miércoles, 18 de julio de 2018

Pedido de Reactivación de los Talleres Ferroviarios Coronel Maldonado

Actualidad

Redacción Crónica Ferroviaria

Se encuentra en la Comisión de Transporte de la Honorable Cámara de Diputados un Proyecto de Ley solicitando la reactivación de los Talleres Ferroviarios Coronel Maldonado ubicados en la ciudad dde Bahía Blanca (Provincia de Buenos Aires).

Dicho trámite recayó en el Expte. 4304-D-2018 del 12 de Julio del corriente año, siendo el firmante de dicho Proyecto de Ley el Diputado Nacional: Alfredo Horacio Olmedo (Salta Somos Todos - Salta).


Fundamentos

La denominada en su momento Unidad Ejecutora del Programa Ferroviario Provincial (UEPFP) fue una empresa ferroviaria y pública y propiedad de la provincia de Buenos Aires. Se creó el 15 de enero de 1993 mediante el decreto provincial 99/1993 y tomó de la anterior empresa Ferrocarriles Argentinos, las prestaciones correspondientes a los servicios interurbanos de pasajeros de la provincia y de La Pampa, abarcando ramales de las ex Líneas ferroviarias Roca, Sarmiento y San Martín.

Este traspaso fué ratificado por la ley provincial 11.547 que aprobara el convenio celebrado el día 26 de agosto de 1.993 entre la Nación y la Provincia de Buenos Aires, entre Ferrocarriles Argentinos y Ferrocarriles Metropolitanos S.A., cediendo la primera a la segunda los servicios correspondientes servicios ferroviarios interurbanos de pasajeros desde Plaza Constitución hacia Bahía Blanca, San Carlos de Bariloche, Quequén y Bolivar, desde Plaza Once hacia Toay, General Pico, Lincoln, General Villegas, Pasteur, Darregueyra, Alberdi y Junín y desde Federico Lacroze hasta Rojas, todos ellos con varias frecuencias semanales.


Esta Ley aprobó asimismo el convenio del 26 de agosto de 1.993 entre la Nación y la Provincia de Buenos Aires, con la intervención de Ferrocarriles Argentinos y Ferrocarriles Metropolitanos S.A. por el cual la primera concede a la segunda el Servicio Público Ferroviario de Cargas y Pasajeros del Corredor Buenos Aires - Mar del Plata - Miramar en concesión integral del sector Altamirano - Miramar y acceso a Plaza Constitución por vía de Ferrocarriles Metropolitanos S.A. y con la inclusión de la rehabilitación del sector Guido - Madariaga - Vivoratá por la Provincia.

Además aprobó en su Art. 3° el convenio del 26 de agosto de 1.993 entre la Nación y la Provincia de Buenos Aires, por el cual se reintegró al patrimonio provincial el tramo ferroviario Avellaneda - La Plata del ex Ferrocarril Provincial en toda su extensión incluidas las instalaciones ferroviarias existentes y en el estado en que se encuentran.

Además dentro de los servicios regulares también estaba incluido el tren llamado " El Marplatense" entre Plaza Constitución y la ciudad de Mar del Plata, que gozara en su momento de gran consideración por parte del público por su destacado servicio, rapidez y puntualidad.

El nombre comercial que usó en las operaciones de explotación fue Ferrobaires para interpretar que las operaciones ferroviarias se realizaban en la provincia de Buenos Aires, llegando en su momento de mayor desarrollo a transportar por año casi 1.500.000 pasajeros.

Si bien la explotación durante varios períodos fue inestable y se agravó significativamente en la crisis de 2001, hubo una recuperación posterior que permitió la reactivación de varios servicios.


En los años posteriores, la falta de material tractor apropiado llevó a las posteriores cancelaciones de servicios y fue entonces que el gobierno nacional firmó el 5 de junio de 2007 un convenio entre el Estado Nacional y la Provincia de Buenos Aires por el cual se transfieren los servicios concesionados a la Unidad Ejecutora del Programa Ferroviario Provincial

