jueves, 24 de agosto de 2017

En 5 años México construirá sus propios trenes del Metro

Exterior

México debe recuperar la vanguardia que una vez tuvo en América Latina en la construcción de trenes y con ello, la innovación y la producción en beneficio del país, aseguró Jorge Gaviño Ambriz, director del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro.

Durante la entrega del Cuarto Premio a la Innovación Tecnológica “Ing. Juan Manuel Ramírez Caraza”, el director del Metro de la Ciudad de México confió en que los técnicos mexicanos logren recuperar lo que ya se hizo en el pasado.

Los 30 premios entregados a universitarios y trabajadores del Metro, sostuvo, demuestran que hay gente con experiencia y capacidad para lograr soluciones creativas que mejoran la operación del sistema, y ese talento también se puede usar para construir trenes.


En entrevista posterior, recordó que México fue uno de los pioneros en esta materia en América Latina y de hecho aún hay máquinas funcionando, por ejemplo en Chile, a las que se les llama “los trenes mexicanos”.

Consideró que un plazo razonable serían cinco años para que se vuelva a iniciar la producción de trenes en México y, por lo pronto, el primer paso es que de los 10 que se entregarán próximamente para la Línea 1, del segundo en adelante se armarán en México.

Esto implica transferencia tecnológica y de conocimientos, y puede ser el inicio para empezar nuevamente a armarlos, con refacciones que si bien en principio serán extranjeras luego, mediante ingeniería inversa, se producirían en México y con mejoras, abundó.

Gaviño Ambriz se refirió también a otros proyectos que están en marcha, y que próxima administración debe continuar, como la adjudicación de la ampliación de la Línea 9, que se dio ayer, por 150 millones de pesos.

También está pendiente la renovación de subestaciones para las líneas 1, 2 y 3. Vamos a hacer la licitación pública internacional para adjudicar a la empresa que pondrá poner todas estas plantas, lo cual ocurrirá en los próximos tres años, dijo.

Respecto a los 10 trenes de la Línea 1, expuso que se logró un precio de 330 millones de pesos por cada uno, a través de una subasta inversa internacional, en la que se ahorraron entre 800 y 900 millones de pesos.

En otro tema, se refirió a la Línea 12 y advirtió que el esquema de compra de 30 trenes que costarán mil 600 millones de pesos anuales, significa que “hipotecaron al Metro",  porque no se podrán realizar inversiones importantes debido a esos compromisos.

Lo importante, explicó, es ver por qué se realizaron así los contratos y cómo evitar que esto ocurra de nuevo, e insistió en que el Fideicomiso Metro está auditado y es público, incluyendo contratos, cuentas bancarias y montos.

Rechazó el presunto desvío de recursos, pues todo el procedimiento de venta de boletos, operación de caja y recargas electrónicos está regulado por computadora y monitoreado.DiariodeMéxico.com

1 comentario:

  1. Construir, armar, ensamblar, no es lo mismo que fabricar bajo patente nacional. En apariencia, comprar fabricado al exterior es mas caro, entonces se pide que envien partes y para abaratar y "conservar" puestos de trabajo, se acuerda ensamblar partes que tienen patentes en otro pais, lo cual implica que cueste mas barato pero que aun cueste pudiendose fabricar por completo con tecnologia aun antigua bajo patente mexicana. El gobierno desde hace años, le niega el poder al instituto politecnico y negocia con sabuesos de otros paises. Lo que no se sabe es que haran con el material reemplazado que aun esta en buenas condiciones. Hay formaciones que tienen mas de 40 años y aun pueden dar mas, pero los fabricantes extranjeros frente a este mantenimiento de las unidades del metro en mexico, no saben que hacer con su materia producido y presionan para que haya cambios y el gobierno compre nuevas unidades, cuando por ejemplo, en el tranporte de calle, cada 10 años se renuevan las unidades. Si es cierto, muy cierto que el director del metro actual mas el actual "ido" AUN no pudieron eliminar a todos los vendedores ambulantes que a diario comercializan dentro del metro tren, dentro de las instalaciones de la empresa inclñuyendo salidas al exterior y a quienes se les cobra un buen dinero cuyo destino aun es incierto, y otra mas, el boleto costaba 2 pesos y en enero del 2009 la empresa lo subio a 3 pesos con argumentos de eliminar vendedores, hacer arreglos varios, etc, y casi nada paso, y en diciembre de 2013 el costo subio de 3 a 5 pesos con los mismos argumentos anteriores y hasta la fecha todo sigue igual. Hay demoras, retrasos, obras inconclusas, etc, cambian funcionarios, y el publico es quien sufre. Algo llamativo es que en las estaciones instalaron pantallas con bocinas, a mi entender para que la gente este ocupada en la publicidad difundida y no piense en los grandes problemas que agobian a la sociedad mexicana. Para eso si usaron el dinero del aumento al boleto(((.

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.