con un mínimo sacrificio por su parte.

Mientras los trenes de carga en Salta sigan circulando a paso de hombre y empleando un día entero para recorrer solo 150 kilómetros, todo seguirá igual, o peor.NoticiasIruya.com