jueves, 31 de marzo de 2011

ESPAÑA: EL AVE TRASLADA A MÁS DE MEDIO MILLÓN DE PASAJEROS EN 100 DÍAS


El tráfico de personas entre Valencia y Madrid crece un 16% en dos meses

El tren de alta velocidad (AVE) entre Madrid y Valencia ha desplazado a 510.000 pasajeros en los primeros 100 días de funcionamiento del servicio, según datos que ofreció ayer Renfe Operadora. El tren empezó a funcionar el 19 de diciembre. Durante los primeros 30 días fue utilizado por una media de 4.300 personas al día. El mes siguiente, el tráfico diario se elevó a 5.200 pasajeros. Pero en marzo la ocupación de los convoyes llegó al 70% al desplazarse 5.800 viajeros al día. El pico absoluto se registró durante las fiestas de las Fallas, cuando utilizaron el tren de alta velocidad un total de 60.000 personas.

José Salinas, director de Turismo Valencia Convention Bureau, aseguró que el tráfico de personas entre ambas ciudades ha crecido un 16% en los dos primeros meses del año respecto al mismo periodo del año anterior. Y esos desplazamientos, tanto por razones de negocio como de ocio, generan un importante movimiento económico.

La Cámara de Comercio de Valencia recibió ayer a una delegación de veinte empresarios madrileños vinculados al hospedaje, la hostelería, las agencias de viajes o la gastronomía como parte de las acciones de promoción conjunta de ambas ciudades para fomentar el tránsito de viajeros.

Jesús Gatell, presidente de la comisión de turismo de la Cámara de Madrid, calificó de "espectaculares" los datos sobre pasajeros del tren de alta velocidad y destacó la oportunidad de fomentar "alianzas estratégicas entre Madrid y Valencia que aportan valor a ambas ciudades con relación a otros destinos".


Gatell recordó que, en estos tiempos de crisis, "el turismo es el sector que arroja el mejor comportamiento". Y destacó las posibilidades de Valencia como puerto más cercano al "centro de conexiones aéreas internacionales más importante del sur de Europa". "¡Que Barajas sea el gran aeropuerto de Valencia!", sentenció.

José Vicente Morata, presidente de la Cámara de Comercio de Valencia, animó la cooperación con el argumento de que "ya no caben áreas económicas cortas. Con el tren de alta velocidad ganamos todos".

Los madrileños buscan disfrutar del mar, la playa, el clima y la oferta gastronómica de Valencia. Los valencianos, por el contrario, buscan disfrutar de la oferta cultural de Madrid. Gatell recordó que "Londres y Madrid son las dos capitales europeas con mayor oferta de espectáculos musicales".

La proximidad al aeropuerto internacional de Barajas ofrece grandes oportunidades para el incremento del turismo de cruceros. Salinas explicó que el objetivo de Valencia Turismo Convention Bureau es lograr que el puerto de Valencia se convierta en punto de partida para grandes rutas por el Mediterráneo. Durante 2010, Valencia recibió a 250.000 cruceristas. Pero las expectativas para 2011 se elevan hasta 450.000 turistas de crucero. Algunas firmas, como Royal Caribbean, permiten a los pasajeros facturar sus equipajes en Atocha para recuperarlos en su camarote. La apuesta de la compañía por Valencia incluye el servicio de un navío capaz de trasladar a 6.500 viajeros.

Morata apostilló que el gasto diario de un turista de crucero es muy superior al de cualquier otro viajero.

Y Gatell subrayó que cualquier viajero que aterriza o despega desde Barajas hacia Norteamérica, por ejemplo, suele aprovechar "un par de días" para conocer la oferta "histórica y cultural" de Madrid.

Salinas, por su parte, apuntó un cambio de calado en el tipo de turista que recibe Valencia. Históricamente, los visitantes por número de pernoctaciones procedían muy mayoritariamente del resto de España. El año pasado, el número de visitantes nacionales y extranjeros de Valencia prácticamente se equipararon. Pero las previsiones para este año apuntan que las pernoctaciones de extranjeros en la ciudad pueden alcanzar el 60% del total.(Fuente. El País)