8 de septiembre de 2022

Pensar que pretendían convertir la Línea Urquiza en trocha métrica para "hacerlo compatible" con la red Brasileña

Nota de Opinión

Por: Jorge De Mendonca (*) (para Crónica Ferroviaria)

La grata noticia de la reposición del tren de carga desde estación Encarnación en la República del Paraguay, contrasta con la intención que por diez años insistieron ciertos sectores de extraños conceptos técnicos, que no solo lograron desestimar la recuperación de gran parte de la red de trocha estándar en Argentina, sino que pretendían convertir el remanente en trocha métrica para "hacerlo compatible" con la red de Argentina, Brasil y otros países.

Tal bestialidad no pasa por filtro logístico alguno (Costos contables que destruyen lo económico, digamos), pero dicha hipótesis orientativa para el político distraído, está en el COSIPLAN "Insumos para elaborar estrategia de Integración Ferroviaria"

Quien esté evaluando un ferrocarril para algo más que no sea una lanzadera de una minera y de no muchos kilómetros, no puede ni siquiera citar tal achicamiento de capacidad en volumen de cargas generales, pues desde 1978 está demostrado que el contenedor en doble estiba reduce costos en un 40%, y desde la generalización en los EEUU desde la década del 90, el segundo contenedor es el que paga las vías.

Es inadmisible que técnicos en planeamiento dispongan tales textos a distraídos, siendo que tal decisión perjudica a las capacidades económicas de las regiones.

La trocha métrica ha alcanzado mover trenes de 33 Tm por eje y pasajeros hasta a 140 Km/h regulares, pero la trocha estándar es el límite para la utilización de contenedor en doble estiba.

Por supuesto, quien planifique un ferrocarril para que NO se integre inter rodalmente y para que NO atienda cargas de valor de la producción y el consumo masivos, pues no está pensando en el desarrollo de la Comunicad, sino solo en mover piedras.

(*) Presidente Asociación Intermodal de América del Sur (AIMAS)