martes, 30 de octubre de 2018

La Estación Rosario Sur es hoy casi una cáscara vacía

Actualidad

El edificio ferroviario inaugurado en 2015 recibe sólo un tren diario, sus locales están desocupados y los baños inhabilitados.

El sueño de que la transformación del Apeadero Sur en una estación ferroviaria con todos los servicios para los pasajeros generaría un mayor movimiento de trenes y un impulso para un sector clave de la zona sur, duró poco. Desde 2015, cuando la obra quedó inaugurada, la terminal de San Martín y Battle y Ordóñez sigue como entonces, con apenas un tren diario, baños que no están habilitados, locales comerciales vacíos y escaleras mecánicas fuera de servicio.

La queja sobre este estado de cosas surgió nuevamente en el Concejo Municipal, donde el justicialista Osvaldo Miatello presentó un pedido de informes. "La estación está completamente vacía y su impacto en el barrio es cero", dijo el edil, marcando un punto en el que los vecinos de la zona coinciden. "Ahí no pasa nada, nada de nada", afirmaron agradeciendo sólo la mejor iluminación que trajo para la esquina.


Elegido como nueva estación en los primeros meses de 2014 y con las obras de remodelación terminadas para mediados de 2015, el Apeadero Sur prometía traer mejoras y, fundamentalmente, movimiento e impulso a la zona sur de la ciudad. Es más, se habló de instalar un servicio de colectivos entre la estación y la terminal de colectivos Mariano Moreno, además de que el espacio contara con todos los servicios: locales comerciales en el lugar y un bar.

"La inversión no fue menor, estamos hablando de más de 60 millones de pesos de hace tres años y quedó en la nada", advirtió el edil quien, como ya sucedió tiempo atrás, volvió a poner el tema en la agenda del Concejo Municipal a través de un pedido de informes, que se aprobó en la última sesión.

Muy poco

Es que poca de toda esa expectativa se concretó. Con apenas un servicio ferroviario que se detiene allí y lo hace en horas de la noche, el lugar apenas se activa a partir de las 17, cuando abre la boletería. Ese es el único servicio que ofrece el edificio.


Ni los baños, que están hechos pero con un cartel que advierte que están fuera de servicio, ni los locales comerciales ni las escaleras mecánicas, ni el ascensor están habilitados. Tanto es así que Hugo, al frente de una hamburguesería que funciona a 50 metros, advierte: "La gente viene al baño acá" (ver aparte).

El pedido

El reclamo que el concejal planteó radica fundamentalmente en la habilitación de la totalidad de las instalaciones de la planta alta, lo que incluye sanitarios, ascensores y escalera mecánica, además de prolongar la atención en las boleterías.

También recordó que la ahora llamada Estación Rosario Sur está a cargo de la empresa Trenes Argentinos Operaciones (Sofse), dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación, y puntualizó que "ese es el organismo que debería encargarse de la puesta en marcha de los procesos de concesiones para los locales comerciales".

No sólo denunció la falta de sagua potable y luz eléctrica en los baños, sino que hizo hincapié en la necesidad de sumar frecuencias para dinamizar el lugar, un punto que también depende de una decisión que tienen que tomar desde Buenos Aires. "Una mayor frecuencia de viajes, por ejemplo con el paso de los servicios que se dirigen a Córdoba y Tucumán, generaría dinamización en la actividad del edificio", sugirió.

El edil opinó que "el estado de desuso total en que se encuentra la Estación Rosario Sur, con apenas mantenimientos mínimos, implica una pérdida de recursos públicos" y, si bien dejó en claro la "responsabilidad correspondiente al Estado Nacional", también consideró: "Desde el Concejo nos dirigimos al Ejecutivo Municipal porque creemos que la Intendencia de Rosario también debe impulsar y movilizar el reclamo con el objetivo de establecer los mecanismos necesarios y los convenios que permitan darle vida al lugar, luego de tantas promesas y objetivos incumplidos".

"La inversión no fue menor, estamos hablando de más de 60 millones de pesos de hace tres años". LaCapital.com

4 comentarios:

  1. Acá tiro un par de ideas para darle uso a ese espacio. La primera y mas importante; PONER MAS FRECUENCIAS...
    Se pueden tambien poner oficinas y delegaciones o dependencias municipales, donde la gente deba concurrir al lugar...muevan los craneos, rosarinos...

    ResponderEliminar
  2. Un gastadero de dinero sin sentido que el gobierno de Cristina, a traves de Randazzo hizo con el acuerdo de la Municipalidad de Rosario. Ahí esta solitaria la estación. Cuando van a entender que el tren Retiro-Rosario debe llegar hasta Rosario Central???. Sr Enrique

    ResponderEliminar
  3. Crónica de una muerte anunciada,por razones de mala política en vez de reubicar a las familias que ocupaban la traza hasta Rosario Norte (que es el punto de enlace con otros destinos) se optó por gastar dinero de los contribuyentes en hacer una estación fantasma.
    Jorgito

    ResponderEliminar
  4. Obvio que iba a terminar así. Se gastó mucho dinero publico al pedo en una estación lejos del centro,en un lugar inseguro y con una sola frecuencia que además de tardar una eternidadad, tiene un horario malísimo, y que la gran mayoría de la gente ni siquiera la considera como opción de viaje. Ahora lo único que falta es que la usurpar. Excelente gestión ferroviaria del gobierno anterior, y de el actual.

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.