sábado, 26 de marzo de 2016

Carmen de Patagones: Un ramal y estaciones abandonadas. Una realidad de lo que representa hoy el ferrocarril

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

Pensar que todo aquel político al cual se le pregunta por el medio de transporte ferroviario, sólo expresa que el tren debe volver a circular por todo el país, pero lamentablemente lo hace de la boca hacia afuera, porque para nada se esfuerzan para que éste pueda ser tomado como política de Estado, con proyectos serios a corto, mediano y largo plazo.

Todos los políticos, sin distinción de banderías, se desgarran las vestiduras hablando de la recuperación del sistema ferroviario, pero nadie tiene el coraje para expresar ante el pueblo la verdad de lo que piensan, total ellos jamás van a subirse a un tren, siempre lo hacen por otros medios que no es justamente el ferrocarril.

Foto gentileza: Noticias.net

Expresar que un ramal y estaciones se encuentran totalmente abandonados, no es ninguna novedad. Desde Crónica Ferroviaria venimos desde hace 10 años denunciando todo esto, incluso dando ideas y proposiciones para bien de los trenes, pero todo cae en saco roto. Nadie escucha, y si lo hacen quienes tienen poder para revertir la cosa, se olvidan del asunto muy rápidamente.

Observar el estado en que se encuentran las estaciones del ramal Bahía Blanca - Carmen de Patagones da dolor y bronca. Hace años que el servicio de pasajeros de la empresa provincial Ferrobaires dejó de funcionar.

Hoy se habla de que estarían realizando trenes de prueba para hacerlo volver aunque sea hasta Pedro Luro, pero averiguando con gente de la empresa estos nos informaron que son mentiras, que no hay nada al respecto.

Por lo que se vislumbra, el tema ferroviario, y más los trenes de media y larga distancia, va a ser muy difícil que vuelvan, aunque precariamente, a circular por aquellos ramales que lo dejaron de hacer ya hace tiempo. Solamente algunos de los que hoy cumplen servicio podrán seguir haciéndolo, siempre y cuando los costos se reduzcan sensiblemente y no sean una carga para el erario público.