miércoles, 22 de agosto de 2012

SALTA: ALAMBRARON 40 KILÓMETROS DE VÍAS FÉRREAS PARA SEMBRAR


ACTUALIDAD

Son terrenos que pertenecen al ferrocarril y algunos productores las ocuparon sin gestiones previas ante el Estado.

Entre Cerrillos y El Carril, aproximadamente 400 mil metros cuadrados quedaron inutilizados al desaparecer el ramal ferroviario C-13.

Las vías del viejo ramal C-13 que llegaba a Alemanía quedaron bajo sembradíos de tabaco y alambrados porque algunos productores agrícolas usurparon para ampliar sus cultivos.

Son varios miles de metros cuadrados de tierra, pertenecientes al Estado nacional que, desde mediados de la década del "70 quedaron inutilizadas al desaparecer el ferrocarril que llegaba a esa zona.



Los rieles

Desde la localidad de La Merced hasta El Carril los rieles fueron desapareciendo sistemáticamente. Sólo se salvan los viejos hierros de la estructura de los puentes del tren que llegaba hasta Alemanía, al sur del Valle de Lerma, donde se termina la trocha ferroviaria del ramal c-13 que nace en Cerrillos.

Los alambres cercan sembradíos de tabaco, maíz o simplemente ganado de diferentes propietarios que taparon estas superficies fiscales sólo porque el tren dejó de pasar en la década del setenta. Como nadie reclama, las tranqueras abundan y los viejos rieles son ocupados por algunos lugareños, en corrales o para sostén de techos de galpones y de algunas viviendas.

Canal de desagüe

Una posible reactivación ferroviaria ahora sería imposible en estas tierras. Hasta se puede apreciar en inmediaciones del la convergencia entre las rutas nacional 51 y la provincial 36, por donde estaban dibujadas las vías, que ahora hay un canal de desague del que nadie sabe quién lo hizo.
Varios vecinos reclaman por el peligro que implica la instalación de alambres de púas sobre los rieles en el paraje San Antonio, camino a Coronel Moldes. Hay carteles que prohiben el paso en plena vía abandonada. “Los alambres pasan por arriba de los rieles. Siguen tapados con tierra y yuyos, aunque en algunos sectores se pueden observar todavía algunos. Hace muchos años atrás podíamos caminar hasta el otro lado del río, pero ahora es imposible porque los propietarios de las fincas se adueñaron de los caminos ferroviarios”, contó Nicasio a El Tribuno un habitante del paraje La Población, perteneciente al municipio de Chicoana.

En La Merced

En cercanías de la vieja estación de trenes de La Merced se plantea la misma situación.

La usurpación de espacios que rodean las vías se observa a lo largo de varios kilómetros.

Cuarenta kilómetros de extensión entre Cerrillos, pasando por La Merced hasta El Carril, por el ancho de la trocha y sus espacios de banquina que llegan a diez metros laterales, resulta en una superficie ocupada de unos 400 mil metros cuadrados aproximadamente.

Es apenas un tercio de la extensión total hasta llegar a Alemanía.

No se tiene en cuenta el sector entre El Carril, Chicoana, Coronel Moldes y La Viña, con lo que la extensión aumentaría considerablemente.

5 comentarios:

  1. Es el mismo terrorismo agrícola que pasa aquí en Santa Fe con las vías del Belgrano de San Justo hacia Los Amores y hacia Reconquista. El Estado los abandona, y los terratenientes, intendentes y demas vivillos queman los alambrados, roban la tierra de los terraplenes, rectifican el escurrimiento de las aguas, siembran los terrenos ferroviarios, se apropian y cercan como propios los terrenos ferroviarios hasta el alambrado de las rutas... Cuanto robo al Estado y a la Pueblo, garantizado por el mismo Estado desertor y corrupto!!!

    ResponderEliminar
  2. ¿Por qué no aprovecha el Estado Nacional los terrenos abandonados de varios corredores ferroviarios para explotarlos en el cultivo de cereales, dándole trabajo a la gente?. Cuántos millones de toneladas se sacarían cuyos valores de venta irían íntegramente a las arcas del estado?. En Italia y otros países de Europa se cultiva hasta un metro de la vía general, aprovechando todo terreno fértil para el cultivo. El gobierno aquí tiene una base para dar trabajo y para recaudar directamente sin esperar a terceros.
    Rogelio Rodríguez

    ResponderEliminar
  3. Nada que una topadora pueda solucionar, vías nuevas y ganas del gobierno provincial de hacerse cargo del ramal que tienen desde los 90. Gustavo Lopez

    ResponderEliminar
  4. Es bueno recordar que el ramal C-13, de Cerrillos a Alemania, y su consiguiente zona de vía, estaciones, etc., son propiedad de la Provincia de Salta, no del Gobierno Nacional.

    ResponderEliminar
  5. HUBER Roberto Juan.25 de agosto de 2012, 15:26

    No caben otros comentarios más que señalar que éste es un país de vivillos que arasan con todo en aras de llenarse los bolsilos a como dé lugar en una provincia donde éste tipo de situaciones son más que cotidianas, me atrevo a decir casi fomentadas o consentida desde algún sector del gobierno provincial puesto que quienes deben velar por el patrimonio ferroviario que son siempre los mismos pelotudos a sueldo que prefieren mirara para otro lado mientras tal vez reciben incluso un dinerillo extra por su involuntaria distracción; nada le importa a nadie, éstis sucede en Salta, Tucumán, La Rioja, Catamarca, Jujuy, Formosa, Corrientes; NEA y NOA que luego en diversos foros y periodicos virtuales nacionales, se rasgan las vestiduras clamando por la vuelta del ferrocarril, ¿ con ésta gente creen que puede volver el tren ? No nos engañemos más, mientras la recuperación ferroviaria argentina no se enarbole como una verdadera politica de Estado y se obre en consonancia con ésta, no hay recuperación posible. Mientras se dejen impunes estos atropellos que no son otra cosa que delitos federales, nada será factible en tal sentido pues hay hay regiones hermeticamente alambradas y no estrictamente por alambre sino por poderes politicos cual castas pues actúan con dicha metodología: la de las castas; y me juego también al presumir que no escatimarian medios para hacerse de dichos predios lo cual resulta posible merced a la impunidad a que hice referencia, la misma que nos ha dejado como triste y repugnante secuela los años de plomo, deleznables enseñanzas que se hizo carne en muchos civiles que ideológicamente están contestes con las atrocidades que se cometieron.
    Hago un llamado a las autoridades nacionales para que demuestran que están para defender el patrimonio ferroviario y no para actuar como cómplices de un flagrante delito federal. Gracias.

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.