miércoles, 16 de mayo de 2018

Línea Sarmiento: Se realizaron con éxito las primeras pruebas del nuevo sistema de frenado automático

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

La empresa Trenes Argentinos Infraestructura informa que realizó con éxito las primeras pruebas del sistema de frenado automático ATS (Automatic Train Stop, por sus siglas en inglés) en los Talleres de Castelar de la Línea Sarmiento. Los ensayos fueron supervisados por Guillermo Fiad, presidente de la entidad y contaron con la participación de 10 especialistas japoneses que viajaron especialmente para probar los equipamientos.

El frenado automático es un requerimiento de todos los sistemas ferroviarios modernos ya que reduce al máximo el riesgo de colisiones y accidentes, garantizando un servicio mucho más seguro. Así, se pasará de un sistema dependiente del factor humano a uno automático.


Según la empresa Trenes Argentina Infraestructura esta tecnología se incorporará progresivamente en las 8 líneas de pasajeros, con una inversión de 260 millones de dólares destinados a la instalación del frenado automático de trenes en 280 formaciones y 1500 km de vías.

"El primer embarque con equipamiento arribará al país en Julio, proveniente de Japón. En paralelo, ya están avanzando las obras de adecuación de señalamiento, es decir, la instalación de los nuevos "semáforos" o señales eléctricas y que de esta forma sean compatibles con los requerimientos tecnológicos del nuevo sistema.  Los trabajos ya están avanzando en las Líneas Roca (eléctrico), Mitre, Sarmiento, San Martín, Urquiza y Belgrano Sur, donde se llevan invertidos más de $3.174 millones", expresa el comunicado de la TAI.


Por último expresa que "además, ya se encuentran lanzadas las licitaciones de las obras necesarias para la instalación de balizas sobre las vías y el material rodante, trabajos que se iniciarán en el último trimestre de este año".

Frenado automático de trenes: Cómo funciona

El sistema de frenado automático de origen japonés ATS se compone de tres dispositivos: una señal o “semáforo”, una bobina conectada a este y una antena a bordo del tren, ubicada en ambas cabinas. La señal o semáforo, que se encuentra al costado de la vía, tiene cuatro lámparas que le indican al tren si puede avanzar (luz verde), si debe detenerse (luz roja o “señal de peligro”) o bien reducir la velocidad a no más de 80 kilómetros por hora (en el caso de que encienda dos luces de color).