miércoles, 28 de marzo de 2018

Mutilan al enfermo. ¿Mala Praxis?

Nota de Opinión

Redacción Crónica Ferroviaria

Hace unos días publicamos en CRÓNICA FERROVIARIA una Carta de Lectores firmada por el señor Dr. Marcelo Merlino con el título "Hoy la víctima es la Línea Urquiza", en el que detalla con toda precisión y verdad lo que está pasando en dicha línea.

Si bien la enfermedad no viene de ahora, sino desde cuando estaba el anterior gobierno que hizo, primero sacarle la concesión del tren de pasajeros "El Gran Capitán" a la empresa Trenes Especiales Argentinos S.A. que bien o mal prestaba un servicio entre Federico Lacroze y Misiones que era utilizado por mucha gente humilde que hoy se ve impedida de hacerlo a traves de la Mesopotamia, no sólo porque hoy no hay ningún tren de pasajeros, sino por los valores siderales del boleto de ómnibus que hace imposible poder viajar, cuando el tren les daba la facilidad de hacerlo.

Tomás Giménez‎ de Seguimiento Ferroviario

Posteriormente, dicha concesión la administración anterior comete un yerro infernal al dársela a la ex empresa Trenes de Buenos Aires del grupo Cirigliano que en vez de prestar el servicio con material rodante y tractivo acorde a la calidad del tren, lo hace con míseros coches motores Wadloper que no estaban capacitados para recorrer más de 1.000 km. con asIentos fijos y con un sólo baño por vehículo y sin coche comedor con una capacidad de un 10% en comparación con la formación del tren "El Gran Capitán". Así fue que duró un par de meses.

Tomás Giménez‎ de Seguimiento Ferroviario


Esta concesión otorgada a la ex empresa T.B.A. que operaba el tren a Misiones y "El Tren de los Pueblos Libres" (otro fiasco), toma la resolución de hacerlo a partir de la estación Pilar (Provincia de Buenos Aires), debido a que el Estado abandona así porque sí el tramo Rubén Darío - Pilar del ramal troncal del Urquiza, lo que hace que prontamente los terrenos ferroviarios sean ocupados por la maleza, los estacionamientos de alguna que otra municipalidad donde pasa el ramal y por gente que empieza a construir casas precarias pegado a la vía.

Pasados los años, ese tramo del ramal troncal de la Línea Urquiza quedó a la buena de Dios y hoy vemos con mucha tristeza y dolor como el actual gobierno en vez de curarlo (enmendando el horror cometido por el anterior gobierno) al enfermo lo mutila asquerosamente, quitando los tramos de vía en los cruces con la Línea San Martín en Pilar, y se rumorea muy firmemente que lo harán con el que está en cercanías de la estación Hurlingham, dejándolo inválido para toda la vida.

Unos y otros, llámese administraciones gubernamentales, toman al ferrocarril como caballito de batalla proselitista dándole prioridad a los habitantes que viven en el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) donde abundan los votos, en detrimento de los ciudadanos que viven fuera de ella.

Pero lo más triste, es el silencio de los gremios que parecería ser estar muy callados a lo igual que lo estuvieron cuando el medio de transporte ferroviario fuera atacado hasta dejarlo en estado de coma allá por los 90 del siglo pasado.

Mutilaron al enfermo en vez de curarlo. ¿Mala praxis?.