jueves, 14 de enero de 2016

Chascomús: Chau al viejo ramal

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

En el día de ayer Crónica Ferroviaria viajó en uno de los servicios de pasajeros entre las estaciones Alejandro Korn y Chascomús de la Línea Roca (que por separado informaremos), pero también visitamos lo que quedó del antiguo tramo ferroviario desde el Km. 109 del ramal Plaza Constitución - Mar del Plata hasta casi el cementerio de Chascomús.



Ya en el Km. 109 del ramal Plaza C. - Mar del Plata se observa que fue retirado el cambio y la infraestructura de vía

Mucha pena nos causa observar que en nuestro país cuando de transporte ferroviario se trata, y sobre todo para el desmantelamiento, ya sea de material tractivo y rodante, cesión de terrenos ferroviarios, o como en este caso, de infraestructura de vía, las resoluciones se toman con una rapidez tal que no se compara a la inversa, ya que todo se hace muy lentamente como lo estamos viendo, por ejemplo, con las importantes obras de renovación de vía que se realizan en algunos ramales del país de distintas líneas ferroviarias que hoy se encuentran paradas por falta de pago, y que en algunos casos, ya tendrían que estar finalizadas.

Lo de la vieja traza ferroviaria que pasa por el Km. 109, centro de Chascomús hasta el cementerio, da lástima, tristeza, y a la vez bronca observar con qué celeridad se levantó la infraestructura de vía cuando se inauguró el nuevo tramo allá por principios del año pasado. ¿De quién fue la orden?. ¿Ferrobaires?.

En un tramo observamos que se lo hizo de una forma grotesca, ya que, seguramente, con una pala mecánica hicieron una profundidad de más de medio metro, según los vecinos, para esparcir el balasto por las calles de tierra circundante a la traza ferroviaria para que los coches puedan circular tranquilamente en los días de lluvia.

Acá se observa claramente (mirando para la vieja estación Chascomús) el riel y como medio metro de profundidad por más de 500 metros. Sacaron el balasto para esparcirlo por las calles del lugar)

Ahora bien, el municipio o quien lo haya hecho, deberá explicarles a los vecinos cómo van hacer cuando llueva en gran cantidad (estamos con el cambio climático y eso puede darse en cualquier momento) y esa zanja de más de 500 metros se llene de agua. Bueno, haya ellos.

Vista hacia el cementerio de Chascomús


Lo triste es el levantamiento de ese más que centenario ramal que bien podría haber sido usado como vía de escape si en algún momento ocurriese algún imprevisto en el nuevo tramo, que como ya pasó en el mes de Agosto pasado con las grandes lluvias que hizo que se suspendiesen los servicios de pasajeros para llegar a la nueva estación Chascomús, cuando bien podrían haber utilizado el que hoy nos llena de tristeza ver lo que hicieron con él.

Pero bueno, estamos en Argentina y aquí, para algunos, trenes es una mala palabra.