jueves, 29 de agosto de 2013

SUBTES: UN CONFLICTO EN LOS TALLERES ES LA PUNTA DE LANZA DE LA EMPRESA

GREMIALES

Luego del accidente con una descarga eléctrica por el que casi perdiera la vida un trabajador en el Taller San José de la Línea E, la Secretaria de Salud Laboral de AGTSyP logró poner en la mesa de discusión un protocolo de seguridad para encendido y apagado de las unidades Nagoya que circulan en la línea C, sin embargo Metrovías a través de sus jefaturas abrió inesperadamente otras puertas, por las que pretende “flexibilizar al personal y aumentar los ritmos de las tareas”.

Durante estos últimos días en conflicto por los problemas de la Línea B, la empresa instaló varios frentes internos en los distintos sectores del Subte, especialmente en los talleres en general, que con el correr del tiempo se hacen más evidentes y que pueden estallar en cualquier momento. Tal es el caso del taller San José, donde los trabajadores llevan adelante su tercer día de protesta contra la falta de protocolo de seguridad y las condiciones de trabajo.


Por la misma vía, están los talleres de Medalla Milagrosa en la Línea "E" y Caninng en la Línea "D", que también llevan adelantes sus propios conflictos, la medida podría alcanzar al Taller Constitución en la Línea "C" y a la guardia de la línea "E". Todo este significativo entuerto se debe al incumplimiento de protocolos de seguridad, incumplimiento de categorías otorgadas, presión constante en los trabajos, falta de personal, falta de material, y la incomprensible decisión de dar la impresión de que se trabaja con la misma cantidad de trenes cuando cada vez son menos las unidades en servicio.

Hay una decisión subyacente de inferir directamente en el malestar de los pasajeros, para restar credibilidad a los reclamos de los trabajadores. Sin embargo y por fuera del ámbito del Subte, algunos datos que pueden ver la luz, darían la razón a los Metrodelegados, ya que en las últimas horas se conoció que “el 23% de los coches del subte que opera Metrovías están fuera de servicio”, lo que significa que hay mayores inconvenientes para hacer el mantenimiento, y por ende mayor presión en los trabajadores.

El mantenimiento predictivo, permite que se tomen decisiones antes de que ocurra el fallo y con el que se debería trabajar a conciencia y con las medidas de seguridad correspondientes es inexistente, la falta de inversión denunciada por este sindicato hace tiempo se ve palpable en estos últimos meses con estos resultados nefastos: tres muertes de trabajadores y aumento de accidentes laborales en todos los sectores, especialmente en los talleres. Pero no es azar, la suma de presión sobre los tiempos en que se realizan las tareas, la falta de personal, el inexistente protocolo de seguridad, las deplorables condiciones edilicias, y la sucesión de problemas inmediatos en las flotas, desemboca directamente en estos conflictos.

Hoy taller San José lleva una medida en respuesta a la “cama” con la que desde la empresa se quiso “acostar” a los trabajadores, ya que ayer por la tarde por lo menos cinco de ellos recibieron telegramas de sanciones por realizar un “paro” que jamás realizaron, ya que el día anterior hubo un compromiso de realizar sus tareas y esto fue, inclusive, corroborado por los supervisores. El gran movimiento interno por crear malestar entre los trabajadores se lleva a cabo silenciosamente mientras la opinión pública culpa, golpea incansablemente a boleteros, guardas y personal de tráfico, influidos por medios “mal intencionados” que ya fijaron su posición.

Bibliografia:



Fuente: Editorial Metrodelegados

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.