viernes, 19 de octubre de 2018

No van en tren, van en camión: el ferrocarril solo traslada el 8,4% de la cosecha

Actualidad

En la campaña 2016/2017 el sistema ferroviario tuvo una participación menor al 10% en el transporte de granos. La región de La Pampa fue la que más porcentaje trasladó a través de las vías.

El ferrocarril representa una opción viable para transportar la producción agrícola a los puertos. En un país donde las extensiones son importantes es fundamental contar un buen sistema de transporte cargas para poder exportar la producción.

Según el informe de IERAL, en la campaña 2016/2017 Argentina tuvo una producción granaria de 134.861 toneladas. Pero el sistema ferroviario solo trasladó el 8,4 por ciento de eso granos y sus derivados. De esta manera el transporte de carga a través del ferrocarril no tuvo gran participación.


En 2016 el sistema ferroviario contaba con 17.965 kilómetros de vías.  Este sistema permite acercar a los puertos los puntos más alejados, pero no siempre se traslada el total de la producción a este transporte de carga.

Transporte por provincias 

Del informe se destaca que la región del norte (comprende Salta, Tucumán, Chaco y Santiago del Estero), es la zona más alejada de los puertos con una distancia promedio de 790 kilómetros. En 2016/2017 esa zona solo volcó el 12,4 por ciento de la producción al sistema ferroviario.

Por su parte la región de La Pampa fue la zona que transportó más granos a través del ferrocarril. Con una distancia promedio de 400 kilómetros al puerto, traslado el 16,7% de su producción en tren.

En este sentido la región que corresponde a San Luis, con una distancia promedio de 600 kilómetros al puerto, transportó el 0,8% de su producción. En esta oportunidad el ferrocarril no tuvo gran participación en el transporte de carga.

Córdoba fue una región con una alta participación del sistema ferroviario. El ferrocarril trasladó un 9,7% de la producción granaria. Esta zona se encuentra a una distancia promedio de 320 kilómetros.

Por su parte la región de Buenos Aires, que cuenta con una distancia de 250 kilómetros, produjo más de 43 toneladas de granos. El ferrocarril solo trasladó el 6,5% de ese total.

Y la región más cercana a los puertos es Santa Fe, con una distancia promedio de 200 kilómetros. En esta oportunidad esta zona trasladó el 9,4 por ciento de producción a través del sistema ferroviario.



¿Qué puede pasar a futuro?

Las limitaciones del sistema argentino de ferrocarriles en su objetivo de alcanzar mayores niveles de actividad han sido evidentes en los últimos años: "Entre los años 2007 y 2015 el deterioro en la producción de servicios fue profundo, en particular en algunos ramales, que pasaron a manos del Estado y quedaron reducidos a su mínima expresión", comentaron desde Ieral.

Ahora, el desafío que se enfrenta es sumamente complejo.

¿Qué propone el actual gobierno?

A mediados de 2018 el Ministro de Transporte anunció que el sistema de acceso abierto a la infraestructura ferroviaria para la prestación de servicios de transporte de carga entraría en vigencia en el año 2023. De esta forma se daría fin al esquema actual donde la gestión operativa de los distintos sistemas ferroviarios esta concesionada a solo una empresa privada.

El nuevo esquema combinaría desintegración vertical con acceso abierto, donde una empresa (aparentemente del Estado) se hace responsable de la administración de la red ferroviaria, mientras que otras empresas (distintas) de la prestación de los servicios de transporte propiamente dichos. En esta segunda función se piensa en introducir, a diferencia del esquema vigente en la actualidad, competencia entre operadores, entre todos aquellos que soliciten el acceso a alguna parte del sistema.

El proceso de migración hacia el nuevo sistema sería gradual y en etapas. Además del marco normativo y operativo que debe terminar de definirse, el Estado realizaría una importante inversión en renovación de vías y ampliación de algunos corredores nuevos, antes de lanzar la convocatoria para sumar empresas privadas al nuevo sistema. De acuerdo a las proyecciones del gobierno, las cargas transportadas podrían multiplicarse por 5 luego de 15 años de entrado en vigencia el nuevo esquema de acceso abierto.

Como últimas palabras, desde Ieral destacaron lo siguiente: "El cambio de sistema es inevitable (vencen las concesiones) y necesario. El desempeño mostrado ha sido realmente poco satisfactorio, en particular entre los años 2007 y 2015 y en determinados corredores / ramales (paradójicamente, los más distantes a puerto)".

"La introducción de más competencia entre operadores siempre es bienvenida, aunque no debe perderse de vista que las características tecnológicas del servicio (muy elevados costos fijos) y la complejidad de una planificación que exige coordinación y visión de largo plazo, reducirá inevitablemente (y quizás convenientemente) la cantidad de actores interesados en sumarse al nuevo sistema".AgrofyNews.com

2 comentarios:

  1. Y con los masivos descarrilos de Trenes Argentinos cargas para el año proximo la carga transportada caera al 5 % hasta que desaparezca. Es un plan organizado para decaer la carga. Aunque al productor se lo imdennice, al exportador o al importador segun origen destino le importara que la carga llegue a destino pues no es lo mismo para el importador de un pais recibir dinero en recompensa, que recibir el trigo en destino. A este paso muchos productores o quien sea NO renovaran el contrato con la empresa.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.