viernes, 2 de octubre de 2020

Lo de nunca acabar. ¿Cuándo se tomarán medidas de desalojar las viviendas cercanas a las vías?

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

Ojalá que nunca pase, pero de seguir así algún día ocurrirá un grave accidente donde un tren se meta (por distintas razones) dentro de una vivienda precaria que se encuentran edificadas en los terrenos ferroviarios, cosa que no debería de estar ubicadas ahí, sino fuera de los mismos.

En el día de ayer, una formación de la empresa Nuevo Central Argentino que circulaba por el barrio "José Ignacio Díaz" de la ciudad de Córdoba arrastró, por encontrarse mal estacionada muy cercana a las vías, a una camioneta que impactó y volteó una pared de una vivienda precaria lastimando a dos niños.



El hecho hizo que produjera la reacción de los vecinos de dicho barrio, apedreando la locomotora y haciendo pasar un mal momento a los conductores del tren.

Los ataques implicaron roturas de vidrios de la unidad y amenazas. Los agresores no pudieron ingresar a la cabina de conducción, porque los trabajadores pudieron trabar las puertas de acceso.

Fotografías gentileza: Cadena3

José Cisterna, secretario de la seccional Córdoba del gremio La Fraternidad (conductores de trenes), dijo a Cadena 3 que al llegar a un paso a nivel, la unidad pasaba por una curva hacia el lado de Ferreyra, donde hay una marcada pendiente.

"Había una camioneta estacionada entre la vía y las casitas. Cuando vieron que no pasaba, pusieron el freno de emergencia, pero no tuvieron tiempo a frenarlo del todo porque venía cargado y en bajada. La máquina la toca y la empuja hasta la vivienda", aclaró.

Y detalló la agresión de los vecinos: "Quisieron entrar al tren, rompieron vidrios, los amenazaron que los iban a matar. Por suerte no pudieron entrar a la cabina de conducción".

Desde el gremio piden mayor seguridad para los trabajadores ferroviarios ante este tipo de episodios. No puede ser que las casas se encuentren pegadas a las vías, no sólo en ese lugar, sino en distintos puntos del país (sobre todo en ciudades grandes) donde los barrios precarios se asientan en los mismos terrenos ferroviarios.