jueves, 29 de diciembre de 2011

“HAY QUE TERMINAR CON EL TRIÁNGULO DE CORRUPCIÓN EN LOS FERROCARRILES"

Fernando Solanas acusó al Grupo Cirigliano, al sindicato La Fraternidad y a la Secretaría de Tranporte de la "destrucción" del sistema ferroviario.

El diputado nacional de Proyecto Sur Fernando Solanas renovó sus denuncias por la corrupción en el sistema ferroviario argentino y criticó al Gobierno por la “decadencia” del sector.

Foto: Rodolfo Risciotti

Solanas dijo que “mientras el Gobierno sigue repartiendo subsidios generosamente a Aerolineas Argentinas y a diversas empresas –como el caso de las petroleras, mineras, hipódromos, casinos- que no los necesitan, el servicio ferroviario argentino sigue en plena decadencia”.

"El caso de la cancelación el último domingo del servicio Gran Capitán, que une las ciudades de Posadas, Misiones, con la Capital Federal, que derivó en una protesta de los usuarios, no hace más que demostrar con cuanta impunidad opera el triángulo de corrupción ferroviario existente en los ferrocarriles", sostuvo el diputado.

Mediante un comunicado de prensa, Solanas remarcó que “la empresa Trenes Especiales Argentinos (TEA) continuó vendiendo pasajes pese a que la Secretaría de Transporte de la Nación, a cargo de Juan Pablo Schiavi, decidió interrumpir hace casi un mes el servicio y alrededor de 100 personas no pudieron viajar a pesar de que tenían los tickets de la empresa TEA”.

“Necesitamos acabar con el corrupto sistema de subsidios y de concesionarios que vienen desde Menem -señaló Solanas-, y están exentos de responsabilidades. Necesitamos un tren para todos, trenes públicos controlados por trabajadores, pasajeros y productores de cargas, junto a técnicos y funcionarios. Es posible realizarlo, como lo demuestran nuestros proyectos de ley que esperan ser tratados en la Cámara de Diputados: el ‘Fondo de Desarrollo Ferroviario’, la ‘Comisión Investigadora de los Bienes Ferroviarios’ y la empresa ‘Ferrocarriles Públicos Argentinos’ –Frepar-”.

Por último el diputado manifestó que “hay que terminar con el triángulo de corrupción que forman el Grupo Cirigliano, el sindicato La Fraternidad y la Secretaría de Tranporte de la Nación que con sus socios son el símbolo del despojo y la destrucción de los ferrocarriles". Semanario Parlamentario