lunes, 26 de marzo de 2018

Premio Nobel de la Paz pide la no intervención de APDFA en una dura carta al Ministerio de Trabajo de la Nación

Gremiales

Redacción Crónica Ferroviaria

El Premio Nobel de la Paz del año 1980, Adolfo Pérez Esquivel, envió una carta al Ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, expresándole "su preocupación por la intervención a la Asociación del Personal de Dirección de los Ferrocarriles y Puertos Argentinos tal como viene desarrollando su cartera"

Continúa expresando la nota que "la APDFA es un gremio que históricamente han tenido un compromiso en defensa de los trabajadores del sector que representan, ha denunciado ante diferentes gobiernos las políticas de desguace del ferrocarril y las prácticas de corrupción que lamentablemente han afectado al sector ferroviario".

"He tenido el privilegio de conocer a sus dirigentes con quienes hemos compartido muchas iniciativas en defensa del patrimonio nacional y con diversas organizaciones venimos defendiendo los derechos de los usuarios del ferrocarril para que no se cierren ramales que afectan, tanto a los trabajadores del sector, como a muchos pueblos y ciudadanos de la Nación", expresa el Dr. Pérez Esquivel.


Asimismo deja constancia de "que la decisión de intervenir el gremio se enmarca en una clara política de acoso y persecución a un gremio que ha mantenido y mantiene una conducta de coherencia, respecto a la democracia sindical y defensa de los bienes comunes, como lo es el transporte ferroviario".

"No puedo menos que lamentar, y a la vez condenar, este tipo de políticas que pretende disciplinar al personal de dirección ferroviario que legítimamente trata de representar a los trabajadores del sector conveniados o no. Las elecciones recientes en el gremio han revalidado la continuidad de la conducción de APDFA, con el voto de los trabajadores del sector en el ejercicio de la democracia sindicial".

"La pretensión de acusar como presunta "rebelión de autoridad", motorizada de forma irregular a través de medios judiciales para con la actual conducción de la APDFA, no puede merecer más que una contundente condena", dice enfáticamente en su nota Pérez Esquivel.

Por último expresa que "espero que la cartera que usted preside, reconsidere en lo inmediato como a futuro, su permisividad a este tipo de prácticas intimidatorias, que afectan tanto al derecho de libre expresión y agremiación, como a la defensa de las fuentes de trabajo y conquistas laborales arduamente obtenidas por el movimiento obrero organizado".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.