viernes, 16 de febrero de 2018

Tras un intenso debate, el Concejo Deliberante se sumó al pedido por la restitución del tren de pasajeros

Actualidad

En una nueva sesión extraordinaria, el Concejo Deliberante se plegó ayer al pedido por la restitución del tren y la apertura de un plazo de noventa días a efectos de aclarar la posible reubicación de los catorce trabajadores de Ferrobaires que fueron despedidos.

El tema disparó duros cruces entre el oficialismo y la oposición, con fuertes chicanas políticas que acapararon la mayor parte del debate en el recinto.

Desde el bloque Unidad Ciudadana, se criticó “el silencio” del intendente Miguel Lunghi respecto a la delicada situación que viene atravesando el sector ferroviario desde el 29 de junio de 2016 cuando la gobernadora María Eugenia Vidal decidió suspender todos los servicios de pasajeros en la Provincia de Buenos Aires, mientras que desde el radicalismo salieron a defender con vehemencia las gestiones que viene encabezando el jefe comunal en relación al tema.

La encargada de conciliar las disidentes posturas fue la concejal del bloque Integrar, Nilda Fernández, quien pidió terminar con la acalorada discusión y avanzar hacia la votación del proyecto de resolución, que se materializó finalmente por unanimidad con la central coincidencia en la defensa de los puestos de trabajo y la solicitud por la vuelta del tren por sobre las diferencias político partidarias.

Votación del Concejo Deliberante de Tandil por la restitución del servicio de pasajeros entre Plaza Constitución y dicha ciudad

En la oportunidad, además, los veinte concejales presentes coincidieron en la aprobación de tres pedidos de informes en relación al accionar policial que terminó con una joven herida de bala en la madrugada del viernes pasado; la polémica intervención realizada en el Parque Independencia; y el incierto futuro de la obra del nuevo edificio de la Escuela Polivalente de Arte.

Sobre el cierre, se aprobó también el pedido de licencia del intendente Miguel Lunghi -del 17 del corriente al 4 de marzo inclusive-, su reemplazo a cargo del presidente del cuerpo Legislativo, Juan Pablo Frolik, y la asunción de Leandro Müller, quien ocupará interinamente una de las bancas del oficialismo.

“El silencio” de Lunghi

El concejal de Unidad Ciudadana, Rogelio Iparraguirre, abrió el caluroso debate sobre el tren y la situación de los empleados cesanteados. En primer lugar, expuso los perjuicios que causó la suspensión del servicio, no solo para los trabajadores ferroviarios, sino también para los usuarios que lo utilizaban.

Seguidamente, confió en que el intendente Lunghi “no mintió” sobre la posible restitución del tren, sino que “le mintieron”. Citó las declaraciones de la gobernadora Vidal, en el marco de la inauguración de la renovada avenida Pujol, donde la mandataria bonaerense reconoció que sabía que la determinación adoptada sobre el servicio ferroviario había despertado la preocupación de todos los tandilenses y se comprometió en aquel entonces a restituirlo este año.

Más allá de ello, Iparraguirre criticó “el silencio, la apatía, la indolencia y la indiferencia” que mostró el jefe comunal respecto a la problemática a lo largo de los últimos veinte meses, es decir, desde que el tren dejó de funcionar.

Ahora, frente un panorama más complicado aún, con 14 trabajadores que desconocen cuál será su futuro laboral, le volvió a pedir a Lunghi que “se ponga al frente de un reclamo que es justo por naturaleza”.

En una extensa alocución, sentenció que el Intendente “eligió el silencio”, y dedujo que su actitud se debió a “razones políticas” que lo llevaron a no confrontar con la Gobernadora ni con el Presidente, “dejando de lado el rol que todos queríamos que tomara”.

Por último, el edil de Unidad Ciudadana celebró que por tercera vez la totalidad del cuerpo Legislativo vote por unanimidad el proyecto para solicitar la vuelta del tren, aunque lamentó que -rumbo al bicentenario de la ciudad- Tandil no cuente con un servicio tan elemental para la ciudadanía.

Las responsabilidades

Por su parte, el presidente de bloque de la UCR, Mario Civalleri, salió al cruce de las críticas de Iparraguirre hacia el jefe comunal y disintió en limitar las responsabilidades de la situación actual del sector ferroviario sobre quienes asumieron en la última gestión.

Pidió entonces contextualizar el tema, en desacuerdo con “centrar el diagnóstico en un relato de veinte meses”. Consideró “poco serio” desconocer cuándo comenzó “el derrumbe del sistema ferroviario, hace veinte años o más”, donde señaló que “hubo sucesivas decisiones que lo destrozaron y lo dejaron prácticamente al borde de la posibilidad de no funcionar”.

Seguidamente, manifestó su preocupación por la pérdida de las fuentes de trabajo, como así también porque la Argentina no pueda contar con un sistema ferroviario acorde a estos tiempos.

Contó que escuchó a los trabajadores afectados, quienes “tienen más claro que nadie quiénes son los verdaderos responsables”.

En ese sentido, Civalleri planteó “la situación de un país que en la última década fue víctima de un saqueo institucional, un país que ha sido quebrado. Los propios trabajadores nos contaban sobre el saqueo. Entonces, me parece imprudente utilizar descalificativos determinantes, obviamente entendiendo que son cuestiones de coyunturas políticas, pero que no construyen. Desmemoriarse de una parte de nuestra historia es una vergüenza”.

“Debemos luchar juntos para que nuestro país se sobreponga y vuelvan este tipo de servicios. Nuestro partido cree en eso, así que me parece mezquino imputarle al Intendente cuestiones de este tipo”, dijo el edil.

