lunes, 18 de septiembre de 2017

Línea Sarmiento: Viaje Merlo - Empalme Lobos y regreso. Mi visión

Cartas de Lectores

Señor Director de Crónica Ferroviaria

Me dirijo a usted con el fin de informarle de algunos detalles de mi reciente viaje a estación Empalme Lobos del ramal Merlo - Lobos de la Línea Sarmiento, en la que le detallo paso a paso algunos de los inconvenientes que he encontrado durante el viaje, y mi inspección ocular por dicho ramal, y de paso le dejo algunos chimentos que pude escuchar de gente que trabaja en el ferrocarril.



Vista de estación Empalme Lobos

Llegado a Estación Merlo, lo primero que hice fue adquirir el pasaje en cualquiera de las dos ventanillas habilitadas al efecto. El valor del mismo es irrisorio comparado con un boleto de colectivo en una distancia, como ejemplo, de Morón a Castelar, el tren $6,50 y el colectivo en la distancia que menciono $6,25.




Vista estación y cabín de Empalme Lobos

Algo que no veo correcto, es que las rejas de ingreso a la única plataforma que se usa se encuentran cerradas, siendo las mismas abiertas pocos minutos antes de la partida del tren sabiendo que el personal controla en su ingreso que el viajero tenga su correspondiente pasaje.

La formación que me tocó, constaba, como es habitual, de tres coches y locomotora diésel. Partimos de Merlo con algunos minutos de demora, vaya a saber uno cual fue la situación. El viaje se desarrolló con normalidad a velocidad aceptable, sólo mencionar, en dos pasos a nivel cercanos a la fábrica de Masalín Particulares, se reduce la misma en forma considerable, siendo que los PAN se encontraban con sus barreras bajas y protegidas por banderillero. No va a ser cosa que dentro de poco el tren deba dejar paso al automotor en sus pasos a nivel.

Pasa Km.34, Ferrari, ya en Mariano Acosta tenemos el primer cruce, la formación es desviada a vía segunda, previo a esto el mismo casi se detiene para que el cambista que ya efectuó el desvío de ingreso, ascienda a la formación y una vez en plataforma se baje de la misma para efectuar la misma operación a la salida de nuestro tren, cabe mencionar que ya se encontraba el que llevaba como destino Merlo, caso contrario ya comenzaríamos con otra demora.

De esta estación hasta Marcos Paz el tren desarrolla una buena velocidad (para el servicio que es) gracias a la renovación de vías que se efectuara hace poco tiempo, igual se sienten algunos golpes de vía y las mismas, o no fueron correctamente niveladas, o hace falta un mantenimiento preventivo como todo, si hacemos algo y lo dejamos a su buena suerte, no sirve de nada. Cabe recordar, que la estación Marcos Paz ha sido objeto de lavada de cara y otras mejoras.


Tren de pasajeros procedente de General Alvear pasando por Empalme Lobos

Seguimos viaje y las próximas detenciones son Zamudio, Hornos y Las Heras. Entre Marcos Paz y esta última el tren comienza a reducir su velocidad debido al regular estado de sus vías. En cuanto a viajeros la mayoría desciende en Las Heras, y observo, para bien, una inusitada seguridad, tanto en personal policial como de seguridad en esta última, situación que no se da en las anteriores desde la partida.


Tren de pasajeros procedente de Lobos con destino a Merlo

Desde aquí hasta Empalme Lobos comienza la tortura en la circulación del tren; el mal estado de la vía es lo que influye, y desde mi punto de vista, ahuyenta viajeros; la velocidad estaría entre los 25 y 40 km/h, el tiempo de viaje Las Heras/Lobos es de una hora; de terror. 

Ya ingresando a Empalme Lobos se observa el pobre desmalezamiento, ya sea a cargo del ferrocarril como del municipio, casas precarias que hace años ni existían. Claro la población crece. 

