lunes, 26 de diciembre de 2011

URUGUAY: GOBIERNO PREVÉ QUE AFE PASE A DAR GANANCIAS

El Ministerio de Transporte diseñó planes de ahorro por US$ 2.150 millones en 25 años

El gobierno prevé que en un período de 10 años la Administración de Ferrocarriles del Estado (AFE) dejará de ser “un sufrimiento” o “una carga” para la sociedad y pasará a ser una empresa que aportará dividendos para la aplicación de políticas públicas.

Además de la necesidad de sumar un medio de transporte para trasladar la creciente producción que el país está generando en diversos rubros, el gobierno quiere sacarse de encima el mantenimiento de un ente con un déficit creciente.


El Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) se puso a sacar cuentas y concluyó que una vez que comience a funcionar “la nueva AFE” en el año 2012, el subsidio que el Estado aporta se reducirá año a año hasta pasar a dar ganancias.

“Aspiramos a lograr que sea una empresa que equilibre sus números y que en 10 años esté ganando dinero”, dijo a El Observador el ministro de Transporte, Enrique Pintado.

El diagnóstico que el gobierno realiza de AFE es negativo. Según un informe oficial realizado por Transporte, el subsidio estatal era de US$ 13 millones en 2006, pero ascendió a US$ 19 millones el año pasado. “Es un subsidio creciente por parte del Estado que no se traduce en mejora de productividad o gestión”, dice el texto al que accedió El Observador.

Además, el informe habla de una “baja rotación de vagones”, un “sistema obsoleto de gestión de tráfico” y “altos costos de mantenimiento”.

Ante ese panorama, el Poder Ejecutivo tomó la decisión de dar un golpe de timón y diseñó un nuevo modelo para que la ferroviaria estatal opere bajo las reglas del derecho privado.

De la mano del nuevo modelo, la aspiración es ganar terreno en el transporte de cargas.

El decreto que habilita a convertir a AFE en una empresa pública de derecho privado está pronto y solo falta que sea firmado por el presidente José Mujica.

“Eso está en manos de Presidencia. Uno podría presumir que tendría que estar antes de fin de año, para seguir avanzando el año que viene”, dijo Pintado.

El Ministerio de Transporte tiene definido que 2012 será el año de la renovación del ferrocarril y a partir de ese momento comenzará a correr el tiempo para reducir el subsidio y pasar a ganar plata. “En 2012, la nueva AFE tiene que estar funcionando a pleno”, sostuvo.

El objetivo trazado por el Poder Ejecutivo es que el transporte de carga por ferrocarril aumente a razón de 12 puntos porcentuales por año. Hoy se trasladan 1,3 millones de toneladas anuales y se aspira a que en 2022 se lleguen a transportar 4 millones de toneladas. Ese proceso irá de la mano de una reducción de costos operativos promedios, los cuales pasarán de 12 centavos de dólar por tonelada por kilómetro a 7,3 centavos, según el documento del MTOP.

Pero además de los beneficios directos esperados para las cifras de AFE, la apuesta del gobierno implica ahorros indirectos. Los cálculos realizados por Transporte hablan de un ahorro promedio anual de US$ 85 millones tomando un período de 25 años.

El documento establece que se evitarán gastos por US$ 136 millones en rehabilitación de rutas, otros US$ 15 millones en mantenimiento de la red vial y US$ 2.000 millones en costos de transporte y operación. En total, los cálculos oficiales hablan de una reducción de unos US$ 2.150 millones en 25 años. “La carga es un negocio rentable para el Estado”, dijo Pintado. A su vez, sostuvo que de cara al crecimiento económico previsto, el país necesita “como agua” al ferrocarril.

“Estamos hablando de una hipótesis de crecimiento de la producción, con 2 millones de toneladas de trigo. Eso es un incremento brutal. Los camiones van a seguir creciendo en número, pero necesitamos urgentemente el transporte ferroviario para dar un respiro. No para quitar camiones de la carretera, sino para captar algo del crecimiento de la oferta transportable”, dijo.

El jerarca hizo una firme defensa de la necesidad de operar bajo las reglas del derecho privado, un sistema cuestionado por el PIT-CNT y los trabajadores de AFE.

“La sociedad uruguaya desde 1985 a la fecha ha invertido en AFE más de US$ 400 millones, para que más o menos transporte la misma cantidad de toneladas. No es justo pedirle a la sociedad que siga manteniendo tal grado de ineficiencia y por eso vamos a un nuevo modelo”, dijo Pintado. “Continuando el proceso de mejora de gestión que se inició en el período pasado, estamos mejorando y reorganizando las cosas para que el sufrimiento o la carga para la gente sea cada vez menor”, dijo el titular de Transporte.ElObservador

1 comentario:

  1. JOSELINO: El ferrocarril no es para dar ganancias. tiempo atrás alguien comentó que no se puede medir al ferrocarril por el debe y el haber. Es un servicio público y se lo debe medir por el beneficio que le dá al país. Por eso, nuestros ffcc, nunca han sido deficitarios,tal como los gobiernos siempre intentaron hacer creer. Si fuese así tambien serían deficitarias las fuerzas armadas, de seguridad. el magisterio y otras tantas instituciones que no poseen entrada de dinero

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.