lunes, 18 de septiembre de 2017

Mi rechazo abierto al Decreto Nro. 562/2017

Cartas de Lectores

Señor Director de Crónica Ferroviaria

En Crónica Ferroviaria leo con suma preocupación la vigencia del Decreto 652/2017, que delega en el Ministerio de Transporte el levantamiento de ramales ferroviarios y sus infraestructuras asociadas entra en colisión con la Ley 27.132 que en su artículo 1ro. dice: Decláranse de interés público nacional y como objetivo prioritario de la República Argentina la política de reactivación de los ferrocarriles de pasajeros y de cargas, la renovación y el mejoramiento de la infraestructura ferroviaria y la incorporación de tecnologías y servicios que coadyuven a la modernización y a la eficiencia del sistema de transporte público ferroviario, con el objeto de garantizar la integración del territorio nacional y la conectividad del país, el desarrollo de las economías regionales con equidad social y la creación de empleo". 

El decreto en cuestión entra en colisión con dicha ley, que ordena al Estado a reactivar líneas y promover el desarrollo ferroviario, una deuda pendiente desde la siniestra reforma del Estado en los 90, que no sólo liquidó al ferrocarril, sino una poderosa industria asociada, la más avanzada de la región.


El decreto entra en una “nebulosa”, dado que el inciso 18 del artículo 75 de la Constitución Nacional, señala claramente que es facultad del Congreso la construcción de ferrocarriles. Consideramos que el levantamiento de ramales, debería ser facultad del Congreso, que puede delegar en el Poder Ejecutivo Nacional el carácter operativo de la medida.

El decreto en cuestión, una suerte de reedición del Plan Larkin, no fue objeto de crítica de medios masivos de comunicación. Tampoco las provincias se han manifestado al respecto. Es altamente probable que exista un lobby interesado que el ferrocarril quede en el pasado.

Es una verdad evidente las ventajas para el transporte terrestre de largas distancias de cargas y pasajeros. No sólo costos, sino también en materia de seguridad. La reconstrucción del ferrocarril tiene un impacto estratégico.

El sector ferroviario precisa a todas luces profundos cambios, especialmente en materia de gestión, organización e infraestructura asociada. Pero tengo la plena certeza que la reconstrucción de las redes ferroviaria, implicará que muchos pueblos no mueran, reducir el costo “argentino”, y si existiera un plan de fomento industrial, dar vida a talleres y fábricas, que el talento nacional pueden dar vida y generar productos de alta calidad, además de generar millares de empleos.

El ferrocarril tiene valor estratégico, integra al país, especialmente áreas aisladas haciendo rentable muchas economías regionales. Tiene un fin social, porque habilita que personas de menores recursos puedan viajar a distancias importantes, conecta pueblos. En otras palabras el ferrocarril es DESARROLLO e INTEGRACIÓN.

Lamentable las políticas hasta la fecha, condicionando al país con logistica extranjera, sin un mínimo de participación industrial nacional. Una solución barata de corto plazo, pero de alto costo en el largo plazo. La ausencia de políticas reales de reconstrucción que permita un servicio eficiente.

El ferrocarril fue factor de modernización y progreso, concepto que aún mantiene vigencia. Nuestro rechazo abierto al decreto en cuestión por condicionar el desarrollo a largo plazo de nuestro país. Lo saluda a Ud. atentamente.
Dr Jorge Alejandro Suárez Saponaro
Abogado – magíster en Defensa nacional
carpintero_jorge@yahoo.com.ar

1 comentario:

  1. Puede ser que haga ruido este decreto porque desde el ministerio no se le de el apoyo y e los fundamentos de dicho decreto y de otro lado se apoyan en art. de la constitución o decretos anteriores que tambien son ciertos , pero la realidad es otra.
    Me hice gustado que estas mismas voces se icen levantado no a penas se privatizo sino a partir del 94 cuando se hizo la ultima privatización del gobierno de Menem que ya en ese momento se empezó a ver que las privatizaciones no eran el mejor camino para sacar los ferrocarriles adelante y que lo anterior no era tan malo como decía doña Rosa.
    Si nos fijamos con algunas empresas que se hicieron cargo como FEPSA que solo utiliza menos del 50 % de sus vías consecionadas las otras como FRS y NCA el
    80 % . y de este total no invirtieron nada solo hay que leer los informes de Auditoria de la Nación , las velocidades de vías son inferiores a las de antes de los años 80 .
    El levantamiento de algunas vías en desuso para ser utilizada en desvíos dinámicos o sitios para cargadores de vagones.
    A partir de la privatización algunos pocos hicieron negocios por un lado el camión a pesar de lo que acarrea tanto en la contaminación el consumo de combustibles la rotura de las rutas etc. y por otro los ferrocarriles privados que solo utilizan para sus clientes o sus propias mercaderías.
    Esto acarreo la desaparición de empleos de pueblos que vivían del ferrocarril y si desaparece la gente se cierran escuelas.
    No le voy a quitar merito a su estudio pero la realidad es otra y lamentablemente hay otros que utilizan este decreto para hacer política y la política no se hace acá y menos con el ferrocarril y lamentablemente el ferroviario no habla y si sabe lo que paso todos estos últimos años con el ferrocarril no lo va a decir.
    No se si me se expresar ni redactar pero lo mio es sentimiento puro.

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.