miércoles, 30 de marzo de 2011

LA UNIÓN FERROVIARIA TRABÓ EL ACUERDO SALARIAL EN TRANSPORTE


La UTA había pactado una suba del 23% hasta setiembre. La UF reclama el 35%.

La estrategia del Gobierno de alcanzar un acuerdo salarial homogéneo inferior al 25% con los gremios del transporte de pasajeros de la región metropolitana tropezó con el rechazo de la Unión Ferroviaria (UF).

Con su titular José Pedraza preso en Ezeiza por la muerte del militante del PO, Mariano Ferreyra; los dirigentes del sindicato más numeroso del sector ferroviario reclamaron ayer una recomposición salarial del 35% para poder cerrar la paritaria de este año.

Ante la falta de acuerdo, las autoridades del Ministerio de Trabajo resolvieron prorrogar por cinco días la conciliación obligatoria que había sido dispuesta a fines de febrero cuando se iniciaron las negociaciones entre la UF y las concesionarias privadas de los trenes urbanos.

Sin hacer demasiado ruido, la cartera laboral que conduce Carlos Tomada logró que los empresarios de colectivos de corta distancia y el gremio de la UTA (Unión Tranviarios Automotor) llegaran a un preacuerdo salarial hasta el segundo semestre del año.

El convenio alcanzado la semana pasada establece un aumento de $ 1.089 que se debería incorporar íntegramente al sueldo básico de los choferes y administrativos a partir de marzo.

Ese incremento –que representa una suba de 23% sobre el básico– regiría hasta setiembre, cuando se volverían a juntar las partes para discutir los sueldos de la última parte del año.

Si bien está acordado de palabra y listo para ser firmado , al acuerdo le falta un soporte clave que exigen los empresarios: el compromiso escrito de que la Secretaría de Transporte compensará los aumentos salariales con una nueva actualización de los millonarios subsidios que desembolsa el Gobierno para no tocar las tarifas Ayer, en la reunión con los representantes de la UF y las empresas operadoras de los ferrocarriles, los funcionarios de Trabajo plantearon la propuesta de un aumento salarial del 23% en línea con lo pactado con la UTA. Los dirigentes sindicales rechazaron de plano ese porcentaje y advirtieron que no piensan firmar por menos del 35%.

Ahora la definición se trasladó a la próxima semana. Si se impone la postura de la UF, a los maquinistas del gremio de La Fraternidad que están esperando turno para negociar sus salarios, no les quedará otra opción que reclamar un porcentaje similar para no quedar desairados.(Fuente: IEco)