domingo, 26 de agosto de 2012

ESPAÑA: DEUTSCHE BAHN, SNCF Y FERROCARRILES NÓRDICOS DESPIERTAN SU INTERÉS POR LA PRIVATIZACIÓN DE RENFE


EXTERIOR

Solicitan información sobre los planes que el Gobierno de Rajoy ha enviado a Bruselas

El proyecto de privatización de Renfe ha despertado el interés inmediato de los grandes ferrocarriles europeos, sobre todo de los que mantienen desde hace años presencia en España o de aquellos que por interés geoestratégico tienen un interés natural por lo que sucede en el sector ferroviario español. La Renfe alemana, Deutsche Bahn, la compañía estatal francesa, SNCF y ferrocarriles de los países nórdicos observan con atención los movimientos que planea el Gobierno español, que ya remitido a Bruselas el esquema básico de privatización, y analizan los próximos pasos a dar. DB es un grupo en expansión que conoce muy bien el mercado español y el funcionamiento de la propia Renfe y su equipo directivo. Desde hace años es uno de los grandes accionistas de Transfesa empresa privada española que controla el transporte ferroviario internacional de mercancías, un negocio  que requiere disponer de vagones capaces de circular por vías de ancho europeo y vías de ancho español. Transfesa tiene un gran parque de material rodante con estas características y lleva más de 50 años operando en este negocio.



DB tomó el control accionarial de Transfesa en 2007, hasta alcanzar el 60% del  capital,  y ha mostrado siempre interés por elevar aun más su participación. Pero el resto de socios, la propia Renfe y la SNCF, no han accedido de momento a reducir su parte en la empresa, que consideran estratégica.

Una de las actividades claves de DB en España es el control del negocio del transporte de coches nuevos por tren en el que nuestro país es una primera potencia, tanto por el elevado número de fabricantes de automóviles que están radicados en España, como por la cantidad de vehículos extranjeros que se venden en el mercado español.

El líder nacional de esta actividad es la firma Semat, con un capital repartido entre Transfesa, con un 62%, y Renfe, que controla en 38% restante. Para desarrollar estas actividades la participada tiene un parque propio de más de 1.000 vagones y varios  centros logísticos en toda España con una superficie total superior a 900.000 metros cuadrados.

La DB también está presente en el principal competidor de Semat, la empresa Pecovasa, a través de la filial ATG. Esta empresa cuenta también con un importante parque de vagones.

Fracaso y perspectivas del mercado de mercancías

La privatización del mercado interior de mercancías en España ha sido un fracaso. Han entrado varios operadores privados pero la cuota de mercado del ferrocarril respecto al conjunto de modos de transporte no ha subido y sigue siendo marginal.  La de Renfe sigue siendo importante dentro de esa cuota del sector y el potencial que se abre, con la entrada en servicio de nuevas líneas AVE que liberan el uso de las vías convencionales para el transporte de carga, es importante.

La SNCF por su parte ya está operando con sus trenes en territorio español. Explota la línea que une París y Figueres (Girona) a través del nuevo enlace trasnpirenaico de alta velocidad construido por un consorcio privado hispano-francés. Cuando concluya la inacabable obra de construcción de la línea AVE Barcelona-Girona-Figueres, a la Renfe francesa se le abren enormes posibilidades de negocio en el transporte de alta velocidad entre ambos países, tanto en viajeros como en mercancías, igual que a España. Por el lado del País Vasco ocurrirá lo mismo cuando la Y vasca enlace con Irún.

Flanco sindical

Una alianza o la entrada directa de DB, SNCF o los ferrocarriles suecos en alguna o varias de las cuatro empresas en que se segregará Renfe podría encauzar el problema que ha suscitado el proyecto de privatización con los sindicatos. En pie de guerra contra el plan, al que consideran incoherente y una amenaza para la supervivencia de la empresa pública, las centrales han llevado a cabo ya un par de jornadas de huelga y anuncian más.  Consideran que el Ministerio de Fomento ha actuado de forma unilateral, sin tener una idea clara de lo que quiere y sin someter el proyecto a la opinión o negociación con los trabajadores. DB y SNCF son grupos públicos con niveles de eficiencia en la gestión reconocidos en el sector cuya entrada podría ser asumida mejor por los sindicatos.

El plan privatizador de Renfe , se recogen en el plan presupuestario 2013-2014 que el Ejecutivo ha enviado a la UE, en el que se desglosan las medidas orientadas a cumplir los objetivos de déficit.

El documento enviado a Bruselas revela que el Gobierno está dispuesto a que entre capital privado en Renfe, que se dividirá en cuatro sociedades.

En el proyecto se puede leer que la reforma de liberalización de infraestructuras pretende "dotar a la gestión de Renfe de esquemas empresariales similares a los de otros operadores ferroviarios del ámbito europeo (...), sin descartar la posible entrada de capital privado en las nuevas empresas, si se considera conveniente".

Renfe se dividirá en cuatro empresas, que gestionarán servicios de viajeros, mercancías y logística, fabricación y mantenimiento, y venta y arrendamiento de material ferroviario.  Además, se suprimirá la empresa que gestiona los ferrocarriles de vía estrecha (FEVE), que pasará a integrarse en Renfe y Adif.CapitalMadrid

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.