3 de septiembre de 2022

Trenes Argentinos Operaciones inició una mesa de dialogo con vecinos y vecinas de estación Jáuregui (Línea Sarmiento)

Actualidad

El encuentro entre Trenes Argentinos y vecinos de Jáuregui fue por el enrejado que la empresa estatal busca instalar en la estación de la localidad. Intercambio de propuestas, demanda vecinal y una nueva reunión para acercar posiciones. 

La semana pasada comenzó la etapa de cerramiento del predio de la estación de ferrocarril de Jáuregui, último tramo que comprenden los trabajos de reacondicionamiento sobre cambio de vías, luminaria led, pintura y veredas nuevas. Si bien habían iniciado la colocación de un enrejado, que supera los dos metros de altura, cercando las inmediaciones de la estación, un grupo de vecinos se plantó para impedirlo en dos oportunidades y pidió una audiencia con Trenes Argentinos.

Durante el jueves a la tarde, representantes de Trenes Argentinos se reunieron con vecinos y vecinas de la localidad para aclarar dudas y responder preguntas con el objetivo de avanzar en la finalización a la obra en el predio de la estación. La comitiva de Trenes, estuvo compuesta por Roberto Rocha, gerente de la Línea Sarmiento; Alejandro Pérez Volpin, arquitecto y coordinador de Ingeniería y Obras de la Línea Sarmiento; y Darío Jofré, representante legal de Trenes Argentinos. Por parte de la comunidad de Jáuregui, se presentaron unos 20 vecinos y vecinas.

En la reunión plantearon diferentes puntos, aunque desde Trenes Argentinos no renunciaron a la idea de enrejar las inmediaciones de la estación. «La cuestión de la seguridad para nosotros es innegociable», aseguró Roberto Rocha. El gerente de la Línea Sarmiento remarcó que esas tareas no se realizaron antes porque estaban reparando las vías, pero es una medida de seguridad que se está aplicando en todas las estaciones del país.

Sin embargo, luego de un intercambio entre los vecinos y la comitiva ferroviaria, llegaron a un acuerdo de modificar la estética y la altura del cerco perimetral. «Vamos a ver la posibilidad de atender la demanda, corregir la estética del enrejado, bajarle la altura», comentó Rocha.

A su vez, Pérez Volpin pidió la intervención de la comunidad: «Tienen la tarea de juntarse y ver cómo quieren que sea la reja». Si bien la reglamentación de Trenes habla de un vallado físico para impedir el contacto con las vías, no especifica la altura ni el material de construcción.

Es por eso que acordaron volver a reunirse en 15 días para que los vecinos puedan llegar a la nueva reunión con una idea. El arquitecto de trenes, además del proyecto de un enrejado mucho más bajo y que cubra menor territorio, también se llevó algunas demandas: habilitación de otro paso peatonal, cestos de basura en la estación, nivelación de suelo, apertura de baños y el problema sin solución de las barreras bajas en los paso a nivel del pueblo. La nueva convocatoria es para el viernes 16, a las 16:00, mientras que por lo pronto la obra queda paralizada.LadranSancho.com Periodismo Cooperativo