martes, 29 de mayo de 2018

Línea Sarmiento: El puente ferroviario de Mechita está cada vez más cerca de la restauración

Actualidad

Se colocó el último tramo de la obra (durmientes y rieles). Solo resta hacer las tareas de ajustes para su puesta en servicio. De esta manera, con el paso abierto, las formaciones del Sarmiento volverán a llegar a localidades como Bragado, Los Toldos, Lincoln y 9 de Julio

Luego de casi tres años de espera, el puente ferroviario de Mechita, ubicado sobre el río Salado, está próximo a rehabilitarse.

El último viernes, una grúa de gran magnitud colocó el último tramo que restaba para unir los dos extremos. Ahora sólo resta realizar todas las tareas de ajustes para su puesta en servicio.


De esta manera, con el paso abierto y la reconexión vial, las formaciones del Sarmiento volverán a llegar a localidades como Bragado, Los Toldos, Lincoln y 9 de Julio.

En ese sentido, el intendente Vicente Gatica expresó: "Tomamos el compromiso de gestionar la vuelta del tren de pasajeros y eso haremos. No más escepticismo, ahora debemos trabajar todos para lograrlo. Gracias al Gobierno nacional".

Vale destacar que el trabajo se hace con la supervisión de Trenes Argentinos Infraestructura, dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación.

Antecedentes

Desde 2015 y por la inundación que azotó en la zona, el puente ferroviario de la línea Sarmiento a la altura de Mechita quedó obsoleto por lo que, desde ese año, las formaciones ya no llegan a ciudades principales como Lincoln, Bragado, Los Toldos, Villegas, Pehuajó y Trenque Lauquen.

Actualmente, las formaciones con el tren chino opera con servicio reducido entre Once, Chivilcoy y Alberti, ya que ese fuerte temporal había generado daños en el sector ubicado entre Mechita y Bragado, una localidad clave porque desde ahí se bifurcan dos ramales hacia General Pico y Santa Rosa (La Pampa) atravesando ciudades bonaerenses.

De esta manera, dentro del ramal con destino a General Pico, ciudades como Los Toldos, Lincoln, Pinto y Villegas con paradas intermedias, quedaron desconectadas con el transporte de pasajeros.

En el caso del ramal a Santa Rosa, el tren dejó aisladas a las ciudades bonaerenses de 9 de Julio, Carlos Casares, Pehuajó y Trenque Lauquen, con paradas intermedias.

En la actualidad, esta obra que se está llevando a cabo, que demandó varios meses, permitirá recuperar el uso del ramal Once-Bragado, trayecto que está interrumpido desde agosto de 2015 luego de la inundación que desestabilizó algunos pilotes del puente ferroviario.

Cabe destacar que en 2016 se había instalado un obrador de la empresa encargada que estaba trabajando, pero la inundación del 2017 dejó inconclusa la obra.Democracia.com