miércoles, 31 de mayo de 2017

La Plata: Recobra fuerza el plan para crear la terminal ferroautomotor en 1 y 44

Actualidad

Además salieron a avalar el ingreso a nivel de los trenes eléctricos

En una ratificación explícita de su apoyo al proyecto oficial que prevé el ingreso a nivel de los trenes eléctricos hasta 1 y 44, el municipio avanza con el pedido de cesión de los terrenos de la histórica cabecera ferroviaria para crear allí, en el mediano plazo, una terminal ferroautomotora (ver recuadro).

En la Comuna salieron al cruce de versiones que aludían a un giro copernicano en el enfoque de la cuestión -e incluso hablaban de un incipiente aval de algunos funcionarios a las iniciativas de soterramiento-, asegurando que “estamos empujando” el trámite de adquisición de las más de siete hectáreas comprendidas entre las avenidas 1 y diagonal 80 y las calles 115 y 39 “para generar un polo multimodal”, con la modalidad de acceso de los trenes “tal como está actualmente en ejecución”.

Cada día, frente a la estación de trenes de La Plata, se forman largas filas de pasajeros para abordar los micros que reemplazan al tren. Ahora evalúan trasladar la terminal a 1 y 44

“Consideramos que es fundamental que los trenes eléctricos lleguen hasta 1 y 44, para brindar una opción ágil, segura y confiable a decenas de miles de pasajeros cercana al centro de la Ciudad” precisa Gabriel Rouillet, secretario de Planeamiento Urbano y Desarrollo Económico local: “además, lejos de representar un problema, creemos que el proyecto en marcha es un principio de solución para problemas de movilidad urbana y tránsito que se arrastran desde hace tiempo”.

En el ministerio de Transporte nacional, que gestiona los trabajos de electrificación del ramal “vía Quilmes” del Ferrocarril Roca, se estima que la llegada de los nuevos trenes a La Plata será hacia fines de julio, con una formación cada media hora. El plan incluye como obra complementaria principal un paso bajo nivel de considerables dimensiones -en proceso de adjudicación- para eliminar las siempre “trabadas” barreras de 1 y 32.

Sin embargo, vecinos y profesionales de la zona norte piden el soterramiento del tramo entre Tolosa y 1 y 44, para “evitar que se agrave la antigua división urbana que provocan los rieles”.

“Cuando lleguen los trenes a 1 y 44 se van a reproducir, en cada uno de los cruces a nivel actuales con la vía, los embotellamientos que hoy se padecen en Villa Elisa”, advierte el arquitecto Gustavo Cremaschi: “en lugar de hacer una obra de veinte millones de dólares que fue proyectada unilateralmente por la facultad de Ingeniería, el ferrocarril puede llegar de manera transitoria a Tolosa y abrirse un espacio de decisión colectivo como la audiencia pública”.

En el municipio creen que ésa es una opción ya superada. “Un eventual soterramiento está lleno de inconvenientes” señala Rouillet: “sería muchísimo más caro que uno o varios pasos bajo nivel; detendría al menos cuatro obras fundamentales de la electrificación, como la recuperación de los talleres de Tolosa; pararía el regreso de los trenes a La Plata por tiempo indeterminado; cortaría conexiones férreas con el tren universitario, los talleres de Los Hornos y el Puerto; e implicaría asumir un riesgo hídrico hoy inexistente, con un túnel de 1.5 kilómetros”.

El titular de Planeamiento cree que “dedicarle una suma multimillonaria a un kilómetro y medio de tendido cuando en toda La Plata son veinte kilómetros de rieles, y hay varias obras necesarias en diferentes localidades, no parece lo más razonable”.

Alternativas de cruce 

Días atrás, representantes de la Municipalidad, Aubasa y la Nación se sentaron en torno a una mesa de diálogo para convenir un orden de prioridades vinculado con futuros pasos sobre y bajo las vías.

“La idea es lograr que se complete primero la bajada de la Autopista a la altura del Parque Ecológico, prevista en el contrato original” revela Rouillet: “luego se avanzaría con un paso bajo nivel en Villa Elisa, donde actualmente se registran embotellamientos. Y en tercer lugar se haría el de calle 502, en Villa Castells”.DiarioElDía.com

2 comentarios:

  1. La idea de soterramiento Está vigente desde los años 2008 aproximadamente. Y fue desechada prima fácil por la escasamblea relación costo beneficios. Como acortar el recorrido a la estación Tolosa.

    ResponderEliminar
  2. Jorge Ernesto Ordeig2 de junio de 2017, 0:44

    La verdad es que la idea de la ferroautomotora me gusta poco y nada, pero en última instancia la prefiero antes que el soterramiento y la transformación en un shopping de la histórica estación de 1 y 44, sería según mi modesta opinión, optar por el mal menor.

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.