jueves, 31 de agosto de 2017

El gobierno implementa nuevo sistema de subastas electrónica para venta de chatarra ferroviaria

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

La empresa Trenes Argentinos Infraestructura dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación, informa que puso en marcha un novedoso sistema para subastar online la chatarra ferroviaria y obtener así mayor agilidad, transparencia y competitividad en el proceso.

El Estado Nacional tiene relevadas 65.000 toneladas de chatarra entre vagones, coches, locomotoras, rieles, durmientes, repuestos y otros componentes que están en desuso y ya no pueden ser reutilizados, y que fueron quedando depositados en diferentes puntos de la Argentina como almacenes, talleres, playones y predios ferroviarios.

Chatarra ferroviaria en Palmira (Mendoza)

Según la empresa estatal Trenes Argentinos Infraestructura con esta iniciativa se espera liberar predios y espacios que harán posible el avance de futuras obras y mejoras en la infraestructura antes ocupada por estos materiales de descarte, con una recaudación estimada de unos 300 millones de pesos antes de 2019.

No obstante, hay una gran cantidad de chatarra que aún no fue relevada y que se va a generar en los próximos años por obras de envergadura, como por ejemplo la renovación integral de la empresa Trenes Argentinos Cargas, en los que se reemplazan rieles y durmientes a lo largo de 1600 kilómetros de extensión. Con todo este volumen subastado, se podrían obtener sumas de hasta 3000 millones de pesos.

Según TA, la implementación del nuevo sistema también permite ahorrar alrededor de 20 millones de pesos adicionales en concepto de custodia de la chatarra, y además agilizar los tiempos del proceso de venta: mientras que una licitación convencional puede demorar más de 120 días, con este sistema no lleva más de 40. 


"La nueva herramienta de subasta online ya está en marcha y se implementó por primera vez en una compulsa que concluyó la semana pasada y que, además de reducir los tiempos, permitió mejorar considerablemente las ofertas: mientras que en 2016, por medio de una licitación convencional, la tonelada de riel en desuso se subastó a $ 2.700 promedio, en la primer subasta online el mismo precio ascendió a $ 4.823, esto es un 71% más. En total se subastaron 870 toneladas con una recaudación superior a los 4 millones de pesos", informa el comunicado de la empresa Trenes Argentinos Infraestructuras

Para utilizar el nuevo sistema, los interesados en participar deben registrarse y crear un usuario anónimo, lo que ayuda a impedir la cartelización y fomentar la competitividad de las ofertas. Cada subasta se encuentra online durante tres semanas.

La subasta online de chatarra, en detalle

* Hay 65.000 toneladas de chatarra ferroviaria relevada en el país. Se trata de vagones, locomotoras, coches, repuestos, rieles y durmientes, entre otros materiales de descarte que ya no se pueden reutilizar;

* 300 millones de pesos se esperan recaudar con la subasta de esta cantidad de chatarra antes de 2019

* 3000 millones de pesos se podrían llegar a recaudar subastando chatarra que aún no fue relevada y que se estará generando en los próximos años por obras de envergadura como la reactivación del Belgrano Cargas, en los que se reemplazan rieles y durmientes a lo largo de 1600 kilómetros de extensión;

* 10 predios ferroviarios que se liberan de chatarra antes de 2019;

* 20 millones de pesos anuales se ahorrarán en la custodia de predios colmados de chatarra. 

* Mayor agilidad: mientas que una subasta a través de una licitación convencional llega a tardar 120 días, el nuevo sistema online permite reducir ese tiempo a 40 días desde que se oferta hasta que se adquiere el material subastado;

* Mejores precios: en la primera subasta bajo la nueva modalidad, el precio de la tonelada de riel ascendió a $4823, superando en un 71% las ofertas anteriores mediante licitación tradicional;

* Mayor transparencia y competitividad: en la nueva plataforma online hay al menos 40.000 usuarios registrados, lo que permite mayor cantidad de ofertas y mejora la competencia entre oferentes.