Arribado el tren a Empalme, y ya en la estación el panorama es desolador, el estado de la misma da pena, tanto el exterior como a lo único que pude ingresar, lo que era su sala de espera, suciedad, vidrios rotos, faltante de piso, marcos rotos, el resto por encontrarse tapiado no fue posible observarlo. El piso superior de la estación se encuentra habitado, desconozco si por ferroviario u ocupas, sea lo que sea, antena de Direct TV no le falta.

El entorno de la estación tampoco es óptimo, lo que otrora fuera su deposito, hoy vive gente, supuestamente con falencias de vivienda grave, aunque más de uno posee automóvil; más atrás dos locomotoras de vapor del ex Ferrocarril General Roca completamente oxidadas y a la buena de Dios desde hace años, a esa zona casi ni me acerqué, como a lo que era el lado opuesto del depósito donde se observa la Nro. 3951 y una 40 del Roca, con cámara y el entorno hacen que cualquiera desista en el intento por temor a robos; lo que era el tinglado en las afueras del depósito, queda solamente sus restos.


Foto tomada en el año 1980
La misma locomotora hoy

Los andenes de la vía a 25 de Mayo, no están mejor y la infraestructura por la falta de circulación ferroviaria tapadas; la especie de apeadero en la descendente se encuentra en muy mal estado, aguanta su estructura por la buena calidad de materiales, entre este andén y la calle paralela, hay gente viviendo en lo que eran parte de los terrenos adyacentes. El cabín se conserva bien, lo único que llama la atención que han construido un cerco para estacionar el coche del personal, sino también como protección, ya que según comentarios en ocasiones hay gente que quiere adueñarse de lo ajeno.

Por comentarios de algunos ferroviarios durante el día que estuve de visita por Empalme, se lamentan de la poca cantidad de servicios de pasajeros, tanto de las Líneas Sarmiento como Roca, incluso dicen por qué los trenes no llegan desde Cañuelas los fines de semana y que los mismos partieran desde Temperley o Ezeiza alternativos, ya sea para Monte o Lobos, daría màs vida a la zona y aparte no tendrían que esperar la Línea 88 de colectivos, servicio más caro e incomodo, esto último comentado por gente de la zona. 

Otro problema que mencionan los ferroviarios, es que cuando los días de semana tienen el tren del Sarmiento, el del Roca y se suma la formación a Gral.Alvear, lo primero que deben hacer es demorar el Cañuelas/Lobos, y dejar en segunda la formación del Sarmiento, parece que los diagramas no se hicieron como se debe, siempre basándome en comentarios de quienes conocen y padecen estos inconvenientes. 

Por todo sólo quedaba esperar el regreso hacia Merlo, ya en el tren y con su parsimoniosa velocidad seguía escuchando conversaciones que hablaban del soterramiento y la posibilidad del traslado de lo que es el Depósito Haedo a Empalme Lobos, otras versiones decían de Francisco Álvarez. Sea como sea, lo que yo observé es deprimente, sin ninguna variación para bien de lo que pasaba en ese servicios hace unos años.Una lastima que nadie se preocupe. Todo sigue igual, nada ha cambiado.
Oscar Ortíz
oscar.ortiz68@yahoo.com.ar

7 comentarios:

  1. A Interesante análisis.
    Jorge Zatloukal

    ResponderEliminar
  2. Felicito a quien escribió esa crónica. Julio Coseglia

    ResponderEliminar
  3. Que pasa con la puesta en valor de los ferrocarriles.
    Roberto Carlos Palacios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es algo que todos los politicos prometen y no hacen sean del partido que sean
      Matías Gómez

      Eliminar
  4. Daniel Delahanty dijo...
    Muy buen relato. Y deprimente saber el estado del ramal....

    ResponderEliminar
  5. Excelente nota!!!! felicitaciones al autor!

    ResponderEliminar
  6. Estimado Oscar, vemos en el post que subiste una foto de la decada del 80 con la locomotora "Jilguero" que estaba en nuestros galpones, queria consultarte si tenes alguna otra foto de Empalme Lobos en aquellos años de Ferrocarriles Argentinos para subirla a nuestra pagina del Facebook "Vecinos de Empalme Lobos".Desde ya muchas gracias, Roberto P. Igarzabal email: igarzabal@yahoo.com

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.