viernes, 18 de agosto de 2017

Ojalá algún día los ferrocarriles sean tomados como política de Estado, porque lo que queda no sirve

Cartas de Lectores

Señor Director de Crónica Ferroviaria

En respuesta a la nota titulada “El desarrollo ferroviario es clave para la reactivación del país” y otras tantas que se refieren a este tema.

Me pregunto dónde estuvieron los diputados y senadores nacionales y provinciales; dónde estuvieron los sindicalistas cuando en la presidencia de Carlos Menem se clausuraron los servicios de pasajeros de media y larga distancia de la Argentina (salvo algunas excepciones) y cerraron algunos ramales.

Dónde estuvieron mientras los sucesivos gobiernos no reactivaron de manera seria ningún ramal hasta el día de hoy. Ni Néstor Kirchner, que prometió el Ferrocarril Transpatagónico, ni Cristina Fernández que prometió el "tren bala". La Argentina se construyó en torno a ramales y estaciones ferroviarias hoy sin actividad y en muchos casos, usurpadas.


Donde estuvieron Diputados, Senadores, Sindicalistas y demás políticos cuando compraron, en los gobiernos K,  las locomotoras portuguesas English Electric y coches de los años 40, toda chatarra.

La hipocresía no tiene límites, se horrorizan por un decreto que en si no dice nada, puro oportunismo político.

Cambiemos más el Partido Justicialista (en todas sus manifestaciones) y otros, a mi humilde entender deberían armar una agenda seria y consensuada para que dentro de 10 años tengamos una red ferroviaria REAL, no ficticia como la que tenemos hoy.

Ojalá algún día los ferrocarriles sean tomados como política de Estado, porque lo que queda no sirve. Atte.
Cristian Anastasio
cristiananastasio@hotmail.com