jueves, 29 de diciembre de 2011

SIN BALANCE

NOTA EDITORIAL

Por: Carlos Alberto Salgado


Todos los años, desde el mes de Agosto de 2006 cuando Crónica Ferroviaria comenzó a estar con todos ustedes, hice un balance de todos los hechos ferroviarios que acontecieron durante el período de 365 días, donde daba mi opinión y sugerencias, como ciudadano, de lo que podía hacerse o corregirse, según mi criterio.

Este año decidí no escribir absolutamente nada, porque no tengo nada que expresar a parte de lo que usted haya leído, amigo lector, de mis notas de editorial y/u opinión donde como un loro repetí siempre lo mismo, y en esta ocasión debería ser igual, pero por respeto a usted me llamo a silencio.

La improvisación, la falta de conocimientos y otras "yerbas", es lo que aflora de los que están al frente de los entes oficiales. Tuve una esperanza de que al renovarse un nuevo período de gobierno habrían cambios de autoridades, que fuesen más ejecutivos y que piensen en el bien del ferrocarril, pero por lo visto para los actuales jerarcas de turno a nivel ferroviario parecería que todo marcha muy bien, los proyectos y promesas realizadas todas se van cumpliendo al pié de la letra. Todo muy lejos de la realidad.

Pero como la esperanza es lo último que se pierde, anhelo de todo corazón que la señora Presidenta de la Nación (amén de desearle toda la suerte del mundo en la intervención quirúrgica a la que será sometida en días más y un pronto restablecimiento) comience a darle más interés al medio de transporte ferroviario, ya que el país necesita de sus servicios porque es un eslabón muy importante para el engrandecimiento de la nación y de la Unasur.

Que piense, si es que está dentro de sus planes recuperar dicho medio, lo primero sería desarrollar una política de estado, que es lo que se viene reclamando desde todos los sectores para planificar y proyectar a corto, mediano y largo plazo qué clase de ferrocarril queremos

Ojala que el próximo año pueda explayarme en un balance que comience a dar resultados positivos.

Feliz Año 2012 para todos.