miércoles, 30 de mayo de 2018

El Gobierno Nacional está destruyendo al Ferrocarril General Urquiza

Nota de Opinión

Por: Ferroclub Central Entrerriano Villa Elisa y Ferroclub de Concepción del Uruguay (para Crónica Ferroviaria)

El 2 de Septiembre de 2015, el entonces candidato a presidente por la Alianza "Cambiemos", Mauricio Macri, acompañado por el que luego sería Ministro del Interior, Rogelio Frigerio, llegaron a la Ciudad de Villa Elisa, en plena Campaña Presidencial. Almorzaron en la Cooperativa de Arroceros, y ante la pregunta a ambos sobre el ferrocarril y su desarrollo, ambos respondieron que éste volvería a la vida, como hacía años que no ocurría.

Siendo conocedor de la existencia del Ferroclub Central Entrerriano, con sede en esta ciudad desde el año 1994, el Licenciado Frigerio aseguró que sería desde esta ciudad que iniciaría la reactivación del enorme Ferrocarril "Gral. Justo José de Urquiza", que en un tramo de más de 1.000 km., atraviesa toda la Mesopotamia, pasando por las Provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Corrientes y Misiones.


El Ferroclub Central Entrerriano tuvo contacto con el señor Aníbal Torrant, referente del PRO en Villa Elisa, quien realizó los nexos para que esta entidad dedicada a la promoción, restauración y ejecución de actividades dentro del ferrocarril, pueda pedir ante el ya ministro, un par de coches motores llamados "Tecnotren", abandonados en Paraná para que estos fueran reparados y puestos al servicio de los pasajeros dentro del Ramal U5, que une a la Ciudad de Paraná con Concepción del Uruguay (abandonado desde el 23 de Febrero de 2016 sin saberse hasta el presente el motivo de tan vil hecho).

Otro pedido realizado, fue el de poder entrar con un vehículo del Ferroclub a la estación de Basavilbaso, hecho concretado el 23 de Septiembre de 2017 que fue recibido y aceptado por esta autoridad. Salvo esto, el anterior pedido jamás fue aceptado y contestado con alguna que otra respuesta.

Pero indignante más allá de esto, fue lo ocurrido entre Abril y Mayo de este año, que raya a la depredación ferroviaria. No se puede entender cómo un gobierno que en dos años no hizo más que abandonar el ferrocarril de la Mesopotamia, decida eliminar, cortando y retirando con maquinaria pesada, los dos cruces que permitían la continuidad del Ramal Troncal del Urquiza, pasando por el Ferrocarril Gral. San Martin en las Localidades de Pilar y Hurlingham, ambas en Buenos Aires. De esta forma, se impide doblemente la llegada de trenes a la estación Federico Lacroce, en la Capital Federal.

Esto ocurrió mientras muchos pueblos y ciudades de la Mesopotamia juntaban firmas por el regreso del mítico Tren de Pasajeros "El Gran Capitán", que está sin servicio desde el año 2012, oxidándose al aire libre en la Provincia de Corrientes.

Cuesta entender tanta destrucción de un gobierno que llegó mediante el voto de todos los ciudadanos argentinos, con la idea de restaurar la confianza perdida, y que ahora realiza estas dañinas acciones hechas a la medida para que el tren no vuelva a unir el Interior con la Capital.

El colmo de lo absurdo es que desde el Ministerio de Transporte de la Nación se tiene el plan de "retrochar" el Ramal Troncal, esto es, cambiar de un ancho de vía a otro el ferrocarril, para que coincida con el de tipo métrico (1000 Milímetros). Esta medida, costosa, y casi imposible de realizar sin tener que destruir todo lo que ya está construido en la actualidad, costaría millones de dólares, y dejaría sin integración a muchas ciudades y pueblos ajenos a este ramal, que jamás volverían a ver pasar el tren como en otras épocas con la integración debida.

Cabe destacar que el ancho de vía actual, de 1435 milímetros, es el que se usa en muchas partes del mundo, como en Estados Unidos o también en Europa, donde trenes de alta velocidad como el TGV Francés o el AVE Español, hace su recorrido bajo estos parámetros. 
                                   
Una vez más, decepcionados, vemos la existencia de un gobierno incapaz, inepto, que de manera deliberada con sus funcionarios, hacen que la historia de crisis en la Argentina se repita, producto de los probables compromisos de campaña, tras los cuales se decidió borrar la idea que los trenes lleguen a donde llegaban. No queremos que aumenten el desguace de Marzo de 1993, donde además, a la Mesopotamia no le dejaron un solo puerto en condición de operatividad.

Reclamamos a través de este comunicado, que el Ministerio de Transporte de la Nación restituya los dos cruces mencionados en el plazo más breve posible, y pedimos que a mediano y largo plazo se dé una explicación de qué es lo que se pretende hacer con el Ferrocarril Urquiza, más precisamente en Entre Ríos, donde unidos vamos a hacer lo posible por el regreso integral de los trenes de pasajeros y de cargas. Tenemos el proyecto, el cual promueve un tren termal para nuestra provincia que una a Federico Lacroze con ciudades como Federación y Chajari, y haga intercambios con otros que lleguen a ciudades como Villa Elisa, Basavilbaso o Concepción del Uruguay.

También, pedimos el regreso del "Gran Capitán" manejado por empresas privadas responsables, sin intervención del Estado Nacional. Deseamos la inmediata aplicación de una Ley de Acceso Ferroviario Abierto, en el cual el Ferrocarril Urquiza esté contemplado y permita el libre uso de la infraestructura a cambio de un canon, en el cual se permita la llegada de los trenes a los lugares por donde hoy no pasa.