jueves, 30 de agosto de 2012

NADA QUE DECIR

NOTA EDITORIAL

Por: Carlos Alberto Salgado



Hoy se cumplen 155 años de la puesta en servicio del primer ferrocarril en la República Argentina. Crónica Ferroviaria en estos 6 años de existencia de estar informando de todo lo que pasa en este sistema de transporte, año tras año al llegar esta fecha siempre hemos escrito una nota editorial en la que plasmaba nuestro pensamiento.

Hoy no tengo nada que decir. Me siento agobiado, desilucionado y sin ganas de escribir, por toda la decadencia y la desidia que en la actualidad están viviendo nuestros trenes.

Foto gentileza: Miguel Ángel Moreno

Pero igualmente, quiero transcribirles mi primera editorial publicada en el Boletín Informativo Nro. 003 del 30 de Agosto de 2006, que con el título de
"A UN PASO DEL SESQUICENTENARIO", expresaba ya en ese tiempo mi pensamiento y el del equipo de Crónica Ferroviaria sobre la temática ferroviaria. La misma, decía:

"Hoy se cumple el 149° Aniversario de la puesta en funcionamiento en nuestro país del medio de transporte ferroviario. En todos estos años que han transcurrido desde el 30 de agosto de 1857 hasta la fecha, el ferrocarril vivió momentos de auge, de transformaciones, y en las últimas décadas, de abandono, de desidia y de destrucción".

"No es mi intención en este artículo, querer historiar sobre cada una de las etapas vividas por el ferrocarril, ya que se ha escrito bastante sobre el tema, sólo quiero decir las cosas que siento hoy sobre este medio de transporte".

"Después de casi 150 años de existencia veo con pavor cómo el ferrocarril se fue degradando año tras año, debido a políticas implementadas por gobiernos que sólo buscaron su destrucción para beneficio directo del sistema de transporte automotor".

"No hay que ser muy inteligente para darse cuenta que hace cincuenta años que venimos viendo como el ferrocarril retrocede año a año, salvo en contados momentos (presidencia de Ferrocarriles Argentinos a cargo del Tte. Gral. De Marchi), después fueron en un constante descenso. Como ejemplo de ello es la renovación sin pausa de la flota de micros de larga distancia que en la actualidad no excede de cinco años, cuando el ferroviario data de hace más de cuarenta, ni que hablar de la infraestructura de vía en comparación con las nuevas autopistas".

"Ahora bien, vemos con beneplácito que con la llegada del actual gobierno se comenzó nuevamente a tener en consideración al medio de transporte ferroviario, aunque a nuestro juicio no se hacen las cosas del todo bien. Por qué decimos esto, porque creemos que no hay en la actualidad un proyecto ferroviario definido, en el cual se establezcan cuáles son, con precisión, las prioridades para una buena recuperación del sistema".

"Creemos firmemente, que el ferrocarril deberá tomarse como política de estado, donde tengan participación todos los actores involucrados (gobierno, oposición, empresarios del sector, sindicatos y usuarios de todo el país), para que salga un proyecto fuerte que sea respetado por los gobiernos de turno cualquiera sea su ideología política. No hay otra solución"

"Una vez que se obtenga dicho proyecto y se ponga a rodar, ahí sí podremos decir que se ha quebrado la caída libre a la que fue sometido durante décadas (incluída ésta) el transporte que nos ocupa, y que se ha puesto en marcha una pieza fundamental en la recuperación de nuestra economía".