viernes, 29 de diciembre de 2017

Todo puede suceder con un Estado Nacional ausente

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

Cuando el Estado de un país está ausente donde debe de estar presente protegiendo la propiedad que es de todos los habitantes de esa nación, es culpable de cualquier cosa que le pueda pasar a ésta.

Es el caso de lo que sucedió en el día de ayer en la hermosa e histórica estación de Empalme Lobos, cuando malvivientes anónimos trataron de incendiarla, no llegando a cumplir su cometido por la rápida intervención de los Bomberos Voluntarios para salvar lo poco que queda de aquella estación admirada en toda la provincia en los años de oro del servicio.


Leonardo Duré, dirigente de Salvemos al Tren y empleado del ferrocarril, según el medio La Palabra de Lobos, responsabilizó al gobierno por este hecho. Escribió en su Facebook que "hoy manos anónimas por no decir mal nacidos, intentaron incendiar la histórica estación de Empalme Lobos, y si bien se ignora quién o quiénes fueron los responsables, yo como ferroviario hago total y absolutamente responsable al gobierno, nacional, provincial y municipal, por el abandono sistemático de esta y todas las estaciones ferroviarias que se encuentran en igual situación".

Totalmente de acuerdo con el señor Duré. Hoy vemos todos los días por los medios sociales como las autoridades del Ministerio de Transporte de la Nación, Trenes Argentinos Operaciones o Trenes Argentinos Infraestructura se vanaglorian de tal o cuál obra que están realizando o por hacer, pero nada dicen que están abandonando a su suerte cientos y cientos de estaciones y terrenos ferroviarios que después son intrusados, como se hicieron en décadas anteriores. 

Acá no ha cambiado nada, todo sigue igual con el abandono del transporte ferroviario sobre todo del interior del país.