Pidió por último reconsiderar el tema y rescató que “todos aspiramos a un futuro mejor para nuestro país y el ferrocarril, y ni hablar para el que vincula a nuestra ciudad, pero creo que no es terreno de pujas para tomar ventajas. Me parece que hay que hacerse cargo de la historia”.

Más voces

Al debate se sumó el concejal de Unidad Ciudadana, Ariel Risso, quien repudió por su parte “el vaciamiento masivo del Estado”, frente al cual -desde la oposición- dijo que no pueden “mirar para otro lado”.

Enumeró la situación que atraviesan distintos organismos estatales en los que se produjeron despidos y aseguró desde el bloque que integra el rotundo apoyo a los distintos reclamos que se están llevando adelante en defensa de las fuentes de trabajo.

Seguidamente, desde su escritorio, el presidente del cuerpo, Juan Pablo Frolik, citó algunos datos históricos en relación a lo expuesto minutos antes por Civalleri, en clara coincidencia con sus fundamentos.

Luego, volvió a tomar la palabra el concejal Iparraguirre para responderle al presidente de bloque de la UCR. El edil de Unidad Ciudadana dijo que no niega “los errores que el peronismo cometió” y aseguró no tener ningún problema en hacer un repaso histórico, pero planteó que “hoy lo que se está discutiendo es que el Gobierno actual decidió el levantamiento del servicio del tren de pasajeros que dejó en la calle a 13 trabajadores”.

El “atrevimiento” de la oposición

Acto seguido, la concejal de la UCR, Nora Polich, coincidió con Civalleri y se encargó también de defender las gestiones que viene llevando adelante el intendente Lunghi respecto a la situación del servicio ferroviario.

A su turno, llamó a la oposición a mirarse en “el espejo político” y a asumir las responsabilidades que le competen. “Hablan de silencio cuando no emitieron un sonido por la tragedia de Once. Hay que ser atrevido”, sentenció.

Rápidamente el edil de Unidad Ciudadana, Darío Méndez, salió a contestarle a su par del radicalismo. “No somos atrevidos”, aseguró. Enumeró luego las políticas públicas impulsadas por la anterior gestión, a diferencia de “este Gobierno que achica la estructura del Estado”. Adujo entonces que la problemática actual del tren se enmarca en ese contexto de “achicamiento”.

No obstante, más allá de las diferencias políticas, Méndez rescató la coincidencia de todas las fuerzas en el pedido por la vuelta del tren y deseó que no se vuelva a dar una sesión legislativa en la que “se lamente el cierre de este u otros resortes que tiene el Estado en el orden nacional”.

La votación

Por su parte, la concejal de Integrar, Nilda Fernández, pidió la palabra para solicitar la aprobación del proyecto de resolución sobre el tema y dejar atrás una discusión “que no conduce a nada” y que lejos está de lo que la ciudadanía tandilense espera de sus legisladores. Sus palabras fueron celebradas por su par, Gustavo Ballent, y dieron lugar finalmente a la votación.

En el proyecto, el Concejo Deliberante expresa ante el Ministerio de Transporte de la Provincia y de la Nación, su preocupación por la pérdida de fuentes laborales de 14 trabajadores de la Empresa Unidad Ejecutora del Programa Ferroviario Provincial Ferrobaires y solicita se abra un plazo de noventa días a efectos de aclarar su posible reubicación.

En su Artículo 2, solicita además prioridad para la recuperación del servicio ferroviario de pasajeros Plaza Constitución-Tandil, consolidando de esta forma la zona Mar y Sierras de la provincia.

Por último, invita a los concejos deliberantes de las localidades de Rauch, Monte y Las Flores a adherir a la presente resolución.ElEcodeTandil.com

4 comentarios:

  1. Otros inútiles concejales baaaa o vivos para figurar q hacen algo en el consejo q no estan al pedo y cobrando sueldos puuuuufffff
    Sanher Dell Acqua

    ResponderEliminar
  2. PURA CHACHARA Y NUBES DE UBEDA, ESOS PLAZOS DE 90 DIAS PARA QUE, SI REALMENTE , LES INTERESA EL TREN, PERO REALMENTE, DEBEN LEGALMENTE, MACHACAR, Y MACHACAR Y MACHACAR Y NO DEJAR QUE LOS ADMINISTRADORES DE TURNO DESTRUYAN LOS FERROCARRILES QUE TANTO NECESITA TANDIL, LAS FLORES, MONTE , RANCHOS, POR EL SOLO HECHO DE HACERLO EN NOMBRE DE LA ECONOMIA, QUEMENSE EL CEREBRO CON BUENAS IDEAS,, EL FERROCARRIL NO DEBE SER MAS EL ANODO DE SACRIFICIO, SI PUEDEN PEDIR GUITA PARA OTRAS COSAS PIDANLA PARA TODOS LOS RAMALES DE LA PCIA DE BS AS, PARA QUE LAS ECONOMIAS REGIONALES VUELVAN A RENACER, PARA QUE EL PUEBLO SEA FELIZ, PARA QUE LOS GURISES SEPAN , QUE ES UN TREN , SRES REPRESENTANTES DEL PUEBLO HAGAN SENTIR SU PODER , EL PODER QUE LES DA EL PUEBLO CON SU VOTO, POR SOBRE LOS CAPRICHOS DE LOS ADMINISTRADORES DE TURNO, QUE POCO CONOCEN DEL FERROCARRIL Y LOS FERROVIARIOS..
    Centurión Stafenberg

    ResponderEliminar
  3. Si cada pasajero llevara una bolsa de soja, restituirían el servicio en 5 minutos.

    ResponderEliminar
  4. son todos títeres, marionetas del poder de turno que no valen nada; les importó y les importa un comino los trenes....humoooo!!!!

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.