viernes, 30 de agosto de 2013

URUGUAY: ENRIQUE PINTADO (MTOP): "SE PRECISA MÁS" PARA INVERTIR EN EL FERROCARRIL PERO MIENTRAS NO HAYA"OPEREMOS CON LO QUE HAY"

EXTERIOR

¿Cómo vio el ministro de Transporte y Obras Públicas, Enrique Pintado, las declaraciones de prensa del presidente de AFE, Jorge Setelich, quien afirmó que la solución para el ferrocarril impulsada por el gobierno "no funciona en el mundo real"? Pintado dijo a En Perspectiva que si bien coincide en algunos aspectos con Setelich, como en la necesidad de mayor inversión, no comparte que lo haya expresado públicamente. "Genera la sensación de que tenemos unas tan discrepancias terribles que parece no podemos funcionar, y eso no es cierto", señaló.

A su criterio, "para una verdadera inversión" en el ferrocarril "tendríamos que tener unos 3.000 millones de dólares". "Pero no los tenemos, entonces no nos lamentemos y operemos con lo que hay", sentenció. Interrogado sobre el tema Pluna y su repercusión de cara a la campaña electoral, expresó que el asunto "no está en la preocupación de la ciudadanía" y destacó que después del cierre "no solo recuperamos la conectividad, sino que la mejoramos".

“El problema de fondo es que cuando se tomó la decisión de priorizar el ferrocarril alguien olvidó decirle a Mujica que su propuesta era inviable, que la solución para esa idea no funciona en el mundo real.”

Esta frase, contundente, fue lanzada por el presidente de AFE (Administración de Ferrocarriles del Estado), Jorge Setelich, durante una entrevista que publicó el domingo el diario El País. Los cuestionamientos parecen apuntar a jerarcas de la Presidencia próximos al presidente Mujica, pero también al Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), que es el que debe fijar los rumbos generales en esta materia.

¿Cómo vio estas consideraciones el ministro de la cartera, Enrique Pintado? Y por otro lado, ¿cómo se prepara él como referente del Frente Líber Seregni (FLS) para afrontar las críticas que seguramente surjan por el tema Pluna en la próxima campaña?.

Ministro de Transporte y Obras Públicas, Enrique Pintado

Sobre estos temas, pero también sobre las grandes obras de infraestructura que están encaminadas o pendientes en el país, vamos a conversar con el ministro Enrique Pintado.

¿Qué balance se hace de lo realizado hasta ahora por el MTOP, en particular sobre un aspecto sensible para el país como es el de la infraestructura?

ENRIQUE PINTADO:

En primer lugar –lo planteé en el Parlamento y lo reitero acá–, me molestaba mucho cuando era parlamentario que los ministros acordaran en el gabinete con su presidente el presupuesto quinquenal y después fueran al Parlamento y se quejaran de la mala suerte que habían tenido y les pedían a los diputados que les votaran más recursos. Nosotros tenemos un plan de gobierno que prioriza la educación, la salud, la vivienda, la eliminación de la indigencia, la reducción notoria de la pobreza y la infraestructura. La infraestructura es una prioridad más, por lo tanto, como siempre digo, el presidente no me engañó cuando me invitó a integrar el gabinete, me dijo “estas son las condiciones, estos son los recursos”, y quienes estamos en el gobierno tenemos dos opciones: o transformamos con lo que tenemos o nos vamos. Yo no me quejo ni pública ni privadamente porque acepté concientemente las reglas de juego.

Aun así, estamos orgullosos de ser un ministerio que continúa una tradición que no empezó conmigo, porque tampoco soy de los que piensan que la historia empieza cuando llego y termina cuando me voy, es una larga tradición del ministerio ejecutar todo lo que tiene disponible para inversión. Lo característico de esta etapa, del 2008 a la fecha, es que se invirtió en carreteras como nunca antes. El promedio es de 200 millones de dólares, en el último año, 2012, invertimos 232 millones de dólares que fueron a rutas, y obviamente este año vamos a andar en una cifra similar.

Eso quiere decir que estamos tratando de dar cuenta de una apuesta que hicieron los gobiernos del Frente Amplio (FA) al país productivo del 2005 a la fecha, en que el transporte pesado, por ejemplo, creció 230% y la inversión en vialidad creció 192%. Quiere decir que se va acompañando relativamente el incremento del transporte pesado, esto es notorio en un país en el que dos gobiernos hacen énfasis en la producción, en el Uruguay productivo, no como otros que hicieron énfasis en lo financiero. Cuando uno apuesta a poner énfasis en lo financiero más que rutas lo que se precisa son buenos locales en algunas esquinas de las ciudades, el incremento productivo genera esto.

Y me extraña que en la oposición algunos que incluso ocuparon cargos de gobierno hoy nos estén dando clases o demandando cuando se cometieron errores tremendamente graves. Por ejemplo, haber impulsado la forestación y en ese mismo momento arruinar el ferrocarril y decretar su muerte es un contrasentido que el Uruguay hoy está pagando. No haber desarrollado el cabotaje también.

ROMINA ANDRIOLI:

Antes de entrar en el tema del ferrocarril, con respecto a uno de los temas que usted planteaba, la inversión en rutas, en el documento que presentaron semanas atrás las principales cámaras empresariales se afirma que en el quinquenio 2010-2014 se deberían haber invertido en la red vial unos 2.000 millones de dólares a precios de 2010, lo que indicaría una inversión anual de 400 millones, que estos valores habrían permitido acompañar el crecimiento del tránsito vial y recomponer las redes de manera de acompañar el crecimiento productivo del país. No obstante –dicen las gremiales–, los valores invertidos están muy por debajo de lo requerido y debido a ello más del 50% de la red vial primaria, secundaria y terciaria se encuentra en estado malo o regular. Este desajuste ha dejado al país en una situación crítica. ¿Qué dice usted respecto de esta puntualización?

EP - Acá tengo la gráfica de la inversión del Uruguay, les vamos a dejar la presentación. Salvo en el 99, que fue un año electoral y coincidentemente creció la inversión en vialidad, en los demás hemos casi duplicado la inversión. Si me dicen “usted va a tener 2.000 millones de dólares”, bienvenidos, pero estoy en un gobierno que priorizó determinadas cosas y sabe que no alcanza con los fines, sino que hay que tener recursos disponibles para hacerlos realidad.


Ahora bien, había que incrementar los ingresos a fin de hacer toda esa inversión que reclaman los empresarios en su documento –y de paso digo que las empresas viales están trabajando a full y tenemos un incremento en los costos de 40%, justamente por las leyes de la oferta y la demanda–, y encontramos que hay una relación inversamente proporcional: quienes más demandan infraestructura son los menos dispuestos a poner dinero para financiar lo que ellos contribuyen a desgastar. Me explico de otra manera: quienes más usan las carreteras con fines comerciales le demandan al resto de la sociedad, que no usa las carreteras casi nunca, que con sus aportes les financie la infraestructura para que hagan negocios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.