miércoles, 26 de julio de 2017

"El tren Rosario – Buenos Aires es decorativo y no operativo"

Actualidad

Rolando Maggi, de la Asociación Rosarina Amigos del Riel, dialogó con Conclusión sobre el delicado presente del Apeadero Sur. “Es una obra olvidada. Está sólo para decir que tenemos tren", disparó.

Una obra olvidada y una inversión millonaria que no atrae recursos. Así se resume el presente del Apeadero Sur, una estación de trenes que se puso en funcionamiento a pesar de no estar terminada y que sólo tiene una conexión a Buenos Aires, lo que desemboca en una situación insostenible y un gasto de obra pública inmenso que no genera réditos.


Conclusión dialogó con Rolando Maggi, tesorero de la Asociación Rosarina Amigos del Riel, quien disparó: “El tren Rosario – Buenos Aires es meramente decorativo; no operativo”.

“La realidad es esa: está sólo para decir que tenemos tren. Se hizo una inversión monstruosa para que funcionen siete servicios diarios a Buenos Aires, hoy hay sólo uno, la edificación no está terminada y es un desperdicio”, sostuvo.

“Rosario necesita que se active la estación. Los dos gobiernos que pasaron desde que se inició la obra prometieron, pero hasta ahora no hay nada y la imagen del Apeadero es desoladora. Y eso es lo peor que le puede pasar a una obra: estar inconclusa, porque se destruye sola”, añadió.


Dejando de lado el estado edilicio del Apeadero Sur, el panorama desde lo estadístico tampoco es alentador: es que en 2016, según datos oficiales relevados por la Comisión Nacional de Regulación del Transporte, pasaron en promedio sólo 107 pasajeros por día por el corredor, un número muy bajo teniendo en cuenta el monto de la inversión, que ronda los 65 millones de pesos.

“Lo más importante es que el ciudadano tenga varias opciones para viajar a Buenos Aires en un tren cómodo y llegar a destino en tiempo y forma. Estamos hablando de una estación y maquinarias del siglo XXI, que se los está usando con  una perspectiva de velocidad del siglo XIX”, insistió Maggi.

En ese sentido, aseveró que “se entiende el reclamo de Fein hacia Nación, pidiendo que lleguen los trenes. De todas formas creemos que es todo teatro preelectoral”.

“La gente sigue utilizando el tren porque representa un gasto menor al del colectivo y porque el tren es moderno. Pero la situación debe cambiar cuanto antes. De lo contrario, se habrá hecho una inversión enorme para tener un tren decorativo. Los rosarinos necesitamos tener un tren operativo ya mismo”, remarcó.Conclusión.com