jueves, 24 de mayo de 2018

Los talleres ferroviarios EMEPA S.A. en crisis despide 80 trabajadores

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

La crisis que viven en la actualidad los talleres ferroviarios en todo el país, ya no es novedad. Cuando fue el cierre de los talleres RIORO ubicados en la localidad de Pérez (Provincia de Santa Fe), se sumaron los problemas que viven a diario la gente de la COOTTAJ en Junín, los de Fabricaciones Militares Río Tercero sección ferroviaria, el vaciamiento lento pero sostenido que viene sufriendo la gente de Tafí Viejo con las jubilaciones anticipadas o los retiros voluntarios, se suma ahora la transferencia de personal hacia otras áreas, como vía y obras, que no son inherentes a sus labores.


Ahora se suma la crisis que está viviendo la empresa EMEPA S.A. realizando una reestructuración, debido, entre otras cosas, por la caída de contratos con el Ministerio de Transporte de la Nación para la reparación de coches de pasajeros, por lo que acaba de despedir a 80 trabajadores.

Al respecto el Secretario de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de Chascomús, Mario Batista, afirmó que la planta se va a reducir en un 50%.

De acuerdo a lo que se argumentó desde la empresa, la decisión se adoptó por la fuerte caída en el trabajo, expresa el medio El Fuerte.

“En un principio plantearon 100 despidos, pero por ahora van a ser 80. Estamos abatidos. La empresa hizo un planteo de que no hay laburo, de que tenía que hacer una restructuración si o si para mantener la planta abierta”, le dijo Batista a la agencia de noticias DIB.

Desde la empresa les comunicaron a los trabajadores que la decisión de apartamientos estaría vinculada a la falta de trabajos encargados por parte del Gobierno. “Ahora compraron 200 vagones a los chinos y nosotros acá tenemos la última tecnología”, se quejó el gremialista.

De cualquier manera y a pesar de la crítica situación, se afirma que desde la firma tendrían la intensión de mantener la planta abierta aunque la misma tenga que cambiar de rubro. “Ahora trajeron fierros para hacer tranqueras, imagínate el laburo que hay. Estamos complicados”, contó el representante de la UOM.
El conflicto en Emepa empezó a vislumbrarse a fines de 2017 cuando la empresa les dio a los trabajadores vacaciones adelantadas. Después de aquella situación, surgió una licitación de diez vagones que le dio algo de respiro a la planta hasta estos días. “Me sorprende mucho la insensibilidad del Gobierno, que no tenga en cuenta lo que está sucediendo con la industria nacional”, acusó Batista.

Agregando que “no sé a dónde van a ir los despedidos porque acá están cerrando también comercios”.

El sindicato y representantes de la empresa se reunirán mañana a las 10 horas en el Ministerio de Trabajo. Mientras tanto, los trabajadores se mantienen en asamblea permanente para intentar evitar los despidos, que comenzó ayer poco antes del mediodía, y que tendría continuidad hoy con una protesta en la puerta de la fábrica, sin ingresar a trabajar.

El intendente municipal de Chascomús, Javier Gastón de Cambiemos, no emitieron ningún comunicado ni participaron de la mediación con la empresa. Una verdadera vergüenza la actitud del intendente.