viernes, 27 de enero de 2012

PERÚ: DEMANDA DESBORDA ESTACIONES DEL TREN ELÉCTRICO

Usuarios esperan 40 minutos para abordar el Metro de Lima durante pruebas gratuitas. Empresa operadora pide paciencia

Los usuarios del tren eléctrico han comprobado la velocidad de este medio de transporte, pero también la incomodidad que acompaña la alta demanda del servicio en el periodo de pruebas gratuitas. Los pasajeros forman largas colas y esperan hasta 40 minutos para abordar el metro en hora punta.

Así lo comprobó El Comercio en un recorrido que hizo ayer, entre las 7 a.m. y las 11 a.m., desde la estación Villa El Salvador hasta la estación Grau, haciendo escala en varios paraderos intermedios.


Durante 20 minutos la gente hace una cola de al menos una cuadra de extensión tan solo para ingresar a la estación Villa El Salvador. Una vez dentro, espera otros 20 minutos la llegada del tren.

Personal del consorcio operador Línea 1 Metro de Lima señala que controla el ingreso a la estación para que los vagones no partan repletos y no se haga imposible el abordaje de más personas en otras estaciones. Igual panorama se aprecia en las otras estaciones hasta antes de la de Atocongo. Las colas externas se repiten, aunque por menos tiempo y extensión, en las estaciones Gamarra y Grau.

YA SON DOS MILLONES

“La demanda superó las expectativas en esta marcha blanca [servicio gratuito de prueba]. Controlamos el acceso a las estaciones porque solo tenemos cinco trenes. Paciencia. Todo cambiará progresivamente desde fines de este año cuando lleguen los dos primeros de 19 trenes nuevos. En setiembre del 2013 habrá 24. Entonces la frecuencia entre tren y tren será de 6 minutos y no de 20 como ahora”, dijo Fernando Deustua, gerente de Relaciones Institucionales del metro de Lima.

Según el vocero, el martes se alcanzó la cifra de dos millones de pasajeros transportados, apenas seis días después de que se llegara a la mitad.

Tal cantidad de usuarios se ha traducido en otro motivo de incomodidad: la falta de baños. En cada uno de los 16 paraderos hay un baño para damas y otro para caballeros, además de un tercero para personas discapacitadas. Cada baño tiene solo un inodoro. En estaciones de mayor demanda, como La Cultura, Gamarra y Grau, con capacidad para más de 1.000 personas, se forman colas fuera de los servicios higiénicos.

Además, en pleno calor del verano, los vagones atestados de gente parecían tener apagado el aire acondicionado. Cada tren puede llevar a 1.200 personas.

“No descarto que se amplíen los baños, pero la prioridad es el servicio de transporte. En cuanto al aire acondicionado, hemos pedido al proveedor que revise los equipos”, señala Deustua.

“Un baño en una estación es muy poco, pero yo destaco que la gente está usando el tren para ir a trabajar y estudiar”, refiere Miguel Torres, arquitecto, experto en infraestructura vial. La marcha blanca concluiría en febrero. Si Ositrán lo aprueba, se iniciaría entonces el cobro de pasajes. ElComercio.pe

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.