Este convenio mediante la creación de una Unidad de Gestión Operativa y de una Unidad Operativa de Transferencia dispuso en su Art. 5to) "...que toda acción que se instrumente no afectará el mantenimiento de las condiciones laborales del personal de la Unidad Ejecutora del Programa Ferroviario Provincial, a cuyos efectos las partes se comprometen a asegurar su estabilidad". En su Art. 6to "Las partes se comprometen a aunar esfuerzos en miras a: a) No suprimir ninguno de los ramales que se encuentren consignados en el presente; b) Ampliar los servicios de manera tal de que coadyuvar a la reactivación y mejoramiento del sistema ferroviario de la Provincia de Buenos Aires y de propender a la presentación de un servicio seguro y confiable; c) Determinar durante el período de transferencia de conformidad entre las partes, el plan de inversiones a realizarse" y en su Art. 7mo) que "Las partes acuerdan que efectuada la transferencia definitiva a la Nación de los servicios ferroviarios oportunamente concesionados a la Provincia y una vez cumplidas las funciones encomendadas a la Unidad Operativa de Transferencia, la Nación asumirá la total responsabilidad por la prestación, operación y desarrollo de los citados servicios, como así también de todos aquellos aspectos que hacen a la ejecución de la explotación.

Hasta tanto no se concluya la transferencia definitiva ambas partes serán solidariamente responsables de todos los efectos derivados de la operación de los servicios a cargos de la Unidad de Gestión Operativa de los Servicios Ferroviarios previstas en la cláusula cuarta. Asimismo, se acuerda que la Provincia mantendrá su responsabilidad por todos los efectos y obligaciones existes o asumidas en virtud de la presentación del servicio ferroviario objeto del presente".

En los años posteriores se ponen en marcha servicios a Tandil, San Miguel del Monte, Cañuelas, Las Flores, Rauch, Vela y Gardey.

En base a los accidentes de gravedad ocurridos en la línea la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal suspende los servicios para concretarse el traspaso de los servicios a Ferrocarriles Argentinos a partir de marzo del 2018.

Reactivación total de los Talleres de Coronel Maldonado

La desaparición de la empresa provincial Ferrobaires ha desencadenado que los más de 50 empleados del Taller Coronel Maldonado hayan quedado sin trabajo.

Dicho personal es altamente calificado. Prueba de ello es la tarea realizada en los últimos diez años, en el marco de una progresiva crisis que afectaba a Ferrobaires, que no condicionó que este personal pudiera poner en servicio varias locomotoras, utilizando muchas veces el propio ingenio ante la ausencia de presupuesto que permitiera la provisión de repuestos e insumos.

De modo que la desafectación de esta gente no solo significan más personas desocupadas, sino también una verdadera pérdida de personal técnico altamente calificado y de difícil sustitución.

En el marco del Proyecto Vaca Muerta y la rehabilitación de servicios a Tandil, Bahía Blanca, Bolívar y la atención del Puerto de Quequén, es previsible, en el mediano plazo, una fuerte demanda de material tractivo y rodante. Y en este escenario los Talleres de Coronel Maldonado, con su personal y material rodante detenido, constituyen un pilar fundamental para asegurar la provisión de servicios en la región.

3 comentarios:

  1. Quiero comentar que un Taller Ferroviario,no se encuentra a la vuelta de la esquina ,son muchos años de practica y capacitación tanto al personal que trabaja directamente en las locomotoras como así las personas que dirijan los operativos,llámense Supervisores,Coordinadores o Gerentes todos tienen que tener gran experiencia para tomar la decisiones de operatividad y para esto se necesitan muchos años de estar arriba de una locomotora ,siendo todos los ferroviarios profesionales tanto como un medico,un arquitecto etc,el medico toma un bisturí y realiza una operación a una persona,un arquitecto levanta un edificio pero esos profesionales no saben por donde se sube a una locomotora como el ferroviario no va a saber operar ni construir un edificio pero en diferente especialidades los tres son profesionales en su materia, son por estas razones que los Talleres se los deben mantener con el personal especializado ,porque cuando se para un tren por avería de la locomotora desde ese momento empieza la perdida económica del Ferrocarril, analicenlo desde este punto de vista y verán que es la realidad.

    Juan Carlos Torres

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo Sr. Torres se debería hacer una consulta de los ferroviarios que quedaron cesantes e incluso si se consulta a ferroviario de alma que hay muchos son capaces de asesorar gratis sean jefes de galpón , superintendentes , supervisores , gente con mucho conocimiento , que jamas fue escuchada.
      También se puede pre veer por cuestión de edades volver a tomar aprendices en esta ciudad hay colegios técnicos donde se los puede utilizar como pasantes.
      Si se quiere reactivar en serio consulten a los que saben que son los ferroviarios
      Rigoberto H.

      Eliminar
  2. Qué pensarán los votantes salteños, que uno de sus diputados sea el patrocinante por la rehabilitación de un taller ferroviario en Bahía Blanca....??!!

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.