miércoles, 24 de abril de 2013

SEGUNDO LUGAR CONCURSO PLAN MAESTRO PLAYA FERROVIARIA DE LINIERS


ACTUALIDAD

El concurso para el Plan Maestro Playa Ferroviaria de Liniers en Buenos Aires, Argentina, pretende intervenir el área proponiendo un espacio más integrado con las preexistencias y el paisaje contemporáneo. Anteriormente les presentamos al proyecto ganador del primer lugar, y en esta oportunidad les mostramos la propuesta de Diego Aceto, Leandro Costa, Matías Tozzini, Hernán Schikler y Omar Suarez Van Kerckhoven, quienes obtuvieron el segundo premio.

Más imágenes y la memoria de los arquitectos, a continuación.



Lineamientos generales

* La urbanización de fragmentos urbanos hasta hoy indeterminados presenta un desafío de resignificación: proyectar referencia agregando nuevos sentido en continuidad con los preexistentes, esto es resolviendo una articulación de dimensiones espaciales y sociales. La operatoria define la oportunidad de incidir positivamente en los procesos de desarrollo urbano del área, actuando como agente catalizador capaz de orientar el futuro del contexto mediato e inmediato.

* El proyecto parte de conocer y actuar sobre las escalas macro, mezzo y micro: incorporándose y calificando puntualmente la estructura general de la RMBA Oeste, presentando una unidad de proyecto coherente en sí misma, al tiempo de especificarse en componentes diversos, generando un orden complejo y sinérgico.  La continuidad de flujos norte  sur, principal déficit del eje  oeste, se logra en este tramo desde el primer momento, aun en los escenarios previos al soterramiento, como modo de mitigación inicial y definitiva del límite ferroviario.


* La cercanía a una de las principales áreas de transferencia regionales (Liniers), lejos de presentarse como un demérito, constituye una oportunidad de sumar densidades y programas que mediados por el proyecto se asocien como componentes calificantes.  El proyecto se configura así como mucho más que el simple aprovechamiento de un vacío, para pretenderse futuro imaginario, el nuevo portal Oeste de la CABA.

I. Correr el tren

* La primera decisión proyectual representa una inversión mínima con un máximo de beneficios.

* El corrimiento del tren entre las estaciones Villa Luro y Liniers por debajo de la AU, o de presentarse problemas dominiales por su inmediato borde interno, representa la eliminación del límite norte sur y su desplazamiento a un área donde es fácilmente mitigable.

* Respetando los radios de giro pertinentes y con una inversión de 1800m de nuevas vías, apenas 100m por encima de las preexistentes a reemplazar, se logra disolver el límite.



* Esta acción permite vincular francamente la continuidad del tejido con las nuevas masas construidas y a través de ellas el futuro Parque urbano.

* Frente a la obra del soterramiento que desaparece el límite recién en un segundo escenario, esta simple acción adelanta sus beneficios en el tiempo en este tramo del ferrocarril.

* El borde preexistente de la AU, lejos de consolidarse se vuelve atravesable, al permitir los desarrollos necesarios para túneles viales transversales, sin afectación de vecino frentista alguno.

II. Trazar el par vial

* La antigua traza del ferrocarril liberada es reemplazada por la nueva Avenida del Bicentenario.

* Ésta, en par vial con Rivadavia Norte entre Irigoyen y Reservistas Argentinos, circunscribe un área de reconversión prioritaria con bordes externos consolidables.

* La atmósfera barrial preservada en su interior, se focaliza en la escala de Yerbal, parcialmente peatonalizada entre Estévez Sagui y Elías Bedoya.

* Precisamente estas dos arterias se extienden sobre el área de proyecto hacia y desde el norte en trazados curvos, alcanzando Juan B. Justo al pasar bajo túnel la AU y el ferrocarril ahora reunidos.

* La transferencia cercana de Liniers expande sus actividades comerciales y de servicios sobre el par vial, permitiendo una generosa redistribución de los paradores de app sobre los nuevos frentes donde se volcará la densificación.

