miércoles, 22 de agosto de 2012

SALTA: ALAMBRARON 40 KILÓMETROS DE VÍAS FÉRREAS PARA SEMBRAR


ACTUALIDAD

Son terrenos que pertenecen al ferrocarril y algunos productores las ocuparon sin gestiones previas ante el Estado.

Entre Cerrillos y El Carril, aproximadamente 400 mil metros cuadrados quedaron inutilizados al desaparecer el ramal ferroviario C-13.

Las vías del viejo ramal C-13 que llegaba a Alemanía quedaron bajo sembradíos de tabaco y alambrados porque algunos productores agrícolas usurparon para ampliar sus cultivos.

Son varios miles de metros cuadrados de tierra, pertenecientes al Estado nacional que, desde mediados de la década del "70 quedaron inutilizadas al desaparecer el ferrocarril que llegaba a esa zona.



Los rieles

Desde la localidad de La Merced hasta El Carril los rieles fueron desapareciendo sistemáticamente. Sólo se salvan los viejos hierros de la estructura de los puentes del tren que llegaba hasta Alemanía, al sur del Valle de Lerma, donde se termina la trocha ferroviaria del ramal c-13 que nace en Cerrillos.

Los alambres cercan sembradíos de tabaco, maíz o simplemente ganado de diferentes propietarios que taparon estas superficies fiscales sólo porque el tren dejó de pasar en la década del setenta. Como nadie reclama, las tranqueras abundan y los viejos rieles son ocupados por algunos lugareños, en corrales o para sostén de techos de galpones y de algunas viviendas.

Canal de desagüe

Una posible reactivación ferroviaria ahora sería imposible en estas tierras. Hasta se puede apreciar en inmediaciones del la convergencia entre las rutas nacional 51 y la provincial 36, por donde estaban dibujadas las vías, que ahora hay un canal de desague del que nadie sabe quién lo hizo.
Varios vecinos reclaman por el peligro que implica la instalación de alambres de púas sobre los rieles en el paraje San Antonio, camino a Coronel Moldes. Hay carteles que prohiben el paso en plena vía abandonada. “Los alambres pasan por arriba de los rieles. Siguen tapados con tierra y yuyos, aunque en algunos sectores se pueden observar todavía algunos. Hace muchos años atrás podíamos caminar hasta el otro lado del río, pero ahora es imposible porque los propietarios de las fincas se adueñaron de los caminos ferroviarios”, contó Nicasio a El Tribuno un habitante del paraje La Población, perteneciente al municipio de Chicoana.

En La Merced

En cercanías de la vieja estación de trenes de La Merced se plantea la misma situación.

La usurpación de espacios que rodean las vías se observa a lo largo de varios kilómetros.

Cuarenta kilómetros de extensión entre Cerrillos, pasando por La Merced hasta El Carril, por el ancho de la trocha y sus espacios de banquina que llegan a diez metros laterales, resulta en una superficie ocupada de unos 400 mil metros cuadrados aproximadamente.

Es apenas un tercio de la extensión total hasta llegar a Alemanía.

No se tiene en cuenta el sector entre El Carril, Chicoana, Coronel Moldes y La Viña, con lo que la extensión aumentaría considerablemente.