viernes, 23 de agosto de 2013

INCIDENTES Y TENSIÓN EN LA LÍNEA "B" DE SUBTE

ACTUALIDAD

Indignados con el servicio, pasajeros destrozaron vidrios de la estación Los Incas y agredieron a personal de Metrovías. También gritaron consignas contra el gobierno porteño y los metrodelegados.

Por problemas técnicos, la línea B prestó un servicio restringido desde la mañana de este jueves. A lo largo de la jornada se registraron varias demoras, que subieron la temperatura de los miles de usuarios que en los últimos días denuncian que el servicio es cada vez peor.



La catarata de quejas que abundaron en las redes sociales encontraron a última hora de la tarde de ayer un corolario de violencia. En la estación Los Incas, decenas de pasajeros se volcaron contra la boletería y el personal de la empresa operadora al escuchar por los megáfonos que el tren no llegaría a las nuevas estaciones (Echeverría y Rosas). Rompieron vidrios e increparon a los trabajadores y obligaron a personal de la Policía a proteger el lugar.

Los usuarios indignados corearon consignas contra el gobierno de la Ciudad y también contra los "metrodelegados", que en las últimas semanas protagonizaron una puja por el funcionamiento de esa línea a raíz de las estaciones inauguradas recientemente.


Cuando comenzaba a calmarse el clima, un desperfecto obligó a la línea a reducir aún más el servicio. Por un problema, los trenes sólo llegaban a Lacroze. El vocero de los metrodelegados, Enrique Rossito, dijo a Infobae que también subió la tensión en esa estación, debido a que los pasajeros no querían abandonar los coches, pese a que no podían continuar.

El inconveniente ocasionó que las formaciones que estaban en circulación se vieran con serias demoras; algunas de ellas llegaron a estar más de diez minutos frenadas en una estación.


Pasadas las 21 de este jueves, la empresa comunicó que el servicio se reanudaba paulatinamente pero recién a las 23:09 la formación detenida en la estación Lacroze partió hacia Los Incas. InfoBae