* La Avenida del Bicentenario se convierte en el eje organizativo del nuevo tejido, albergando en su subsuelo playas de estacionamiento públicas y privadas, y en el segundo escenario sumando la traza del Ferrocarril soterrado.



III. Construir el tejido

* El nuevo tejido opta por concentrarse en un delgado frente continuo, constituido por capas sucesivas que tamizan la percepción del Parque.

* Minimiza su huella al concentrar la constructibilidad en un único frente de desarrollo lineal, privilegiando las mejores orientaciones coincidentes con las visuales próximas y largas al parque.

* Se busca de esta manera optimizar en relectura la normativa general planteada.

* Logramos así ocupar con los emprendimientos comercializables apenas el 20% de la superficie de proyecto, manteniendo como contraparte la constructibilidad máxima propuesta en la norma.

* La parcelaria se concentra a ambos lados de la Avenida del Bicentenario.

* Una línea en retaguardia envuelve las medianeras preexistentes, completando las manzanas concurrentes por el sur al área de proyecto. Esta componente se organiza en frentes de 24m y laterales de 12m de altura.


* Cruzando la avenida y sobre una nueva capa del tejido se dispone un basamento continuo de plantas bajas preponderantemente libres y alturas máximas de 12m, alojando programas de servicios y equipamientos. Este estrato suma los galpones que concurren al frente de la Avenida.

* En un estrato superior las alturas máximas permitidas se completan con torretas, placas o volúmenes aislados, generando una secuencia perspectívica ritmada, a la vez de preservar la buena orientación visuales mencionadas para sí y también para la retaguardia.

* El parcelario y los subtipos morfológicos generados por combinatoria de basamento continuo y estrato superior diferenciado, potencian una imagen diversa, garantizada por la gestión de múltiples actores.

* Algunas placas superiores cruzan la Avenida señalando las esquinas estratégicas: el principio y final del nuevo tejido, junto a los encuentros con las calles de atravesamiento norte  sur.

IV. Liberar el Parque

El Parque se define como un tejido vegetal, un parcelario verde que plantea a la vez un manto unificado a escala urbana, compuesto por recortes de apropiación específica. Cada “lote” verde recibe diversas cualidades de césped, forestación en monte y plantines autóctonos, reproduciendo el concepto de tejido en una geometría común de materializaciones alternativas.

Los límites de las parcelas verdes, coinciden a veces con la traza de la antigua playa ferroviaria, construyéndose con los propios rieles recuperados y los durmientes de quebrachos propios y provenientes del plan integral de renovación de vías en marcha. Un porcentaje acotado de pisos secos y cursos de agua, acompañan la horizontalidad predominante en las perspectivas, sólo interrumpida por suaves topografías que salvan los viales en desnivel y cobijan equipamientos de apoyo y servicios.


Los Galpones patrimoniales, se organizan en dos grandes grupos. Los con frente a la Avenida del Bicentenario, se asocian al primer estrato del borde completando equipamientos públicos, entre ellos la potencial nueva sede del IUNA con cabecera en el edificio principal. Los internos al parque se plantean porciones arquitecturizadas del tejido verde, constituyendo umbráculos, invernaderos, pisos de usos múltiples y un auditorio masivo, recuperando en parte sus cubiertas originales y en otros casos dejando expuestas las estructuras o complementadas con cubiertas eco tecnológicas.

Se trata de recuperar su uso con intervenciones mínimas que realcen la escala y especialidad originales, rasgos patrimoniales predominantes.  Un par de pasarelas metálicas sumadas al puente peatonal patrimonial, vinculan el conjunto con los paradores del metrobús Juan B. Justo al norte, salvando las interferencias.

V. Una reconversión apropiada

La oportunidad histórica de poner en valor las playas ferroviarias, conjuga en sus proyectos la búsqueda de recursos genuinos con la optimización y equilibrio de dominios en estas últimas tierras disponibles al interior de la Ciudad.

