lunes, 21 de agosto de 2017

Tandil: Con preocupación frente a la situación actual, recordaron los 134 años de la llegada del tren

Actualidad

Con el foco puesto en el pedido por la restitución del servicio y con especial preocupación frente a la situación que atraviesa el sistema ferroviario, vecinos se congregaron en la Estación para conmemorar un nuevo aniversario de la llegada del primer tren a Tandil, hecho que tuvo lugar el 19 de agosto de 1883 y que marcó un hito en la historia de la ciudad.

El festival comenzó a las 15 y durante las siguientes dos horas desfiló por el andén una importante cantidad de personas, que se acercó a observar las distintas propuestas que se organizaron para conmemorar un año más de aquel episodio y para potenciar el pedido de regreso del tren de pasajeros.


En ese marco también se dio lectura a un petitorio en el que solicitaron al intendente Miguel Lunghi que se ponga al frente de las gestiones ya que entienden que se requiere de una firme “decisión política” para que se restituya el servicio suspendido por la gobernadora María Eugenia Vidal hace poco más de un año.

Para el cierre, Flor de Murga mostró su despliegue artístico y visibilizó, con carteles, consignas que reclamaron la vuelta del servicio. “Las vías no se van” y “devuelvan los trenes”, fueron algunos de los mensajes que presentó la agrupación.

El encuentro fue organizado por vecinos autoconvocados e integrantes de la asamblea del barrio La Estación, Asambo Tandil, Bici por el tren, entre otras agrupaciones.

Recorrido histórico

Minutos antes de finalizar el encuentro, el historiador e integrante de la comisión vecinal del barrio de la Estación, Hugo Mengascini, trazó un recorrido histórico sobre el impacto que provocó el arribo de la primera formación a Tandil desde el punto de vista económico, social y cultural.

Desde su perspectiva, sostuvo que la llegada del tren significó una “refundación” de la ciudad, ya que “pasó de ser pueblo a ciudad muy rápidamente” y dio origen al primer barrio, el de la Estación, la creación del primer centro cultural y social y de la segunda biblioteca.


El tren trajo “muchísimos inmigrantes, las canteras comenzaron a hervir en cuanto a su actividad para dotar de adoquines las calles de Buenos Aires y La Plata”, pero también marcó un aporte de personas que llegaron consustanciadas con “ideologías importadas”.

“Este barrio fue un polo social y cultural muy importante”, resumió Mengascini.

En ese proceso histórico, marcó como punto de inflexión la puesta en marcha del plan Larkin, durante la presidencia de Arturo Frondizi, que fue un “cáncer para el sistema ferroviario”, y en la década del ’90, “el menemato le puso el punto final” con las privatizaciones.

A 134 años de aquel hecho, la conmemoración encontró al servicio del tren de pasajeros y turístico suspendido y con un fuerte reclamo impulsado por distintos sectores para su restitución, bajo la premisa de que “no existe ninguna razón válida para clausurarlo”.

En ese sentido, exigió la implementación de un plan ferroviario a nivel nacional a mediano y largo plazo que contemple el servicio en toda su extensión. “Como en este país se privilegia el hecho político y de corto plazo, necesitamos que se ponga centro en un programa serio que permita la reconstrucción de más de diez mil kilómetros de vías y el renacimiento de esos pueblos fantasmas”.

“El sueño de la mayoría de los tandilenses”

A su turno, Rodolfo Cachela se centró en el mensaje dirigido al jefe comunal en el que distintas agrupaciones y vecinos confluyeron bajo el objetivo común. “Quien tiene la mayor posibilidad y fuerza para que el tren esté funcionando es el Intendente”, enfatizó y reclamó una “decisión política” para revertir el escenario actual.

En el marco de la conmemoración que se realizó sin el tren en funcionamiento, el pedido puntual a Lunghi para que “incorpore al Tandil soñado el sueño de la mayoría de los tandilenses”, que es “el regreso del servicio”.
El martes presentarán por mesa de entradas el documento para que llegue a la máxima autoridad, que pese a que estuvo especialmente invitada para la conmemoración, no asistió.

“Cuando el Intendente quiere algo para Tandil, lo logra. Y esta es una de esas cosas”, sentenció, y sugirió acompañar el reclamo con los jefes comunales de las localidades por las que pasa el ramal suspendido.

En paralelo, el decreto que rubricó esta semana el presidente Mauricio Macri sumó más preocupación al escenario actual, y resaltó que al cerrarse un ramal la repercusión también alcanza a las antiguas instalaciones. “Una de las cosas que tiene que ver con el regreso del ferrocarril es evitar que sigan desmantelando las estaciones”, advirtió Cachela.ElEco.com (Nota enviada por nuestro colaborador señor Jorge Zatloukal)

3 comentarios:

  1. Dejen de llorar....Tandil sigue votando el cambio...a comerlaaaaaaa
    A la mayoria, le importa poco y nada el tren...

    ResponderEliminar
  2. No los entiendo a los tandilenses ... Celebran la llegada del primer tren hace más de un siglo, viven intimando al Estado Nacional porque no tienen servicio ferroviario, y viven queriendo sacar la estación para -supongo- algún proyecto inmobiliario privado, con la excusa de que los trenes les molestan.

    ResponderEliminar

Usted podrá dar su opinión libremente, pero aquellos comentarios que vengan con insultos, improperios, etc. y sin colocar nombre y apellido, nombre y/o pseudónimo no serán publicados.