miércoles, 29 de julio de 2015

Línea San Martín: Sobre petitorio letreros para personas con movilidad reducida

Cartas de Lectores

Señor Director de Crónica Ferroviaria:

Referente a la nota a change.or intermediando para solucionar inconvenientes en falta de difusión de letreros para personas de movilidad reducida, deseo aclarar haber participado de esa petitorio.

Pero si bien se solicita tal información en las puertas (debiéndose más esa falta en el exterior), dentro del coche muy bien existen autoadhesivos muy claros al respecto.


Y cabe la última sobre nuestra educación, donde mucha gente aún no sabe, o aun sabiendo de esa buena intención, no hace valer tal disposición. Muchas veces ocurre que también hasta en mujeres de muy deliberada arrogancia piden asiento para sí u otras y crea engorrosas situaciones.

Otra situación, ya entablada meses atrás, es la falta de un reordenamiento de vendedores, una formación u organización pues están dentro de circuitos de viajes pagados por usuarios, para que éste pueda ser algo más placentero y evitar molestias, como ser: gritos desaforados en el ir y venir de cada uno.

Existen mínimas excepciones que hacen algo más grato el viaje, distante a lo insoportable. Saluda atte.
Rubens Corrales

3 comentarios:

  1. Vamos por partes:

    i) El 90% de las mujeres que piden el asiento en el tren (que por cierto lo hacen de forma muy muy maleducada) no tienen ningún tipo de discapacidad-embarazo.

    ii) Este 90% goza de excelente salud. Tal es así que, cuando se desocupa un asiento, hacen un pique-corto con la aceleración y velocidad de Angel Di María o el propio Messi. Eso sí, apenas suben al tren, simulan rengueras y ponen cara de afligidas.

    iii) Estas "señoras" le hacen a la gente lo que no les gusta que le hagan a ellas. Por ejemplo, ellas piensan que su bolso/cartera no les pertenece, y así te lo apoyan deliberadamente (si estás sentado) para hacer sentir su presencia (con el pensamiento de: "si yo no voy sentada, por lo menos jodo al que va sentado).
    O si se sientan al lado tuyo te lo tiran encima.

    iv) Estas señoras, si en el asiento reservado para discapacitados hay una mujer no le piden el asiento, siempre se lo piden a un hombre (usan mucho la frase: "¿qué no hay caballeros que cedan el asiento?"). Ahora, yo me pregunto: ¿DÓNDE ESTÁ LA IGUALDAD DE DERECHOS QUE TANTO PREGONAN?
    LAS MUJERES TAMBIÉN TIENEN QUE CEDER EL ASIENTO!!

    v) Un mujer que sube al tren de la mano de un chico de 10 años (sí señores, un chico, no un bebé) exige que le den el asiento. Esa mujer con ese nene vienen de pavear por el zoológio, yo vengo de laburar 10 horas y levantarme a las 5:30 de la mañana. Yo me pregunto: ¿por qué el nene y la maleducada de su madre tienen más derecho que yo a viajar sentado que vengo de laburar todo el día?
    AL NENE DE 10 AÑOS NO LE DUELE LA CINTURA O LAS RODILLAS COMO A MÍ DE ESTAR TRABAJANDO.

    Como los ejemplos que acabo de escribir tengo muchos más. Viajo todos los días en la línea San Martín (en horas pico) y, los que lo hacen como yo, saben muy bien que lo que acabo de escribir es verdad.

    Ah, no me quiero olvidar, nunca falta la señora con "ascendencia nórdica" que si no le das el asiento te putea en guaraní.


    Saludos.
    Roberto de San Miguel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con las apreciaciones de Roberto. A la gente que realmente necesita el asiento por lo que he visto se les cede el asiento. En general la gente que realmente necesita el asiento lo pide discretamente ó en muchos de los casos se la trata de bancar.
      En el caso de los vendedores lo veo de difícil solución ya que son bastante mafiosos ...ni siquiera la policía se anima a sacarlos. Habria que limitarlos y en especial prohibir los que venden música en cd ... te lo ponen a todo trapo y no se van mas!!!
      Pablo Hurlingham

      Eliminar
  2. Ante todo se debe señalar que no es verdad que no este bien señalizado el lugar reservado a los discapacitados o embarazadas. Y cabe una reflexión, ahora son todas embarazadas o discapacitados? y esperan a último momento para subir al tren pero aguardar al siguiente nunca jamás, que lo hagan los laburantes y más ahora en las vacaciones de invierno, con cuatro o cinco chicos copan el tren, vos que seguís trabajando, jodete. sirmun-

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.