Los impactos buscados en el proyecto son la generación de nuevos tejidos rentables en elaborada continuidad con los preexistentes, la mejora en las condiciones de flujos norte  sur, la implantación del nuevo Parque Urbano Liniers de la Reconquista con la mayor superficie liberada a múltiples actividades, la influencia en áreas próximas para la resolución complementaria de antiguos problemas (renovación del perfil de Rivadavia, ordenamiento de las transferencias y el transporte público, consolidación de tejidos hoy subutilizados, construcción de nuevos bordes permeables, etc.).


El imaginario resultante es el de una nueva postal urbana, un parque tejido de verdes múltiples, enmarcado por una sucesión de edificios regulados pero diferentes entre si, conjugados con un par vial en el que la redistribución del transporte público, genera condiciones aptas para la densificación y la aparición de nuevos usos.

La propuesta adoptada resulta completa y viable desde un inicio, aún si no llegara a producirse el soterramiento. De generarse el segundo escenario con soterramiento, el sistema de tejido y parque puede extenderse hacia el Oeste, re calificando el área inmediata de la Estación Liniers y el circuito San Cayetano. Frente al nodo de General Paz, un edificio de predominante vertical concluiría entonces el hito.

El soterramiento permitiría avanzar en el estudio de los usos públicos y semipúblicos tanto del Club Vélez Sarsfield como del Barrio Kennedy, a fin de incorporarlos en una virtual duplicación del Parque con gestión mixta.

Competition: Concurso Plan Maestro Playa Ferroviaria de Liniers
Award: Segundo Lugar
Arquitectos: Diego Aceto, Leandro Costa, Matías Tozzini, Hernán Schikler y Omar Suarez Van Kerckhoven
Ubicación: Liniers, Buenos Aires, Argentina
Colaboradores: Paula Imperatore, Ignacio Unrrein y Luz Rodríguez Chatruc
Asesores: Arnoldo Rivkin y Roberto Doberti
Año Proyecto: 2013
Fuente: Plataforma Arquitectura

9 comentarios:

  1. ¿Ningún proyecto prevé rehabilitar los talleres para aquello que fueron construidos? Claudio Sánchez

    ResponderEliminar
  2. Rolando Maggi
    Negocios son negocios... habrá trenes para todos?

    ResponderEliminar
  3. Mariano Daniel Villafañe Wagner
    Los van a suspender para que no perturben la paz en el complejo edilicio?

    ResponderEliminar
  4. el pacto PRO-K, menos trenes, mas negocios inmobiliarios.

    Mas inundaciones para ciudad y mas plata para el grupo IRSA

    ResponderEliminar
  5. Porque ponen esta nota. Va encontra del ferrocarril, que estan promocionando muchachos. Es muy triste lo que van a hacer con los talleres.

    ResponderEliminar
  6. Dos cositas; La nota esta totalmente de acuerdo al lugar donde se la publica
    Y la reformulacion de los talleres esta acorde a los tiempos que corren, su actualizacion debe incluir centros culturales, de recreacion y grandes areas verdes, algun sector para un museo ferroviario no estaria nada mal, saludos Gustavo de ezeiza

    ResponderEliminar
  7. Los tiempos que corren lamentarán mucho no disponer de un taller ferroviario grande y equipado para reparar las formaciones como corresponde.

    ResponderEliminar

  8. Supongo que dentro de esos predios, se conservarán los estacionamientos de colectivos. Como estban...

    ResponderEliminar
  9. Insisto que lo más razonable es que utilizar las playas ferroviarias como centros de transbordo o estaciones multimodales; Buenos Aires no necesita más edificios para sectores de alto poder adquisitivo; los talleres fácilmente se podrían utilizar para actividades productivas. Verdaderamente me parece que hay replantear muchas cosas en el tema Liniers, por ejemplo bajar del tren en la estación, caminar dos cuadras y subir a la General Paz por escalera para tomar un colectivo me parece que está fuera de lugar; lo ideal sería utilizar los terrenos de la playa para transbordo, en lugar de ser un estacionamiento para la línea 109.

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.