9 de junio de 2022

Línea Mitre: Vuelve a funcionar el reloj de la estación Córdoba

Actualidad

Una empresa pondrá en funcionamiento todos los relojes de la estación. La obra implica la refacción de los aparatos y su puesta a punto.

El reloj de la fachada de la estación Córdoba de la Línea Mitre, volverá a encenderse en la noche de este jueves. Por frente de esa imponente máquina inglesa se dio la expansión de la ciudad, desde finales de 1980. El reloj frontis quedó fuera de uso desde hace casi 40 años y ahora marcará el paso del tiempo con un equipamiento renovado.

La reparación del reloj principal de la estación Mitre está en manos de la empresa local Gnomon Grandes Relojes y Campanarios. Su dueño, Guillermo del Valle habló con La Voz y dio detalles sobre la dimensión de la tarea que están llevando adelante.

En rigor, la empresa tiene a su cargo la restauración y reparación de todos los relojes de la estación. La tarea fue encargada por Trenes Argentinos. En total, además del frontis se arreglarán tres máquinas: el reloj grande del andén principal y otros dos que estaban instalados en la estación.

Guillermo trabaja contra el tiempo para que todo esté listo. No lo hace solo, tiene a su lado a su hijo Alejandro y a dos relojeros jóvenes, Franco (24) y Dilan (23). Todos ellos fueron los encargados de bajar el armazón, las agujas y volver a armar todo para subir a altura nuevamente.

“Hace cinco años nos citaron para cotizar el trabajo de reparación de los relojes. Este año, la línea Mitre tiene un presupuesto propio y nos tocó un jefe de línea que tiene interés en la restauración de los relojes”, comentó el titular de Gnomon.

Las tareas comenzaron en la estación de la línea Mitre del partido de Tigre, en la zona norte del Gran Buenos Aires. Alejandro fue contratado para arreglar los relojes y volvió a mencionar el trabajo pendiente en Córdoba. En pocos días, le pidieron que presente nuevamente el plan de obras y recibió la aprobación.

La tarea de la reparación del reloj principal

“Estamos reparando el reloj del frontis (el principal de la estación). Estos relojes funcionan con máquinas eléctricas que fueron manejadas por un reloj patrón. Pero esa máquina, que estaba en una de las oficinas de la estación, desapareció hace años”, comenzó a contar Alejandro.

Lo que hacía la máquina, contó el relojero, era enviar un pulso eléctrico por minuto a todos los relojes y dos por minuto al reloj principal. Un mecanismo de imanes movía las manecillas del equipo con cada pulso. Pero sin el objeto principal (la máquina patrón) ahora tuvieron que reemplazar toda la mecánica.

“Se bajaron las máquinas viejas, que se van a exponer en el museo de la estación. Se van a reemplazar una nueva, que se conoce como GN02. Se trata de la misma máquina que está colocada en el reloj de la Casa Rosada”, contó el especialista.

El equipo dispone de control por GPS y eso le permite ajustar la hora de manera automática.

“Los vidrios del viejo reloj van a ser reemplazados por policarbonato con tratamiento blanco. El nuevo reloj va a tener ocho lámparas de led de luz cálida, para emular las lámparas incandescentes”, contó Alejandro y aclaró que los reemplazos de material se realizaron para cumplir con las normativas actuales, que no permiten colocar vidrios en altura.

A su vez, el totem de madera donde estaba colocado el reloj del andén central será replicado con resina. “Le caían chorros de agua encima y se pudrió la madera. Ahora se logró armar en pedazos y se va a replicar, imitando la madera”, comentó sobre el equipo de dos caras.

La obra total demandará unos 30 días. Los relojes nuevos son libres de mantenimiento permanente. Cada tres años, la empresa les hace un mantenimiento preventivo.LaVoz.com