viernes, 25 de julio de 2014

Salta: Tren de las Nubes: ¿lo dejaron operar con fallas?

Actualidad

Serias contradicciones del ministro de Turismo, el secretario de Obras Públicas y el jefe de Proyectos Ferroviarios.

Tras la decisión de rescindir el contrato con Ecotren y transferir al Estado el servicio del Tren a las Nubes, con sus 60 empleados incluidos, funcionarios provinciales salieron a los medios a justificar, defender y exaltar la medida con tal apresuramiento que descarrilaron peor que la formación en el Tunel 12 del ramal C14, el sábado último.

El ministro de Turismo, Mariano Ovejero; el secretario de Servicios Públicos, José Ramírez, y el coordinador de la Unidad de Proyectos Ferroviarios, Marcelo Lazarte, no solo se contradijeron en sus declaraciones, sino que dejaron ver incumplimientos de deberes en los controles sobre la concesión.


Sin información

Ninguno de los funcionarios supo precisar cuánto abonaba la operadora privada por el canon anual del servicio ferroturístico, ni cuánto le costará a la Provincia hacerse cargo del servicio, con la planta de Ecotren incorporada a la administración pública, como se determinó también con la de Aunor, la exconcesionaria de la autopista de acceso a Salta.

Ramírez aventuró que la operadora privada no iniciará acciones legales contra el Estado provincial, aunque la empresa, mediante un comunicado, afirmó que el descarrilamiento del sábado 19 ocurrió por causas ajenas a su responsabilidad.

Las posibles causas

Al respecto, Ramírez indicó que se espera "un informe definitivo" de la Comisión Nacional Reguladora del Transporte (CNRT) y dijo que ese organismo debe "analizar todas las variables que generaron el descarrilamiento el fin de semana: el estado de las vías, la presencia de hielo y la velocidad a la que circulaba el tren, además de los ejes de las ruedas". Curiosamente, las tres primeras variables citadas por el secretario de Servicios Públicos se corresponden con responsabilidades del Estado (la situación de la infraestructura férrea) y de la empresa Belgrano Cargas, ya que corren por su cuenta las locomotoras y los maquinistas.

Sin controles

Lazarte, a su vez, sostuvo que la competencia del cuidado y mantenimiento de las vías corresponde a Belgrano Cargas y aseguró que, bajo la administración del Ejecutivo, el Tren a las Nubes "brindará más seguridad" a sus pasajeros, particularmente en lo que respecta a las condiciones de los coches.

El funcionario dejó entrever de esa forma que Ecotren incumplía con su responsabilidad de mantener en buenas condiciones los coches y sus rodamientos, de lo que se desprende que el poder concedente (el Gobierno de la Provincia) no controló ni evitó que el Tren a las Nubes operara en condiciones que ponían en riesgo la integridad de sus tripulantes y pasajeros.

En tal sentido, los incidentes que se sucedieron el 21 de septiembre de 2012 (con más de 400 pasajeros varados), el 26 de octubre (cuando el tren regresaba desde San Antonio de los Cobres, donde sus 355 pasajeros habían sido trasbordados poco antes a colectivos) y el 11 de octubre de 2013 (cuando la formación descarriló a metros de la estación de Salta) marcan antecedentes lapidarios.

En este punto, Ramírez sumó otra suerte de autoconfesión, al afirmar que se tenía comprobado que la concesionaria realizaba los servicios del Tren a las Nubes sin tener "coches de reemplazo", ni una "formación paralela en condiciones".

Cartón lleno


En medio de las gruesas contradicciones, el ministro de Turismo completó el cartón. Dijo que el retiro de la concesión a Ecotren "no fue por el descarrilamiento" del sábado 19, sino por un informe de rutina que se pidió a la CNRT con anterioridad. Dicho informe, según Ovejero, concluyó que "los vagones tenían fallas, por lo que no podían circular". ¿Por qué, entonces, se dejó salir al Tren a las Nubes el sábado último? ¿Se expuso a 350 turistas a semejante peligro en conocimiento de desperfectos en la formación? ¿Algún fiscal investigará el presunto incumplimiento de deberes? ¿El mismo Estado que no controló a Ecotren, puede asegurar que operará el Tren de las Nubes con un comportamiento distinto?. El Tribuno.

3 comentarios:

  1. Me parece que el problema, al fondo, sería que la operación del Tren a las Nubes, aunque bien hecha, tiene que ser enormemente deficitaria, por los costos de conservación de las vías. No tengo claro quien los pague, aunque me imagino que sería la Provincia. Es el único tren que corre, una vez por semana, por una vía con ene viaductos, túneles, zigzags, rulas, etc., todos muy caros de mantener. Atte. Ian Thomson N.

    ResponderEliminar
  2. Que paso con la locomotora (en 2010) y los vagones que se compraron a la empresa Man Ferrostaal Aktiengesellschaft (en 2009)para el Tren de las...???

    L.B.A.

    ResponderEliminar
  3. No tiene sentido mantener un tren para que solamente lo usen unos pocos pudientes; habría que volver a tener el tren regular a Socompa y en todo caso agregar coches con mayores comodidades para quien desee pagarlo.

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.