martes, 27 de diciembre de 2011

EL CHACHACHÁ DEL TREN

El "Tren de los Pueblos Libres", aquel que por estas fechas debía unir a Montevideo y Buenos Aires, está cada vez más retrasado. Lo peor del caso es que más que adelantar, retrocede. Durante un mes y medio ese tren hizo el recorrido entre Pilar (provincia de Buenos Aires) y Paso de los Toros, con pocos pasajeros y percances varios. Sin embargo, desde octubre el servicio se detiene en Paysandú "por el mal estado de la vía en el tramo final a Paso de los Toros".

Foto: Carlos A. Salgado

Esta breve historia ejemplifica otra frustración de un proyecto conjunto entre los dos países del Plata. Un proyecto anunciado con bombos peronistas el 29 de agosto pasado cuando Cristina Kirchner, en plena campaña electoral, descendió en el andén de Salto para abrazarse con José Mujica. La breve presencia de la presidenta en suelo oriental, acompañada por estruendosos partidarios y rodeada por cámaras de televisión, fue presentada en Argentina como un éxito más de la era Kirchner. Fue entonces que un jerarca de Trenes de Buenos Aires, la empresa privada argentina operadora del sistema junto con AFE, vaticinó que en noventa días las dos capitales quedarían unidas por vía férrea.

En Uruguay, en tanto, el canciller Almagro, comentó que la conexión ferroviaria entre ambas naciones, coronada por el abrazo entre presidentes, tendría en el futuro "un efecto simbólico". Y así fue, porque en los hechos aquello no pasó de ser un símbolo de anhelos inalcanzables. Hoy, esa idea de enlazar por tren a Montevideo con Buenos Aires desnuda su condición de utopía.

Foto: Carlos A. Salgado

Para empezar, a comienzos de septiembre, el primer servicio regular, con pasajeros que pagaron su tique, estuvo plagado de contratiempos. Apenas internada en nuestro territorio, la locomotora sufrió desperfectos y quienes iban a Paso de los Toros, siete estoicos viajeros en total, llegaron finalmente a bordo de dos taxis. Poco después, en otro servicio, el "Tren de los Pueblos Libres" chocó contra un automóvil en un paso a nivel en Concordia, y allí se quedó.

Semanas más tarde, la empresa Trenes de Buenos Aires informó en su web que la ciudad uruguaya de destino sería Paysandú y no Paso de los Toros.

Hoy existe apenas un servicio semanal que cubre la línea Paysandú-Pilar. Sale los lunes a las 3 de la madrugada, hora incómoda si las hay, para iniciar el retorno el jueves por la noche. Quien desee informarse sobre el tema e ingenuamente telefonee a AFE aquí en Montevideo recibirá una respuesta desconcertante: "de ese asunto se ocupa la gente de Paysandú, llame para allá, acá no sabemos nada".

Así son las cosas en un ente estatal cuyos funcionarios boicotearon desde el principio el acoplamiento ferroviario uruguayo-argentino. Y lo siguen haciendo porque el gremio que los agrupa olisquea en esta integración el pérfido y tan temido aroma de la privatización. Esa actitud entre desconfiada y enemiga del cambio es la que enfrentaron, hasta ahora sin éxito, tanto esta como la anterior administración del Frente Amplio.

En efecto, aunque al asumir la presidencia José Mujica anticipó que en dos años habría trenes circulando por nuestro país "a sesenta kilómetros por hora", no existen trazas por el momento de que tal cosa vaya a ocurrir. La transformación de AFE en una empresa cuya operación se rija por el derecho privado sigue trabada por la Unión Ferroviaria, un sindicato que rechaza las reformas propuestas por el gobierno para obtener capital privado. Los cabildeos con los dirigentes gremiales prosiguen con una lentitud capaz de desanimar al más audaz inversor.

De ese rechazo no se salvó siquiera Cristina Kirchner cuando se reunió con Mujica en Salto en aquella cruda mañana de invierno. El cruce de Concordia a Salto debió hacerse con un maquinista argentino porque la Unión Ferroviaria no permitió que uno de los suyos se hiciera cargo de la locomotora, lo que generó discusiones y reproches múltiples. Así de azarosa fue desde siempre la existencia del "Tren de los Pueblos Libres".

Medio siglo atrás, cuando AFE vivía su relativo esplendor, una de las canciones más populares de la época era "El chachachá del tren", que los memoriosos aún recordarán. Con ese alegre ritmo de origen cubano se alababa el transporte ferroviario con estrofas tales como esta: "¡Qué gusto da viajar cuando se va en el tren!" Este no es el caso. Editorial Diario El País de Montevideo

5 comentarios:

  1. Hasta cuando seguiremos con este cuento del tren binacional. Por favor, pongamos el dinero despilfarrado con nuestros ¿hermanos? uruguayos y usemoslo para reparar nuestras vias que estan en estado deplorable para mejorar servicios esenciales de nuestros compatriotas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. una fantochada de estos paises bananeros que no tiene un politica de estado para la gente , solo para los bolsillos de ellos , a esta servicio le doy un año , tiempo en que la empresucha TBA dejara de operarlo , pero que habra recibido jugosos subsidios para poder cambiar nuevamente la flota de su colectivos...dan ascooooooo

    ResponderEliminar
  3. Profunda tristeza y dolor son los sentimientos que este artículo uruguayo dan.
    A SCHIAVI: RENUNCIE YA SI LE QUEDA ALGO DE DIGNIDAD. Y AL GOBIERNO: DEJEN DE DARLE PLATA A LOS MAFIOSOS ASESINOS INESCRUPULOSOS DE LA TBA, A QUIENES HACE RATO DEFIENDEN Y PRIVILEGIAN.
    ES UNA VERGUENZA LA CONDICION DE LIMPIEZA Y EL ESTADO GENERAL DE LA INFRAESTRUCTURA CONCESIONADA A ESTOS DESGRACIADOS. RECOMIENDO QUE VIAJEN EN LOS RAMALES MITRE/ SUAREZ PARA TENER UN PANORAMA DE LA DESTRUCCION DE VIAS Y FALTA DE MANTENIMIENTO Y LIMPIEZA DE TODAS LAS ESTACIONES, ADEMAS DE TODO EL TERRENO QUE ESTOS ASESINOS TIENEN A CARGO. CUANDO SE VA TBA? ANIBAL FREDES.

    ResponderEliminar
  4. Viajar en el ramal Zárate-Villa Ballester también es deplorable, vagones sucios y en mal estado, las estaciones cayendose a pedazos, sin baños ni iluminación, se renovaron rieles y durmientes a cargo del Estado, con la condición que TBA agregue más servicios entre ellos directos entre Zarate y Retiro, como sucedía antes de la privatización,esta saliendo 1 tren cada 80/90min, antes lo hacian cada 45min con la diferencia que ahora viaja el doble de personas.Sergio (Entre Ríos)

    ResponderEliminar
  5. Leo todos los medios que hablan de trenes, pero sin ningún ánimo de "chuparles las medias" fue Crónica Ferroviaria la única que dijo la verdad sobre el Tren de los Pueblos Libres cuando escribieron sobre el viaje que hicieron. Los felicito por escribir como lo hacen, decir lo que ven.
    Rogelio Rodríguez

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.