sábado, 17 de enero de 2015

Un viaje frustrado

Cartas de Lectores

Señor Director de Crónica Ferroviaria

En el día de ayer quise realizar un viaje de placer con mi señora hasta la ciudad de General Alvear, ya que soy ferroaficionado y viendo la hermosa noche que nos tocaba, decidimos hacerlo. Lamentablemente, tengo que decirle que no pude cumplir con mi deseo porque la cosa desde el vamos comenzó mal.

Como es mi costumbre siempre llego con tiempo de sobra para tomar el tren. Me entero en Plaza Constitución de que el servicio salía desde estación Temperley. Esa fue mi primera sorpresa porque no estaba enterado de esa novedad.

Estación Saladillo

Como se imaginará, viajar en un tren de pasajeros de la zona local en la "hora pico" es ya una odisea, pero la misma no era nada comparada con la que íbamos a vivir después en estación Temperley.

Llegamos a dicha estación, y donde estaba anunciado que iba a llegar la formación para trasladarnos hasta General Alvear vimos con sorpresa la cantidad de gente que estaba esperando también para abordar dicho servicio de pasajeros.

Me había llegado la información que en estos días se iba a poner para cumplir con dicho servicio una formación compuesta por coches Sorefame y locomotora, ya que habían sacado el tren que iba de Plaza Constitución a Saladillo dejando solamente este a General Alvear.

Pasaban los minutos y llegaba cada vez más gente para tomar el tren que nosotros también íbamos a abordar. Siempre pensando en la formación de coches y locomotora me quedaba tranquilo porque veía que podíamos caber todos y así poder viajar tranquilos en una noche que pintaba linda.

Pero la sorpresa fue tal, porque al divisar desde el lado de Lomas de Zamora la llegada del coche motor Nohab, la verdad que se me cayó el alma al piso, ya que veía los movimientos de la gran cantidad de gente que había para abordarlo y me dije: "Viaje frustrado".

Señor Director, lo que estabamos viviendo mi señora y yo en ese momento parecía esas películas de piratas. Apenas paró el tren en el andén y se abrieron las puertas fue como si alguién gritara -"Al abordaje". Y ahí, todo fue el hecatombe. No se respetó nada, ni chicos, ni mujeres, ni ancianos. Una verdadera vergüenza.

La gente apretujada en el interior (incluso en la otra cabina del conductor viajaban pasajeros), sin aire acondicinado y con el calor que hacía, miré a mi señora y le dije: "Vamos a casa, dejémoslo para otra ocasión".

Me pregunto: ¿por qué sacaron el servicio anterior que iba de Plaza C. a Saladillo?. ¿Por qué ahora sale de Temperley y no de Plaza Constitución haciendo que la gente tenga que trasladarse?. Si ven que viaja mucha gente ¿por qué no ponen una formación con dos coches de pasajeros y locomotora?. ¿Quién es el "bocho" de la operadora Argentren de la Línea Roca que resuelve todo esto?.

Como verá señor Director, parece ser que volvimos a las viejas prácticas de la peor época de Ferrocarriles Argentinos cuando hacían todo esto para que el innombrable de Anillaco después tomara la resolución que todos sabemos.

¿Sabrá el Ministro Randazzo todo esto que está pasando con los trenes?. Cordialmente
Oscar Ortíz

N. de la R.: Señor Ortíz: Desde Crónica Ferroviaria en una nota titulada Noche de "Nonos" (http://wwwcronicaferroviaria.blogspot.com.ar/2014/11/noche-de-nonos.html) ya informábamos que en esos trenes de pasajeros viajaban mucha gente y los coches motores Nohab estaban quedando chicos, y más ahora que han sacado un servicio. Sus preguntas deberían de ser contestadas por alguna autoridad. Saludos